Estas aquí =>

Inicia campaña triguera en medio de bajos precios del cereal

En Raúl Peña, sur del departamento de Alto Paraná, se realizó el lanzamiento de la campaña de trigo 2019 donde pese tener con un panorama bastante diferente al año pasado, los productores se van preparando para la rotación de cultivos con la siembra de la espiga dorada.

Con una notable ausencia de autoridades nacionales y de entes relacionados al sector, los productores de diversas cooperativas y gremios, lanzaron la campaña en el local de la Cooperativa Raúl Peña, en el distrito del mismo nombre. El punto elegido para el lanzamiento, se encuentra en el corazón de la producción que abarca gran parte de Alto Paraná, Itapúa, Caaguazú, Canindeyú y San Pedro y con menor proporción en otros departamentos de la Región Oriental.

Una vez finalizada la cosecha de la soja zafriña, que por cierto se retrasó por las constantes lluvias, se iniciará la siembra, pese a que el sector se encuentra desmotivado por causa de los precios internacionales del cereal.

La próxima semana estaríamos empezando a plantar, pero no existe mucho entusiasmo por parte de los productores, por el bajo precio que tiene actualmente el cereal”, expresó Aurio Frighetto, miembro de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), filial Alto Paraná.

Mencionó además que el área de cultivo de trigo en Alto Paraná, sería de 150.000 hectáreas, con un rendimiento promedio incierto aún por hectárea, según las estimaciones de Frighetto.

Según datos de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), las perspectivas de la superficie de siembra a nivel nacional tienden a bajar. En la zafra pasada se cultivaron 470.000 hectáreas, con 700 mil toneladas de producción y este año no se alcanzará esa extensión.

Recordaron para terminar que el mejor periodo para el trigo fue en el 2014-2015 cuando se cubrieron más de 600 mil hectáreas y se produjo más de un millón y medio de toneladas.

Leer mas...

Cosecha de soja zafriña con rindes diferentes, según la UGP

A poco de iniciar la cosecha de soja zafriña, en las zonas productivas del país, los rindes se aproximan a los 2.500 kilos por hectárea, por lo que se desprende de un informe realizado por la Unión de Gremios de la Producción (UGP). Los números son bajos de momento y económicamente, los precios internacionales no ofrecen posibilidades de ganancias.

Los productores se encuentran bastante preocupados por justamente los bajos precios que llegan hasta incluso 60 dólares menos por tonelada, lo que sumado a lo poco que se cosecha en esta producción express, apenas llega a rindes de 2.000 a 2.500 kilos por hectárea en la zona del Alto Paraná. El golpe económico puede llegar a ser mayor, por lo que los productores piensan seriamente en pedir refinanciaciones de deudas.

Peor situación se vive en Itapúa, donde desde las Colonias Unidas, Orlando Gallas, técnico agropecuario, informó que los rindes de esta zona, pese a que todavía de forma masiva se inició la cosecha, podría llegar de 1.000 a 1.500 kilos por hectárea, aunque el volumen puede aumentar.

Misma situación se podría dar en el departamento de Caaguazú según Cristi Zorrilla, dirigente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP). Allí los rindes estarían cercanos a los 1.700 kilos por hectárea, que  si bien son interesantes, económicamente no alcanza para cubrir costos de producción.

Los precios estaban entre US$ 270 a US$ 272 por tonelada para el productor, sin descontar el IVA (5%); sin embargo, ahora están US$ 265 la tonelada, lo que replantea seriamente lo que ocurrirá económicamente en el campo en los próximos meses.

Leer mas...

Últimas lluvias alivian a productores esteños

Este fin de semana se registraron importantes precipitaciones en las zonas productivas del Alto Paraná. Las lluvias fueron de mediana a gran importancia para los productores de Alto Paraná quienes llegaron a soportar hasta 60 días de sequía, la cual afectó el rendimiento de productos por hectárea.

Según datos de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), sede Alto Paraná, el rendimiento de la soja tempranera fue de entre 1.500 y 1.800 kilos por hectárea, muy por debajo en comparación al año anterior.

Muchos productores decidieron reprisar la producción de soja con una nueva cosecha de soja zafriña, de esa manera compensan las pérdidas que fueron registradas con la zafra pasada. Las expectativas que manejan son buenas por los pronósticos meteorológicos favorables en la temporada y que alienta a repetir nuevamente la producción.

Aurio Frighetto, representante de CAP en el departamento, manifestó que se encuentran satisfechos por la cantidad de agua caída. No cabe la menor duda que la cantidad de agua caída favorecerá bastante al campo y prácticamente dejará atrás los embates de la naturaleza que en la campaña pasada ocasionó pérdidas considerables a los productores.

Explicó que actualmente se está llegando a un 90% de cosecha de la oleaginosa en el décimo departamento. Informó que en el inicio de la cosecha, hacia fines de diciembre, los rendimientos fueron muy bajos: de entre 1.500 y 1.800 kilogramos por hectárea. Posteriormente, los rendimientos promedios por hectáreas fueron mejorando y se ubicaron por encima de los 2.100 kilogramos por hectárea.

El representante del CAP adelantó que en forma preliminar se calcula la reducción de un 30% de la producción en comparación con la zafra pasada.

Finalmente mencionó que la segunda producción correspondiente a la soja zafriña se encuentra en etapa de crecimiento. Los productores esperan que las condiciones climáticas mejoren para de alguna manera compensar las pérdidas de la siembra anterior. La cosecha está prevista para a finales del próximo mes de abril.

Leer mas...

Las pérdidas en la soja temprana ya llega al 50% en zonas productivas

La larga sequía que afectó a las zonas productivas del país, sumado con las altas temperaturas, echaron a perder al 50% de producción tempranera de soja. Así lo confirmaron desde la la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP). Se estima un rinde de nada más que 1.200 kilos por hectárea.

Aurio Frighetto, miembro de la CAP de Alto Paraná, extendió la preocupación de varios productores de su región debido a la baja calidad de los granos que saldrán en esta campaña 2018/2019.

Recordó que la zafra anterior alcanzó 2.400.000 toneladas y, aunque no llegó a superar las cifras esperadas, fue bastante satisfactoria para quienes trabajan la tierra. Sin embargo, en este periodo la cosecha llegaría a 1.600.000 toneladas nada más, con una pérdida esperada de aproximadamente el 50% al final de la cosecha.

Mencionó que las parcelas de soja que fueron sembradas en forma temprana o adelantada, antes del 15 de septiembre, fueron afectadas por la falta de lluvia, hecho que se registró desde finales de noviembre hasta la semana pasada.

En su departamento (Alto Paraná), como en otras zonas del país no se registran precipitaciones considerables, por lo que las cosechas iniciales de la soja están dando muy bajos rendimientos, solo unos 1.200 kilogramos por hectárea y esto podría ir empeorando, explicó Frighetto.

Lamentó además la baja calidad de la oleaginosa porque se han detectado una importante cantidad de granos verdes al tiempo de realizar la recolección ya que en el desgrane de las vainas se observa que hay muchos granos verdosos. La cosecha se hace porque las plantas ya están secas”, explicó el representante del gremio de productores, recalcó Frighetto.

Hasta el momento detalló que la presente zafra registró una merma de unas 800.000 mil toneladas en comparación a la cosecha anterior, cuando alcanzó 2.400.000 toneladas.

Leer mas...

Altas temperaturas “queman” a la mitad de la producción de soja

El fenómeno de masa de aire caliente que desde primeros días de diciembre se instaló sobre el país, produce hasta el momento grandes pérdidas al sector sojero. Esto traería consigo una notable reducción en los ingresos por exportación que podría incluso repercutir en la economía paraguaya. Expertos hablan que más del 50% de la cosecha de soja temprana ya está perdida.

Las altas temperaturas y la falta de precipitaciones que se notaron desde la primera quincena del último mes del año y fueron nefastas para productores de Itapúa, Alto Paraná, Caaguazú, Caazapá, Canindeyú, San Pedro y parte del Chaco norte quienes veían impotentes como caían las plantas debido a las altas temperaturas.

Creo que la soja tempranera va a tener grandes pérdidas. Se cosecharán 1.300 a 1.500 kilos por hectárea nada más, y en algunas parcelas creo que no habrá cosecha, dijo Aurio Frighetto, dirigente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) filial Alto Paraná.

La preocupación fue notable en el rostro de Fukui Ishiro, también miembro de la CAP de Alto Paraná. El mismo confirmó que el 50% de la soja tempranera se perderá por completo y para mayor preocupación de los productores, este clima es propicio para enfermedades que afectan directamente la raíz de la planta y que podrían impactar mucho en el rendimiento final.

Varios factores también influyeron para la reducción como ser las abundantes lluvias de octubre y en reducido pero no por ello menos importante razón, los conflictos que se registraron entre personas que buscan evitar el cultivo del principal producto alimenticio que exporta el Paraguay y productores de diferentes zonas del país que, además de los castigos naturales, tuvieron que soportar fuertes manifestaciones de personas que se sienten supuestamente perjudicadas por el uso de agroquímicos en el campo.

Leer mas...

Preocupación en el campo por falta de lluvias

El ingeniero Héctor Cristaldo, directivo de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), en el campo se comienzan a notar grandes pérdidas debido a los daños ocasionados por la falta de lluvias y el excesivo calor por lo que actualmente se está pasando en nuestra región agrícola.

En los últimos días se dieron estrictos cambios climáticos, ya que la semana pasada predominaba el viento sur, lo que propiciaba temperaturas bajas a primeras horas de la mañana y ya esta semana, un bolsón estacionado de masa de aire caliente sobre nuestro país, mantendrá altas temperaturas hasta aproximadamente la próxima semana, con bajas probabilidades de precipitaciones.

En cuanto a la situación actual, Cristaldo dijo que no están bien las variedades sembradas temprano antes del 15 de setiembre y vaticinó una merma en la producción, además de una fuerte caída del rendimiento por hectárea de las plantaciones.

El gremio que encabeza, tendrá en los últimos días de diciembre un informe pormenorizado de los daños y perjuicios que se notaron a nivel país a consecuencia de la falta de agua caída en la presente temporada.

Fin de mes podremos tener mejor cuantificado, pero no es menor la pérdida, mencionó el titular de la UGP que se encuentra además esperanzado en que en los próximos días una lluvia pueda salvar parte de la producción. A modo de entender mejor, mencionó que se requiere de suficiente humedad para que el grano se desarrolle correctamente.

La situación no pinta nada bien, hay mucho en juego y la naturaleza lastimosamente no cumple con su parte por lo que la preocupación ya es general entre diferentes productores que en su mayoría se concentran entre los departamentps de Itapúa y Alto Paraná.

De manera institucional,  la UGP mencionó que  agricultores de las principales zonas de producción, como Itapúa, Alto Paraná y Caaguazú, reportaron que el descenso térmico de la semana pasada y la falta de lluvia influyen en el desarrollo del cultivo de soja. Hasta ahora no hay pérdidas significativas, pero los productores se encuentran preocupados.

El productor Aurio Frighetto, dirigente de Alto Paraná de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, mencionó en el boletín de la UGP que el viento sur seca mucho la planta y las temperaturas por debajo de los 20 grados pueden perjudicar un poco el crecimiento. Lo que en realidad preocupa es que tuvimos muchas lluvias en octubre y noviembre y la soja no se desarrolló bien; este clima de fresco a frío por la madrugada y calor intenso durante el día no conviene, mencionó el productor en el reporte informativo repartido a los productores.

Leer mas...

Evalúan daño causado por heladas en el campo, el impacto fue grande

Luego de las heladas que cayeron días pasados en las zonas productivas de la Región Oriental, los productores aglomerados en la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) realizaron un primer informe de daños causados en los cultivos de trigo en Alto Paraná, Caaguazú e Itapúa donde las pérdidas se encuentran en torno al 70% de las parcelas que se perdieron a causa de las bajas temperaturas.

Aurio Frigheto, productor y miembro del CAP, confirmó las pérdidas las cuales se traducen económicamente en millonarias pérdidas a los productores quienes sufren con los designios de la naturaleza. Además, el impacto del fenómeno meteorológico pone en peligro el abastecimiento del mercado local, inclusive, explicó que con este panorama afectaría el precio de la canasta familiar.

Con la producción abastecemos el mercado local, y el resto exportamos, pero en estas condiciones estará difícil, y como del trigo se elabora la harina, principal elemento del panificado y otros subproductos, afectará la canasta familiar, dijo Frigheto.

Continuó diciendo que como no tuvimos lluvia rápido, tenemos la esperanza de que las heladas no hayan causado tanto daño como teníamos previsto, pero una vez que el clima mejore recién vamos a poder medir con exactitud, mencionó.

Las heladas no solo afectaron a grandes extensiones de trigo, sino también los pequeños productores, quienes habían lamentado las pérdidas de productos hortícolas, muchos de ellos, producidos por grupos de pequeños productores para luego venderlos en los centros de alimentaciones como los principales mercados y de esa forma poder subsistir.

Leer mas...

Ante fracaso del trigo, ahora hablan de siembra temprana de soja

En la víspera confirmamos la pérdida irremediable de la producción invernal de trigo, ante esta situación, los productores decidieron no bajar la guardia y ahora se organizan para iniciar la temprana siembra de soja que, pese a ser tradicional a finales de septiembre, ahora piensan iniciar en los próximos días, incluso antes de la primera quincena.

Entre las ventajas de sembrar en el noveno mes del año es que la cosecha se produce en el mes de enero, con eso se gana nuevamente tiempo para volver a arrancar con la soja zafriña (fuera de tiempo). Aunque también, está la idea de que al sembrar a fines de setiembre y el mes de octubre, da tiempo para la luego iniciar el operativo maíz zafriña, según lo dijo Aurio Frighetto, dirigente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), filial Alto Paraná.

El productor alega además que muy pocos agricultores siembran soja tardía, debido a que los que lo hacen a finales de octubre piensan directamente en el trigo.

A su vez, Hermes Aquino, productor y miembro de la CAP en Caaguazú, aclaró que dependiendo del clima podría iniciar la siembra temprana de soja ya que todo depende del clima. Debe subir un poco más la temperatura, ya que la semilla no germina en la tierra fría. Considero que la mejor etapa para sembrar soja es a inicios de octubre; sin embargo, la mayoría siembra temprano porque muchos quieren sembrar maíz encima, expresó.

Aquino comentó que actualmente varios productores ya empiezan con la desecación con herbicida y los arreglos de curva de nivel para preparar la tierra para la próxima siembra.

Finalmente Frighetto explicó que, por lo general, el agricultor divide sus siembras en tres etapas que son temprana, media y tardía. Como cualquier emprendimiento, los agricultores se organizan y planifican su trabajo de forma muy organizada y precisa, ya que tienen en cuenta factores como clima y precios. La distribución en porcentaje es 50% temprana, 40% media y 10% tardía, encerró.

Leer mas...

Últimas heladas no afectaron a cultivos en zonas de producción

Las temibles heladas en la extensa zona de producción de los departamentos de Itapúa, Alto Paraná y Canindeyú, afortunadamente no afectaron como se esperaban según el representante de la Coordinadora Agrícola de Paraguay (CAP), Rubén Sanabria.

Las lluvias del fin de semana, ayudó a que no se formen escarchas en los campos pese a las bajas temperaturas. Por el contrario, las precipitaciones ayudaron para el desarrollo de los diversos cultivos y reducir el impacto de las esporádicas heladas de esta época. En lo que corresponde a su departamento, Sanabria mencionó que en Alto Paraná, las bajas temperaturas de la semana no dañaron los cultivos.

Pueden bajar las temperaturas pero la lluvia amortigua el descenso de la temperatura. Además el cultivo del trigo que ahora se encuentra en etapa de floración ya estaba resintiendo la sequía existente, se encontraba con un estrés hídrico muy importante y con esta lluvia vamos a estar nivelando, mencionó el productor.

Pensando en la cosecha de diciembre, el representante de la CAP adelantó que ya se estarán cultivando maíz y mandioca de cara a las festividades de fin de año. La humedad existente es propicia para iniciar el cultivo que estará pronto para esas fechas y además recordó que en el mes de setiembre se inicia la campaña sojera 2018 – 2019.

Recordó que otros beneficiados son los pequeños productores que se dedican a la horticultura, son otros grandes beneficiados por con las lluvias y más aún aquellos que no cuentan con sistemas de riego. Nosotros pasamos bien el frío si es que hay lluvias, y las mismas se registraron en todo el departamento de Alto Paraná y parte de Caaguazú, mencionó Sanabria.

El productor también tocó ciertos puntos que inquietan generalmente al sector como que los pequeños productores deben ser más asistidos por parte del Gobierno en las diferentes etapas como producción, cosecha y comercialización. Para esto, el productor cree que se debe tener en cuenta el acompañamiento al sector, debiéndose dar mediante la asistencia técnica.

Ya en la parte final, instó a las instituciones del Estado encargadas de frenar el contrabando como el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), el Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave), entre otros, a que trabajen en conjunto para lograr un control más efectivo.

Leer mas...

Minimizan pérdida en el trigo de Alto Paraná luego de heladas

Luego de las jornadas con temperaturas iguales al punto de congelación que se vivieron en Alto Paraná, la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) sede Alto Paraná emitió un informe donde se consigna que aproximadamente 170.000 hectáreas de trigo cultivadas en esa zona de país, al menos 40.000 continúan en riesgo ante posibles heladas, que podrían aún registrarse en el país. Sin embargo, pese a las escarchas, los cultivos todavía no corren peligro de pérdida, según mencionan.

Rubén Sanabria, coordinador local del CAP, confirmó en entrevista con la 920 AM, que aquellas 40.000 se encuentran en etapa productiva en fase de maduración o “estado lechozo”, como también se lo conoce. Esa superficie es la que está en peligro si se registran las heladas. Nosotros estamos evaluando ahora mismo esa situación, si bien es cierto que ayer cayeron heladas hasta el momento no tuvo un efecto sobre esa superficie en vista de que se encuentran en lugares más altos, mencionó el profesional del campo.

Complementó además diciendo que hasta el momento no se registran reportes de pérdidas aunque sostuvo que no están fuera de peligro ya que las condiciones meteorológicas pueden registrar nuevas heladas por las informaciones que manejan. Si bien es cierto que las heladas ayudan a contrarrestar las plagas que afectan a ciertos cultivos por el otro lado es dañino para otras plantaciones, acotó.

Siguió explicando que otro de los cultivos que se encuentran en peligro ante el ingreso de heladas son los intensivos como las plantaciones de tomates, zapallitos, locotes y remolacha. Algunas de las plantaciones en las ciudades de Mallorquín, O´leary e Iguazú ya se vieron afectadas, no en gran medida pero sí se vieron afectadas, aseguró.

Para hacer frente a estas situaciones que afectan naturalmente a los productores del campo, Sanabria mencionó que se debe dotar al pequeño productor de la tecnología para hacer frente a estas situaciones con media sombra e invernaderos, así todo el año van a poder producir haga frío o calor, y de esa manera se hará frente al contrabando, afirmó.

Ya para terminar destacó que se debe dotar al pequeño productor de la tecnología para hacer frente a estas situaciones con media sombra e invernaderos, así todo el año van a poder producir haga frío o calor, y se hará frente al contrabando, concluyó.

Leer mas...