Estas aquí =>

Amotinamiento en cárcel de Brasil deja 15 reos muertos

Los presos de la penitenciaría Anisio Jobim, en la ciudad de Manaos, norte de Brasil, fueron ahogados hasta la muerte o apuñalados con cepillos de dientes. Dos años atrás, un levantamiento dejó 56 muertos en el mismo centro penitenciario.

Un enfrentamiento entre reclusos en una cárcel en el estado Amazonas, norte de Brasil, dejó este domingo un saldo de 15 muertos, informó la autoridad penitenciaria regional.

La pelea se produjo en dos pabellones a las 11:00 locales (10:00 de Paraguay), durante el horario de visitas, en el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj), a 28 kilómetros de Manaos, capital de Amazonas, según el detalle de la Secretaría del Estado de Administración Penitenciaria de la región.

En enero del 2017, esta prisión fue escenario de una rebelión que se extendió por casi 20 horas y dejó 56 muertos, una de las mayores masacres del sistema penitenciario de Brasil.

Fue una pelea entre los reclusos. Nunca se habían registrado muertes durante las visitas. Fue la primera vez que ocurrió, es algo poco común. Algunos murieron dentro de la celda con las rejas cerradas, dijo en una rueda de prensa el coronel Marcos Vinicius Almeida, titular del despacho regional.

Algunas muertes ocurrieron por asfixia y otras por perforaciones con el uso de estoque como cepillo de dientes, señaló Almeida. El titular del despacho agregó que la situación fue controlada por efectivos de seguridad en cuarenta minutos, y que no se produjeron fugas, toma de rehenes ni efectivos heridos o muertos.

Almeida aclaró que fue abierta una investigación para determinar las causas de la pelea y anticipó que como el estado no reconoce el concepto de facciones, el caso está siendo tratado como un enfrentamiento entre internos.

Sin embargo, el secretario de Seguridad Pública de Amazonas, Louismar Bonates, aclaró, citado por el diario Folha de Sao Paulo, que hubo en enfrentamiento entre dos grupos organizados dentro del presidio, que tienen conflictos, y aprovecharon el momento de las visitas de familiares para realizar esta acción.

El coronel Almeida destacó que las autoridades reaccionaron en minutos, lo que impidió una tragedia mayor. Brasil suma la tercera mayor población carcelaria del mundo con 726.712 presos (en 2016), que generalmente viven en condiciones de hacinamiento sórdido y bajo el mando de facciones que se disputan el control del tráfico de drogas y se libran a frecuentes y sangrientos ajustes de cuentas.

Leer mas...

Las reclusas del Buen Pastor en su mayoría son madres

Desde el pasado viernes, la Penitenciaría del Buen Pastor se encuentra realizando distintas actividades en el marco del Día de las Madres. Todos lo pabellones presentaron obras artísticas como teatro, músicas, poemas e incluso hubo elección de reinas.

Un total de 513 mujeres se encuentran privadas de su libertad en el Buen Pastor y en su mayoría son madres. Asimismo, gran parte de dichas internas están allí por ir en contra de la Ley 1340, que hace referencia al tráfico ilícito de estupefacientes y drogas peligrosas.

De 513 reclusas, 180 son las cumplen condenas y las otras están procesadas en las espera de juicios orales y audiencias preliminares, correspondientes. Asimismo, la directora sostuvo que actualmente, existe una superpoblación de 200 personas dentro de la penitenciaría.

Las reclusas cuentan con talleres de teatro, de canto manualidades, entre otras actividades. Mediante la Fundación Princesa Diana de Wurttemberg y el SNPP, ellas están en constante capacitación.

El Ministerio de Educación provee de dos centros, uno de educación primaria y otra de secundaria. También hay dos facultades dentro de la cárcel, una de Derecho y otra de Sicología.

Las reclusas reciben visitas los días martes, jueves, sábados y domingos, siendo esté último el día que más personas ingresan de visita al Buen Pastor.

Leer mas...

Dos futbolistas rusos fueron condenados a prisión por «Hooliganismo»

Los futbolistas rusos Pavel Mamaev y Alexander Kokorin, quienes representaron a su país en más de una ocasión, fueron juzgados por las agresiones cometidas bajo los efectos del alcohol cuando se encontraban en un bar de Moscú en octubre del año pasado.

Ambos jugadores fueron condenados a más de un año de prisión, al ser declarados culpables por la Justicia local de «golpes y lesiones», y de «hooliganismo» tras un proceso celebrado en el tribunal Presnenski de la capital rusa.

Mamaev fue condenado a 17 meses de cárcel y Kokorin a 18. Otros dos acusados fueron el hermano pequeño de Kokorin y un antiguo futbolista profesional, quienes recibieron sanciones similares.

El volante del Krasnodar y el delantero del Zenit de San Petersburgo se encuentran encarcelados desde entonces en la prisión moscovita de Butyrka. En abril comenzó el juicio por este caso, que provocó un enorme escándalo en el país, sobre todo porque ambos jugadores ya habían protagonizado hechos similares en 2016, cuando Mamaev y Kokorin celebraron una velada con mucho alcohol en Mónaco, unos días después de la eliminación de Rusia en la Eurocopa 2016, lo que les costó una suspensión.

Tras destaparse el escándalo, se difundieron imágenes del primer incidente que se le atribuye a los jugadores que actualmente se encuentran en prisión.
El material audiovisual difundido por REN TV, muestra a varias personas participando de una golpiza a un hombre que fue identificado como el chófer de la famosa presentadora de televisión Olga Ushakova. La cronista fue quien acudió a la policía, diciendo que golpearon a su conductor, rompieron el vidrio y dañaron la puerta trasera de su coche.

En las imágenes se ve cómo varios jóvenes rodearon al hombre llamado Ushakova Solovchuk y después se abalanzaron sobre él para agredirlo de forma salvaje. Es imposible identificar completamente a los participantes de la pelea en las imágenes, pero a juzgar por la ropa, y por la información que circuló en los medios locales, serían Kokorin y Mamaev.

Leer mas...

Desde hoy se multará a personas por hacer bromas al 911

Desde hoy, todas aquellas personas que llamen al Sistema 911 con otros fines que no sea reportar una emergencia serán sancionadas con multas o hasta pagar con la prisión.  

Según informes del 911, en promedio, solo el 10% de las llamadas que se reciben en la central son de emergencia; el resto bromas, personas haciendo burlas. Por ello se firmó un convenio interinstitucional entre el Sistema 911, el Ministerio del Interior y la Conatel para identificar y sancionar a los infractores desde hoy.

“Se mantienen llamadas de no emergencia, niños que llaman y cuentan chistes o mantienen ocupadas las líneas. Quieren usar como el 112 para preguntar números de teléfono”, dijo la comisaria principal María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

Según la Ley N° 4.739, que “Crea el Sistema 911 de Atención, despacho y seguimiento de comunicaciones de emergencias”, establece sanciones que van desde multas hasta cinco años de cárcel.

Según los últimos datos, solamente el domingo se registraron 4.516 llamadas al 911, de las cuales 3.349 fueron de no emergencia y solamente 1.167 fueron emergencias reales.

Con la firma del convenio se estableció que si se hacen tres llamadas que no sean de emergencia desde un mismo número, el titular de la línea recibirá una notificación en la que se advierte que si vuelve a incurrir en la falta será pasible de un proceso, ya que el hecho será comunicado al Ministerio Público.

Leer mas...

Contarían con dinero presupuestado para construir cárceles

Unos 18 millones de dólares (110.000 millones de guaraníes) estarían presupuestados para la construcción de cuatro nuevas penitenciarías, según informó en rueda de prensa el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos. La cartera de Justicia trabaja con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que gestiona esos 18 millones, para hacer el llamado a concurso para las empresas constructoras en ocho o diez días.

El Gobierno plantea la construcción de dos nuevas cárceles en Emboscada, donde el actual penal está saturado, además en Minga Guazú, en Alto Paraná, y otra en Itauguá, a 30 kilómetros de la capital.

Ríos descartó la instalación de una prisión en la zona del Chaco, por los gastos que implicaría desplazar y mantener personal policial fuertemente armado hasta esa zona.

La mejora de las instalaciones penitenciarias se enmarca dentro de las medidas para reformar y transformar el sistema penitenciario, como apuntó Ríos.

El Gobierno paraguayo decretó a finales de septiembre el estado de emergencia en las cárceles del país debido al estado de sus infraestructuras físicas y autorizó la agilización de los plazos para efectuar mejoras en los edificios.

La población reclusa del país supera los 14.000 internos, a pesar de que las cárceles paraguayas apenas tienen capacidad para unas 9.000 personas, lo que provoca una situación de hacinamiento en los centros penitenciarios.

Leer mas...

Condenan 12 años de cárcel a policía que disparó al diputado Acosta

El Tribunal de Sentencia, por unanimidad, resolvió esta mañana condenar a 12 años de cárcel al policía Benito Sanabria, por ejecutar un disparo en el rostro del diputado Édgar Acosta. El hecho ocurrió durante las manifestaciones del 31 de marzo del 2017, en las inmediaciones del Congreso Nacional. 

Durante la realización del juicio oral y público que enfrentaba el uniformado, la fiscal Silvia Cabrera solicitó a los magistrados la pena máxima de 15 años de cárcel, argumentando que el disparo afectó tanto física como psicológicamente al legislador.

Por su parte, la defensa legal del policía procesado solicitó al tribunal la absolución de su cliente, alegando que la Fiscalía no logró demostrar efectivamente si fue el quien disparó contra el rostro del parlamentario Acosta.

El representante de Sanabria argumentó que las 11 intervenciones a las que se sometió Acosta para recuperar su rostro no fueron probadas en el juicio oral ya que no hubo un comprobante, ni certificado médico presentado en el proceso.

Sin embargo, luego de deliberar, los jueces Arnaldo Fleitas, Elsa García y Olga Ruiz decidieron condenar a Sanabria tras hallarlo culpable del hecho punible de lesión corporal en el ejercicio de funciones públicas.

 

Leer mas...

Cuñado del rey de España entró a la cárcel por corrupción

El marido de la infanta Cristina de Borbón, hermana de Felipe, Iñaki Urdangarin, ingresó hoy por la mañana, en la cárcel de la localidad de Brieva, a 108 kilómetros al norte del Madrid, sobre las 08H00 de la mañana.

El mismo había sido condenado recientemente a 5 años y 10 meses de cárcel por un caso de corrupción, e ingresó este lunes de mañana en prisión, indicó a AFP una fuente de la administración penitenciaria.

La cárcel de Brieva es una cárcel de mujeres con un módulo reservado a hombres. El centro penitenciario tiene capacidad para 162 presos.

El martes pasado, Urdangarin fue condenado en segunda instancia por el Tribunal Supremo, en un caso que estalló en 2010, en plena crisis económica en España, y perjudicó gravemente la imagen de la monarquía.

Su ingreso en la cárcel coincide con el viaje de Felipe VI y su esposa la reina Letizia a Estados Unidos, donde este martes serán recibidos en Washington por el presidente Donald Trump.

Urdangarin, yerno del anterior monarca Juan Carlos I (1975-2014), había sido condenado en primera instancia en febrero de 2017 a 6 años y 3 meses de prisión, además de una multa de 512.000 euros, por hechos ocurridos entre 2004 y 2006 en las islas Baleares.

En esos años, malversó en beneficio propio junto a su socio el empresario Diego Torres varios millones de euros donados por organismos públicos al Instituto Nóos, un ente sin ánimo de lucro que él presidía.

A su vez, la infanta Cristina se convirtió durante el juicio en el primer miembro de la actual familia real en sentarse en el banquillo de los acusados, aunque fue absuelta.

No obstante, el Tribunal Supremo confirmó su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido, y le impuso una multa de 136.950 euros (inferior a los 265.000 euros dictados en primera instancia), una suma que de todas maneras la infanta ya restituyó.

Por todo este escándalo, el rey Felipe alejó a Urdangarin y a su hermana Cristina de los actos oficiales de la Casa Real y los despojó del título de duques de Palma de Mallorca.

Leer mas...

Una barbaridad: Por caso de homonimia, un hombre estuvo preso 10 años

Un hombre de humildes orígenes, hace 10 años está privado de su libertad, por la única culpa de llamarse igual que un homicida, que por cierto nunca fue atrapado ni mucho menos inculpado.

Se trata de Julio César Franco Morel, quien fue condenado a 13 años de cárcel por homicidio, de los que ya ha cumplido 10 años.

Comentó que a lo largo de estos 10 años, ninguno de los abogados hizo nada al respecto de demostrar su inocencia, ya que ello resultaba relativamente fácil, pues sus huellas digitales obviamente, difieren totalmente de las del asesino.

 “Mucho se jugó conmigo, me rompieron todo aquí en la cárcel. Yo vi homicidios aquí, pasé muchas cosas malas, pero tuve que aguantar, callar para que no me maten porque iban a decir que fui el delator. Yo solo necesito mi libertad porque mi madre es de la tercera edad y papá está en sillas de ruedas. No tengo cómo demandar a nadie”, relató tristemente el hombre.

La tremenda injusticia fue descubierta hace poco, cuando la Fiscalía de Derechos Humanos descubrió que el ciudadano fue condenado por un caso de homonimia.

Cuando se realizó el trámite para que el mismo obtenga su cédula de identidad, se pudo constatar que el sujeto en cuestión nunca con la cédula de identidad con anterioridad. Asimismo, también se pudo corroborar que sus huellas dactilares no coincidían con el expediente donde figuraba su caso. Con esto quedó demostrado que en realidad el autor del crimen fue una persona que posee el mismo nombre y apellido de Julio César Franco Morel.

El pobre hombre relató que siempre afirmó a los policías que era inocente, pero ellos hicieron caso omiso de sus explicaciones.

La policía lo detuvo estando su chacra trabajando y que incluso le dispararon dos veces para aprehenderlo. Posteriormente, según su versión, los agentes le amenazaron y obligaron que admitiera que era él el responsable del homicidio que estaba en investigación.

Leer mas...

68 quemados en calabozos de Venezuela

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó la noche de este miércoles que 68 personas murieron en un «presunto incendio» en los calabozos de una estación de policía de la ciudad de Valencia, en el estado Carabobo.

«En las indagaciones preliminares los resultados arrojan el fallecimiento de 66 hombres y dos mujeres que se encontraban en calidad de visitantes», escribió Saab en su cuenta de Twitter horas después de los incidentes.

«Estamos determinando con exactitud la cantidad de fallecidos», había dicho anteriormente durante una conferencia de prensa el secretario general del gobierno de Carabobo, Jesús Santander.

«Se está realizando un proceso de valoración, investigación y determinación de las víctimas. No presentaremos cifras oficiales por respeto a los familiares de quienes estuvieron inmersos en esta situación irregular», señaló Santander.

Medios locales estimaron que la cifra de fallecidos podría ser más alta y que la mayor parte de las víctimas murió por asfixia. Desde Caracas, a unas dos horas en carro, se desplazaron a Valencia efectivos de la policía científica.

Así mismo, indicó que las autoridades brindarán apoyo a los familiares con los servicios funerarios y posterior sepultura de los reclusos fallecidos, así como atención psicológica a los familiares de las víctimas.

«Puede ocurrir en cualquier lugar, en cualquier momento en circunstancias iguales o peores», dice a BBC Mundo Carlos Nieto Palma, coordinador general de la ONG Una Ventana a la Libertad.

Lleva tres años denunciando el hacinamiento de los centros de reclusión, lugares que terminan convirtiéndose en miniprisiones sin servicios para quienes, hacinados, esperan por semanas, meses o años una decisión judicial o simplemente un cupo en una cárcel.

Según Nieto Palma, hay 45.000 personas en esas mismas condiciones que las de los calabozos de Valencia en aproximadamente 500 centros en toda Venezuela.

El activista afirma que en Valencia había más de 200 reclusos en un espacio para 40 y culpa al Ministerio de Servicios Penitenciarios, que afirma que sólo es responsable de la población reclusa en las cárceles.

Esos centros de detención no tienen la infraestructura para que una persona cumpla con una pena en prisión o un arresto prolongado.

BBC Mundo visitó en marzo de 2017 uno de estos centros de la policía del estado Miranda, en Los Teques, cerca de Caracas. Las pequeñas celdas daban cobijo a más de diez personas. No había patio ni infraestructura de cocina para alimentarlos. Sus familiares hacían cola para llevarles los alimentos dos veces al día.

«Mi familiar tiene dos años detenido aquí», dijo este miércoles Petra María, familiar de uno de los reclusos en Valencia, a Tibisay Romero, periodista colaboradora de BBC Mundo.

Algunos familiares decidieron romper el cordón policial para tratar de ingresar a la sede del cuerpo de seguridad y se produjo un forcejeo, por lo que los policías dispararon bombas lacrimógenas, informó Romero.

Un motín y un enfrentamiento con fuerzas especiales en un centro de detención judicial del estado Amazonas, en el sur del país, dejaron en agosto del año pasado 37 muertos.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó la noche de este miércoles que 68 personas murieron en un «presunto incendio» en los calabozos de una estación de policía de la ciudad de Valencia, en el estado Carabobo.

La ONG Una Ventana a la Libertad apunta que 70 y 80 personas han muerto durante el incendio, que se ha desatado en los calabozos de la Comandancia General de PoliCarabobo, en Valencia, a dos horas de Caracas. Según los primeros datos extraoficiales, la mayor parte de los fallecidos son reclusos, aunque también varias mujeres, que estaban en visita, también han perecido.

El principal desencadenante de la masacre fue un enfrentamiento entre los propios reclusos, que viven hacinados en las instalaciones, según explicaron fuentes policiales. Pero la citada ONG -la principal del país en defensa de los derechos de los reclusos- adelantó la posibilidad de que un motín haya provocado la tragedia. La gran mayoría de las víctimas perdieron la vida por asfixia.

“Estamos determinando con exactitud la cantidad de víctimas”, reconoció Jesús Santander, mano derecha de Rafael Lacava, gobernador de Carabobo.

Los distintos relatos de lo sucedido coinciden en que a uno de los guardias le arrebataron su arma y que después se generó el incendio. Las llamas se extendieron a toda velocidad. Un grupo de agentes abrió un agujero en uno de los muros para intentar extraer a los detenidos. En las primeras imágenes también se observan cuerpos quemados.

Leer mas...

Reclusos tendrán acceso a becas universitarias

Jóvenes reclusos serán becados por la Secretaría Nacional de la Juventud, en el marco de programas de reinserción social, que tienen como premisa el acceso al sistema de educación superior para los internos con el perfil y las aptitudes.

Para dinamizar el aporte de la cartera de la Juventud, el Ministerio de Justicia suscribió un convenio que otorga la oportunidad de estudiar a 50 internos de las penitenciarías de Tacumbú y Buen Pastor.

El aporte económico del Estado garantiza a los reclusos que culminaron la educación media durante su permanencia dentro del establecimiento penitenciario, el acceso a becas para que mejoren sus condiciones de vida, logren su reinserción en la sociedad, decía el ministro de Justicia, Ever Martínez.

La ministra de la Juventud, Magalí Cáceres  felicitó la iniciativa de alianza público-privada que realiza el Ministerio de Justicia con las universidades del sector privado para llevarlos programas de formación superior a los reclusos que desean acceder a ello.

Este año tendrán la oportunidad de proseguir sus estudios 18 personas que recibieron el aporte económico en el 2017, más otras 32 personas privadas de libertad de las Penitenciarias Buen Pastor y Tacumbú.

 

 

 

Leer mas...