Estas aquí =>

Atención padres, cuidado con el trastorno oposicionista desafiante de los niños

Cada vez son más los padres que acuden a las consultas de psicología en busca de una solución para el comportamiento desobediente de sus hijos. Sin embargo, en algunos casos no se trata de una desobediencia común sino que en la base de esa conducta se esconde un problema mayor: el trastorno oposicionista desafiante. Se trata de una alteración infantil muy frecuente.

Es muy común encontrar conductas desafiantes a lo largo del desarrollo de cualquier niño. No obstante, en ocasiones este comportamiento persiste durante más tiempo del habitual o se acentúa demasiado, hasta convertirse en un trastorno oposicionista desafiante.

Para explicar más acerca de este caso y desarrollar mejor el tema, nos contactamos con la licenciada en psicología Marta Trinidad, quien manifiesta que este problema se puede manifestar de diferentes maneras, desde una pasividad extrema hasta la hostilidad, las verbalizaciones negativas o la agresividad.

Trinidad mencionó que generalmente este trastorno comienza al rededor los 7-8 años de edad aproximadamente. Si los padres ven que los síntomas son difíciles de manejar y perduran en el tiempo deben acudir a los profesionales del área para evitar que este trastorno se perpetúe y que las consecuencias sean desfavorables para el desarrollo y la adaptabilidad del niño y la niña.

La licenciada recomienda estar en alerta ante los síntomas que pueden presentar sus hijos, que pueden ser considerados que comienzan con el trastorno; es por eso que cita algunas de ellas.

Con frecuencia se encoleriza o incurre en pataletas.
Con frecuencia discute con los adultos.
Con frecuencia desafía activamente o se niega a cumplir las reglas o instrucciones de los adultos.
Con frecuencia molesta deliberadamente a otras personas.
Con frecuencia culpa a los demás de sus errores.
Con frecuencia es susceptible o fácilmente molestado por otros.
Con frecuencia está enfadado o resentido.
Con frecuencia es rencoroso o vengativo.

La licenciada Marta, aclaró que así como las causas son multifactoriales, el tratamiento y manejo de los niños que sufren el mencionado trastorno, también es multidisciplinario. psicólogos, psicopedagogos, médicos clínicos y psiquiatras tenemos que partir de la base que para realizar un tratamiento a un niño, se trabaja primero y conjuntamente con ambos padres e inclusive con la familia extendida.

Sobre todo, mencionó que es necesario el entrenamiento de los padres y de los hijos en habilidades sociales y en el conocimiento del trastorno.

El trato de los padres, familia y docentes hacia el niño y la niña, deber ser paciente y comprensivo. Haciendo de ellos mismos un ejemplo a seguir. El ambiente debe brindarle al niño y la niña seguridad, bienestar y estabilidad. Con una rutina más o menos estable en el tiempo, indicó.

Dentro de las terapias, existen varias corrientes que tratan el Trastorno Negativista Desafiante, que los padres o encargados deberán elegir de acuerdo a la que le parezca más conveniente para su familia y situación.

Finalmente explicó que muchas veces el proceso terapéutico también es acompañado por una terapia farmacológico, que brinda un médico especialista en el tema.

Leer mas...

La importancia de los carbohidratos en la alimentación de tu hijo

Uno de los alimentos primordiales en la alimentación de los niños es el hidrato de carbono o carbohidrato. Una fuente de energía necesaria para el ritmo de vida de los más pequeños.

Pero no todos los hidratos de carbono son buenos, según explica la licenciada Lorena Chaves. Existen simples y complejos, y estos últimos son los que más se adecuan a las necesidades de los niños.

Los niños necesitan de los carbohidratos saludables en sus dietas para mantener la producción de energía y el crecimiento normal. El truco es alimentar a tu hijo con carbohidratos saludables en lugar de los dañinos, como refrescos y postres. Por supuesto, para que entiendas mejor te explicamos en esta entrevista con la especialista en nutrición.

¿A que llamamos Carbohidratos? 

Son compuestos orgánicos que se encuentran en los alimentos en forma de azúcares simples y de almidones, constituyen la mayor fuente de energía en la alimentación permitiendo al ser humano desarrollar todas sus actividades diarias.

¿Cómo se presenta los hidratos de carbono en la alimentación?

En la alimentación los hidratos de carbono se presentan como disacáridos (sacarosa, lactosa, maltosa) o polímeros de monosacáridos (glucosa, galactosa, fructosa). Los monosacáridos son componentes menores de la dieta normal

¿En qué alimentos encontramos los carbohidratos?

Los carbohidratos se encuentran principalmente en alimentos con almidón como granos, cereales, batatas, papas, frutas y lácteos. Otros alimentos como vegetales, nueces y semillas contienen carbohidratos pero en cantidades menores. También se encuentran en los productos que contienen azúcar en su composición como dulces, postres y gaseosas.

¿Cuáles son los carbohidratos que deben comer los niños? 

En los primeros 4 a 6 meses de vida es la lactosa, contenida en la leche materna, el único hidrato de carbono ingerido con la alimentación. Los hidratos de carbono simples, presentes en las frutas, son adecuados como primer elección de alimento, ya que la sacarasa (enzima que actúa en su digestión), también está presente desde el nacimiento. Sólo a partir del cuarto mes de vida el niño es capaz de digerir determinada cantidad de almidón (carbohidratos complejos).

¿Son muy importantes para los niños? 

Los hidratos de carbono son los nutrientes que aportan la mayor parte de la energía en la dieta del lactante. Los únicos tejidos que son dependientes exclusivamente de glucosa para su metabolismo son los glóbulos rojos y el sistema nervioso central. Los carbohidratos cumplen funciones energéticas, son el combustible del cerebro y del sistema nervioso, y responsables del ahorro de proteínas o la regulación de las grasas. Gracias a los hidratos de carbono los niños realizan sus funciones orgánicas, físicas y psicológicas.

¿Existe una cantidad necesaria para el consumo de los carbo, en la alimentación diaria del niño? 

Se debe aportar en la alimentación entre el 50% a 55% de las calorías totales como carbohidratos complejos.

¿Qué pasa cuando no se cubre este requerimiento? 

Su adecuado aporte evitará que se produzcan cuerpos cetónicos (compuestos químicos provenientes de la cetogénesis, donde las grasas de cuerpo son utilizadas como fuente de energía). Por otro lado, la ingesta elevada de carbohidratos se almacenará como glucógeno, en el músculo e hígado, o como triglicéridos, en el tejido adiposo.

¿Cómo puedo incorporar los carbohidratos en una dieta saludable?

Se incorporan a través de panificados integrales, frutas, vegetales, papa, batata, legumbres, arroz, harina de maíz, avena, fideo, leche, yogur, quesos. Si se trata del niño, tener en cuenta las edades en que deben ser integradas a la alimentación los almidones.

Diferencias entre hidratos de carbono simples y complejos 

Hidratos de Carbono simples: son aquellos azúcares simples que solo aportan calorías y casi nada de otros nutrientes. Se absorben rápidamente por el organismo, donde se obtiene energía en forma casi instantánea. Se encuentran en los dulces, el azúcar blanco, el azúcar moreno las mieles, la fruta y la leche.

Hidratos de Carbono complejos: son aquellos que en el organismo se desdoblan lentamente en
forma de azúcar para ser digerido, por lo que actúan en forma de energía de reserva para el organismo. Se encuentran principalmente en ciertas verduras (remolacha, poroto manteca, arvejas y porotos frescos), legumbres secas (lentejas, garbanzos, soja, porotos), tubérculos (mandioca, papa, batata), cereales (trigo, maíz, arroz, avena, centeno, cebada), así como en sus derivados (harina, almidón, fideos y panificados).

¿Qué frutas contienen carbohidratos? 

Todas las frutas contienen carbohidratos en forma de fibra y fructosa.

¿Qué es la fibra alimentaria?

La fibra alimentaria es la parte comestible de las frutas, verduras, legumbres y cereales que nuestro intestino delgado es incapaz de digerir y absorber, porque no cuenta con las enzimas necesarias para procesarla. Incluye hidratos de carbono no digeribles, lignina y otras sustancias.

¿Cuánta fibra se recomienda en los niños? 

El aporte aumentado de fibra en la dieta de niños menores de 2 años interviene en la correcta absorción de ciertos minerales como el calcio, hierro y zinc. Por lo tanto, se recomienda menos de 1 gramo por 100 gramos de alimento. La recomendación de fibra dietética a partir de los 2 años de edad es de 5 gr/kg/día, sin sobrepasar los 25 gr/día

 

 

 

Leer mas...

¿Tu hijo no quiere comer verduras? ¡Cambia de estrategia!

Si tienes chicos cerca sabrás que a muchos de ellos es casi imposible darles verdura, y esto es algo que suele preocupar bastante a los padres y todos sabemos lo importante que es la verdura en la alimentación, y que es importante que a los niños desde pequeños se les acostumbre a comer de forma saludable.

Sin embargo, a la mayoría de los niños les causa bastante rechazo la verdura, por lo que los padres se desesperan, piensan que sus hijos no comen de forma adecuada y que jamás les van a gustar las verduras, llegando a recurrir a chantajes “o te comes las espinacas o no juegas”, ¿te suena?.

Si es tu caso, no te desesperes. Aunque no lo creas, es normal que los niños rechacen las verduras, como explica en esta nota la licenciada Adriana Vargas y asegura que hay formas de conseguir que esto cambie, así que paciencia.

La licenciada explicó que existe una etapa propia de los niños, a partir que empiezan a adquirir mayor autonomía e inician con el rechazo de los alimentos nuevos, como el rechazo de frutas y verduras, al que se le denomina neofobia.

Esta etapa se puede superar en la medida en que los adultos tengan constancia, insistir en la prueba de alimentos, “no porque una vez nuestros hijos no comieron quiere decir que no le gusta ”, el secreto esta en la insistencia y sobre todo ser ejemplos a la hora de consumir frutas y verduras, dijo la nutricionista.

¿Que se puede hacer para que los niños consuman las frutas y verduras?

Lo que sugiero para que puedan consumir estos alimentos, o para que aprendan es la repetición, presentarles una y otra vez esa comida, ya que esta comprobado que los niños necesitan probar entre 15 a 90 veces para que les empiece a agradar un nuevo sabor, por lo cual requiere de mucha paciencia por parte de los adultos. En este caso, como estrategia podríamos usar alimentos que a ellos les guste como un vehículo a consumir las verduras,  por ejemplo usar queso, fideos y añadir las verduras entre ellos.

Es importante no ocultar las verduras en las preparaciones, triturándolas o licuandolas para que el niño no las vea o añadiendo productos que enmascaren su sabor. Si preparas un potaje con verduras no se las tritures o machaques para que no las vea y se las coma, presentale tal y como es, y que él decida si se las come o las deja. Si las deja, ya buscaremos otra forma de que las coma.

 

¿Que daño puede causar el bajo consumo de frutas y verduras?

Los problemas que puede causar el bajo consumo de frutas y verduras es estreñimiento, falta de vitaminas y minerales, falta de fibras ademas de enfermedades como la diabetes.

¿Existe una cantidad establecida para el consumo de las mismas por día?

Hay una campaña que se llama “5 al día ” que promueve el consumo de 2 a 3 frutas y 2 porciones de verduras diariamente. Y esa seria la cantidad necesaria que debe consumir un niño por día.

Otras alternativas y estrategias para el consumo de frutas y verduras:

Los jugos no reemplazan a las frutas y las verduras, la idea es que el consumo de estos alimentos sean ingeridos enteras y la bebida principal siempre debe ser el agua, indicó La licenciada Vargas.

Otro consejo es que debes intentar presentarle las verduras de forma divertida, e incluirlas en platos que les gusten, como un plato de pasta con verduras, una pizza casera con muchas verduras, hacerles dibujitos y formas con ellas, eso le abrirá los ojos y por ende el apetito, por los colores.

No hay que obligar a los niños a comer, ni verduras ni nada, se debe respetar su decisión y sus sensaciones de hambre y saciedad, y si se niegan a comer verdura hay que buscar alternativas y formas para que las tomen, pero nunca obligarles a comerlas por la fuerza.

Aunque su actitud de rechazo puede perturbar la comida y resultar verdaderamente molesto, sin contar con la impresión de tener que ceder ante el poder del niño, no vale la pena enojarse ante un hijo inapetente. Su salud es importante, sin embargo, en este caso esta no debe ser la fuente principal de nuestra preocupación, sino las causas de esa actitud frente a la comida.

Leer mas...

«Método de la No Dieta»: comer de todo, pero con 5 reglas

La calidad y cantidad de nutrientes que se incorporan al organismo no son los únicos factores para determinar el éxito o no de una dieta. ¿Se puede bajar de peso sin renunciar a ningún alimento?.

«El ‘Método de la No Dieta’ nace del fracaso de las dietas. Está comprobado científicamente que las dietas que prohíben todo, no funcionan. Nace así, entendiendo que es posible tener un cuerpo sano y cómodo sin renunciar a los alimentos.

¿Quiere decir que una persona va a comer de todo? Sí, pero no que se va a comer todo», nos explica la licenciada en nutrición Angie Paiva, especialista en Obesidad y TCA, quien enumeró cinco reglas para poner en práctica este hábito.

La no dieta es un tipo de abordaje para el tratamiento de la obesidad que en  lugar de enfocarse en indicaciones (dietas, restricion de calorias, prohibidos y permitidos) se centra en el cambio de hábitos del paciente, aclara la licenciada Paiva.

La nutricionista comentó que es un método que nació en Argentina, de la mano de la doctora Mónica Katz como consecuencia al fracaso de las dietas en el mundo. Sabemos que las dietas nacen en la década de los 80 como estrategia para combatir al sobrepeso y que paradojicamente la obesidad crece a pasos agigantados.

Claramente las dietas no han sido una solución para epidemia de la sobrealimentación e incluso, pueden ser las culpables del incremento de peso; al dejarlas, en general, se gana más peso del que se perdió, manifestó.

¿Como funciona?

Con el Método No Dieta ayudamos a los pacientes a tomar conciencia de sus errores para poder cambiarlos de forma definitiva. Queremos que baje, pero para siempre, disfrutando de la libertad de elegir lo que le gusta sin restricciones.

Con los pacientes siempre abordamos las tres dimensiones de la salud de una persona:

  • La alimentación sana, completa, rica y equilibrada.
  • El movimiento diario, el ejercicio que disfrute para que pueda sostenerlo.
  • Las emociones y la comida, liberarse de la ansiedad de comer sin hambre.

¿En cuanto tiempo la persona ve los resultados?

Todo depende del tiempo que le tome incorporar los cambios. Pueden ser 3 o 6 meses, lo importante es que cambie y que sea de forma definitiva. No tiene sentido que baje de peso en un mes o en quince días sin haber cambiado hábitos, lo más probable es que vuelva a recuperar el peso perdido con la misma velocidad.

Entonces, ¿se puede bajar de peso, sin renunciar absolutamente a ningún alimento?

Así es, sólo basta conocer la porción ideal y el contexto para consumirlo, donde pueda controlarse, sin excederse. Se puede alcanzar un peso sano comiendo de todo, pero la ración justa.

¿Cuales son las principales reglas del método?

Son 5 reglas:

Entorno saludable en casa: donde el paciente evita comprar y almacenar alimentos tentadores o picoteables; cocina lo justo, planifica su semana.

Cuatro comidas al día: las más importantes el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Le enseñamos a comer con registro de hambre, nunca comer por comer. Tampoco es necesario hacer 6 comidas al día, cada 3 horas, porque eso lo hace picotear.

Un solo plato: siempre, mitad verduras, mitad comida. Sin repetir.

Carbohidratos: entre el almuerzo y la cena, una sola vez.  Donde le enseñamos a administrar las porciones priorizando proteínas en una comida y carbohidratos en la otra

Un dulce al día, todos los días: algo pequeño, no mayor a 120 calorías. Una pequeña dosis de placer para avanzar con el plan saludable.

¿Cuales son los alimentos que más se consumen en este plan?

No hay ninguno que se consuma en mayor cantidad, si no, sería una dieta. Son conocidas las dietas altas en proteínas (carnes) otras altas en frutas y verduras pero bajas en carbohidratos (harinas).  Sabemos que el exceso de un tipo de alimento y la restricción o disminución de otros, las hace desequilibradas e incompletas, es por eso que nosotros creemos en la alimentación total y completa, de todo, en la ración justa.

¿Quiénes pueden acudir a este método?

Todos aquellos que quieran lograr un cambio definitivo, quienes quieran liberarse de las dietas y alcanzar un peso saludable sin renunciar al placer de comer lo que le gusta.

¿Qué beneficios para la salud se consigue?

No sólo alcanzamos un peso sano, con ello mejora el control frente a la comida y se disfruta de elegir sin excesos, mejora también la relación con la comida, disminuye la ansiedad y el comer emocional.

Por otro lado, se normalizan los valores de laboratorio (colesterol, trigliceridos, glicemia). Se logra un equilibrio entre la alimentacion, el movimiento diario y emociones.

¿Qué es lo mas importante que se debe tener claro con este método?

Que el éxito se construye de forma progresiva y que la constancia es la base de todo cambio.

Para conocer mas acerca de este metodo, puede contactar con la licenciada Angie Paiva, en el Centro de Nutrición L´Equilibre  o a los números (021)662.008 – (0991 )469990.

 

Leer mas...

Todo lo que debes saber de alimentación antes y durante el embarazo

Si estás programando quedarte embarazada, debes prestar un especial cuidado a tu alimentación. La etapa de la pre concepción es muy importante, y sirve para prepararte para concebir a tu futuro bebé en las mejores condiciones posibles. Por eso, además de llevar una vida activa y saludable, libre de hábitos nocivos, como el tabaco y el alcohol, es fundamental que cuides tu alimentación más que nunca.

¿Sabías que el tipo de alimentación, tus condiciones de salud y de peso, tus hábitos y factores externos, como la contaminación, pueden influir notablemente en tus posibilidades de concebir un hijo? ¿Sabías que, incluso, existe un menú ideal, con unos alimentos concretos, para favorecer la concepción de un niño o una niña?.

Entrevistamos a la Licenciada en nutrición Ingrid Poka, quien en exclusiva en esta nota te explica lo qué debes comer, y qué evitar, para que tu sueño de quedar embarazada se cumpla lo antes posible. Una orientación acerca de las vitaminas y los minerales que no deben faltar en tu dieta diaria, con el fin de evitar las posibles carencias que pueden obstaculizar la concepción, y que también serán muy importantes durante las primeras etapas de la gestación.

¿Que alimentación es la que debe tener la mujer antes del embarazo?

Si una mujer desea embarazarse debe consumir todos los nutrientes esenciales como carbohidratos (frutas, verduras ) proteínas (carnes magras del reino animal) grasas saludables (del reino vegetal), para estar bien nutrida al momento de concebir y así poseer todos los nutrientes que el bebé necesitará al momento de quedar embarazada.

¿Alimentación balanceada y el embarazo van de la mano?

Hay que tener en cuenta que no es conveniente hacer dieta durante el embarazo para reducir esos kilos de más, ya que el organismo, al adelgazar, produce unas sustancias denominadas cuerpos cetónicos, que atraviesan la placenta y afectan el desarrollo normal del bebé. En los nueve meses de gestación es vital la ganancia de peso para permitir el óptimo crecimiento del feto, obviamente, en la proporción adecuada.

¿Que vitamina se recomienda consumir?

Lo ideal es que las mujeres embarazadas tomen durante la dulce espera suplementos vitamínicos como el hierro, ácido fólico y yodo, y que incrementen la ingesta de otros nutrientes importantes como el calcio, el zinc y las vitaminas A, C y D, que normalmente no se obtienen en suficientes cantidades mediante una dieta habitual.

¿Porque es tan importante el ácido fólico antes y durante de la gestación ?

El ácido fólico, también conocido como folato o folacina, es una de las vitaminas del grupo B. Es importante durante el embarazo porque ayuda a prevenir los defectos congénitos relacionados con el cerebro y la médula espinal.

Se recomienda que toda mujer que planee quedar embarazada tome un suplemento vitamínico diario que contenga 400 microgramos de ácido fólico. Una vez que la mujer sepa que esta embarazada es recomendable que aumente la cantidad de ácido fólico a 600 mcg diarios. Pero además de tomar el suplemento, es importante que la alimentación contenga muchos alimentos ricos en folatos, como cereales, arroz y pastas fortificados con ácido fólico, tortillas de grano integral, lentejas, frijoles, brócoli, espinacas, espárragos, jugo de pomelo y  de piña, entre otros alimentos.

¿Existe un peso ideal para llegar a la concepción?

El peso ideal para quedar embarazada no existe. Ya que cada mujer es un mundo, no se puede definir un peso estándar para todas. Sin embargo, sí se recomienda tener un indice de masa corporal que caiga dentro del rango de lo “normal”, es decir no presentar sobrepeso, ni peso bajo. Esto es importante ya que ayudará a no tener complicaciones durante el embarazo.

¿Que alimentos se deberían consumir luego de que el resultado dio positivo?

Al enterarte del embarazo lo ideal es tratar de hacer una dieta sana para ayudarle a desarrollarse bien al bebé. Puede que de momento no se tenga mucho apetito, sobre todo si han estado padeciendo las náuseas típicas del embarazo. En ese caso, es aún más importante que lo poco que coma sea lo más sano posible. Una alimentación saludable no sólo le brindará más energía, sino que le aportará al bebé los nutrientes que necesita. Algo que ayuda a combatir las náuseas y el cansancio son las comidas ligeras y frecuentes, así como beber líquidos a menudo. Y aunque hayan escuchado que se debe de comer por dos, no quiere decir que tiene que comer el doble. De hecho, durante el primer trimestre no se necesita aumentar el consumo de calorías.

¿Que alimentos se deben evitar antes y durante el embarazo?

Lo más importante es no añadir demasiada sal a los alimentos a la hora de cocinarlos. Cocinar a la plancha es una de las formas más saludables de preparar los alimentos, especialmente para carnes y verduras pues conservan sus valores nutricionales sin necesidad de aceites añadidos. Igual que al vapor, ideal para pescados y verduras.

Cuando se cocine al horno hay que controlar la cantidad de aceite y grasas que se añadan al alimento. Las frituras conviene restringirlas a una vez por semana y siempre en aceite de oliva.

Evitar la carne de caza porque es muy difícil de digerir y produce muchos desechos metabólicos.

Reducir el consumo de dulces, refrescos, golosinas, bollería y grasa. Su consumo debe ser esporádico. También reducir el consumo de café e infusiones.

Eliminar el consumo de alcohol de la dieta de la embarazada.

¿Que cuidados debe tener la madre para no padecer diabetes gestacional?

Tener una alimentación adecuada. Mantener una dieta balanceada es muy importante para la salud, tanto de la madre como del feto. La nutrición debe depender del peso, altura, y actividad de la gestante. Los alimentos deben ser variados y adaptados para cada embarazo. Una dieta equilibrada representa la mejor ayuda para prevenir esta enfermedad.

Recomendaciones

Hacer ejercicios, tener una rutina diaria moderada ayudará a la madre a controlar el peso. Además, aumentará su energía y disminuirá los molestos dolores de espalda. Una alternativa es caminar, nadar o hacer yoga durante 30 minutos.

Ir al doctor. Tener un control  antes y durante el embarazo es muy importante, allí podrás consultar todas las inquietudes. Dependiendo de cómo resulten las cosas, el doctor practicará pruebas para seguir los niveles de la glucemia en la sangre y la glucosa.

 

 

 

 

 

Leer mas...

Lactancia Materna: la alimentación del niño luego de los 6 meses

Dar el pecho o amamantar a un bebé siempre despierta ciertas dudas y preguntas a las madres, que van encontrando sus respuestas según vayan conociendo más a su bebé, pero la incertidumbre surge cuando el niño debe recibir otro tipo de alimentación.

¿Hasta cuándo dar el pecho o amamantar al bebé? ¿Cuándo ha de iniciarse la alimentación complementaria? Son tantas las dudas que en unas ocasiones las resuelven el sentido común de cada madre, o los consejos de la abuela. En esta ocasión te presentamos una guía acerca del cambio que se somete el niño en cuanto a la alimentación.

Durante los primeros 6 meses de vida del bebé, la alimentación ideal es la leche materna en forma exclusiva, es decir pecho y solamente pecho. Al llegar a los 6 meses, se iniciará la introducción de las primeras papillas.

Para informarnos mas acerca de este tema, nos pusimos en comunicación con la Licenciada en nutrición Lorena Chaves, quien dio algunos consejos y recomendaciones para las madres que deben iniciar un cambio en la alimentación del niño.

 

 

 

¿Como mínimo hasta los cuántos meses debería mamar el recién nacido?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de nacido, cumplido ese plazo, el/la bebé puede ser destetado. La lactancia materna puede extenderse hasta los 2 años de nacido.

¿Cuáles son los métodos para un destete adecuado?

No existe un método que pudiera considerarse correcto o incorrecto para el destete; se recomienda cumplir con la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, a partir de ahí, comenzar con la introducción de alimentos complementarios y seguir con la lactancia hasta los 9 meses idealmente, pudiendo extenderse hasta los 2 años, todo depende de la voluntad de la madre, y del interés del bebé, que puede disminuir a medida que adquiera más autonomía.

¿Qué hacer cuando la lactancia debe ser interrumpida?

En estos casos se encuentra disponible en el mercado una amplia variedad de fórmulas lácteas denominadas maternizadas, debido a que son elaboradas respondiendo a una composición de nutrientes semejantes a la leche humana. Este tipo de fórmulas constituye la alternativa de elección para reemplazar la lactancia materna.

¿Por qué no debe administrarse agua al bebé con lactancia exclusiva hasta los 6 meses, incluso en países con mucho calor como el nuestro?

La leche materna tiene más de 80% de agua, especialmente la primera leche que el bebé consume en cada mamada. Por tanto, si la madre siente que su bebé está sediento, ella debe amamantarlo para así calmar la sed. Los bebés no necesitan agua adicional, ni siquiera en climas calientes. Esta es una de las razones por las que la OMS recomienda que niños y niñas reciban lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida.

¿Cuáles son las sustancias que alteran la leche materna y pueden provocar
cólicos en el bebé?

Algunos alimentos de la dieta materna han sido relacionados con este síntoma, especialmente cebolla, repollo, brócoli, coliflor, leche de vaca, chocolate, cítricos, por lo que se recomienda eliminarlos de la dieta, cuando los cólicos en el bebé están presentes.

¿Qué alimentos aumentan la producción de leche materna?

Ningún tipo de alimento aumenta la producción de leche materna. Esta depende exclusivamente de la voluntad de la madre, del reflejo de succión del bebé que estimula la producción de leche y del consumo adecuado de líquidos.
Se aconseja tomar 800 ml extra de 2 a 3 litros de líquidos aconsejados durante esta etapa, idealmente de agua mineral antes durante y después de dar de mamar.

¿Qué consecuencias tiene la lactancia materna para la salud de la madre?

La lactancia materna favorece la salud de la madre en el periodo inmediatamente posterior al parto, porque ayuda a que el útero se contraiga más rápidamente, y así reduce las pérdidas de sangre. En el corto plazo, la lactancia materna retrasa el retorno de la fertilidad, mientras que a largo plazo disminuye los riesgos de contraer cáncer de mamas, de útero y de ovario. Una vez que la lactancia se ha establecido, las mujeres con frecuencia se sienten muy bien anímicamente, ya que tienen mayores niveles de prolactina (una hormona relajante) y de oxitocina (hormona que estimula la subida de la leche e induce efectos anti-estrés). También la lactancia ayuda a estilizar la silueta (utilizando la grasa de reserva posparto para producir leche) y lo más importante es que favorece el vínculo madre-hijo.

¿Cuáles son las recomendaciones para la primera comida del bebé?

La OMS recomienda que los lactantes empiecen a recibir alimentos complementarios a los 6 meses, primero unas dos o tres veces al día entre los 6 y los 8 meses, y después, entre los 9 a 11 meses y los 12 a 24 meses, unas tres o cuatro veces al día, añadiéndoles aperitivos nutritivos una o dos veces al día, según se desee. Los alimentos deben incorporarse en forma gradual, en primera instancia se sugieren los cereales sin gluten (evitar el trigo y sus derivados), luego las verduras y frutas seguidas por las carnes y por último los huevos. Es deseable que se continúe con la lactancia durante la incorporación de alimentos sólidos, al menos hasta los 9 meses de edad.

¿Que alimentos son necesarios para después de la lactancia materna?

Como se indica en las Guías Alimentarias del Paraguay para Niñas y Niños menores de 2 años, en el libro parte 2, este proceso de consumir alimentos  distintos de la leche materna se conoce como alimentación complementaria. En
esta etapa los bebés deben comenzar comiendo alimentos de los distintos grupos que conocemos. De los vegetales y tubérculos se incluyen la papa, mandioca, zapallo, batata, espinaca, acelga y zanahoria. Entre los cereales se incluyen arroz, harina de maíz y fécula de maíz (maicena) y se recomienda comenzar con el trigo y sus derivados (harina) a partir de los 8 meses. Entre las frutas se recomienda banana, aguacate, manzana y pera y entre las carnes la vacuna y la de pollo. Aceite vegetal de maíz, soja y girasol. No olvidar incluir sal yodada en pequeña cantidad en las comidas.

¿Recibirá igual el bebé los nutrientes que necesita?

Se estima que a los 6 meses el niño presenta una capacidad similar a la del adulto para digerir y absorber los nutrientes, por lo tanto obtendrá los necesarios mediante una buena alimentación complementaria.

¿Se puede dar leche de vaca al bebé como sustituto de la leche materna?

Durante el primer año de vida del bebé se desaconseja la utilización de la leche de vaca para la alimentación del lactante. Su consumo está asociado a pérdida de pequeñas cantidades de sangre en las heces debido a que el intestino aún no se encuentra preparado para digerir la proteína de la leche.

Leer mas...