Estas aquí =>

Cosecha bajo 45° porque ama la chacra

Dicen que la agricultura es el arte de saber esperar y soportar. Resistir los efectos de las sequías y de las lluvias inoportunas, las heladas y los granizos y los precios bajos con los que a veces el mercado castiga. No es toda la exigencia, sino como Lilian Carolina Musso se debe sobrellevar 45 grados en plena chacra a la hora de juntar el grano y, de inmediato, sembrar la semilla.

Lilian, radicada en Yhú, departamento de Caaguazú, es hija de agricultores y como tal capea toda exigencia en el campo, como los rayos del sol en la chacra que no son iguales a las de una paradisiaca playa caribeña.

Esta mujer es una de las tantas que acepta los rigores del trabajo agrícola, encara las necesidades del momento con la solvencia de la campesina que sabe que la agricultura es como toro mañero al que hay que saber manejar. Por eso, en estos días anduvo al mando de la cosechadora, de la sembradora y hasta del camión dependiendo de las necesidades.

Otras veces, como ayer y que se aprecian en las fotos, ayuda en las parcelas de otros vecinos, como en la de don Framinio. Otras veces, sabiendo de su guapeza, acompaña a los técnicos provenientes de organizaciones técnicas y científicas porque ella es así, dinámica, con pura iniciativa, de aguante.

Los termómetros marcaban más de 42 grados en las chacras de Bella Vista, Yhú, Caaguazú, y la sensación térmica superaba los 45 grados de este implacable verano paraguayo. El campo se llenaba del rugir de los motores diesel y la atmósfera, del polvo producido por las hojas y vainas trituras en las entrañas de la máquina recolectora.  Lilian esperó  cuatro meses para cosechar el grano porque, como dicen los abuelos, la agricultura es el arte de esperar y soportar.

“Es apasionante”, responde a El País, al ser consultada sobre el trabajo agrícola.“Demasiado da gusto cuando llega el tiempo de cosechar. Bueno, este año, no tanto porque mermó mucho la producción por la sequía”.

-¿Y ahora, qué?

-Nada, los cultivos tardíos de la soja son la esperanza. Lilian, que también es abogada, no trabaja sola en la chacra. “Siempre somos de ocho a diez compañeros los que estamos en la faena de cosechar”, explica, sin importar que el calor pegue hasta con perversidad y violencia. Son 45 grados centígrados de sensación en la piel, tostada y sudorosa de esta mujer, que, a pesar de los pesares, se declara enamorada de las labores agrícolas, y que en el departamento de Caaguazú es conocida por su apego al trabajo rural.

El trabajo diario bajo la extrema exigencia tiene su premio, reveló, el de disfrutar de una represa cercana que tiene unas 15 hectáreas, rodeada de pura naturaleza que, según ella,  es mejor que cualquier playa del Caribe. Allí toma fresco con los suyos al final de cada jornada.

Cicerón decía que la agricultura es la profesión propia del sabio, la más adecuada al hombre sencillo y la ocupación digna para todo hombre libre. Quizás Lilian objete parcialmente al romano Marco Tulio Cicerón y agregue que la agricultura es la ocupación de toda mujer libre. Es que esta paraguaya no solo declama sino lo demuestra todos los días que la agricultura es también la ocupación de miles de mujeres, así como la de aquellas que en retaguardia producían el alimento y el algodón necesarios mientras los hombres guerreaban en los cañadones del Chaco.

Guapa como es, sabe que en la chacra no hay feriado, no hay descanso así esté caliente como horno, o los mosquitos ataquen por aluviones, que hay que cosechar. Y en medio de los rigores, Lilian se siente complacida con la tarea porque es consciente de que no recolecta solo el grano de soja como legítima compensación a su tarea  sino que está creando esperanza y alimentos para el semejante, así sea un extraño que viva al otro lado de los mares. Es más. Ella también se apasiona al ver transformada la tierra en la soja, en el maíz o el trigo. Vive la vida de la chacra, así el cielo se alborote con más de 45 grados y el aire se llene de agostados rastrojos.

Leer mas...

Dulce y peligrosa, el mburucuyá entra en su etapa de cosecha

Su origen es de América tropical, hasta se podría decir que es autóctona en Paraguay. Esta planta incluye más de 400 especies distribuidas en América, Asia y África. Los mayores productores de mburucuyá a nivel mundial son: Brasil, México, Australia, EE.UU. (Hawai), África del Sur, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, entre otros.

Esta noble planta, y como su nombre en español lo indica (Pasionaria), es muy apetecible por su sabor exótico. En si, es consumido como jugo al filtrar su pulpa y semilla, envuelta en una fuerte coraza y sus propiedades digestivas aseguran un buen pasar luego de las principales comidas. También de sus hojas se habla por sus efectos sedantes llamado a su vez pasiflorina, aunque también en algunas variedades se encuentran sustancias antibacterianas y repelentes.

Sus valores nutritivos hablan de que por cada 100 gramos de pulpa de mburucuyá, se pueden extraer 13 mg de calcio, 17 mg de fósforo, 1,6 mg de hierro 0,03 mg de vitamina B1, 0,13 mg de Vitamina B2 y 30 mg de vitamina C.

Debido a que gastronómicamente, últimamente se ha abierto el mercado para la fruta, en nuestro país ya comienza a elevarse el consumo y principalmente los de elaboración como jugos, yogur, helados y otros productos.

El mburucuyá de tono amarillo y sus derivados son los que actualmente gozan de buena comercialización y tiene una elevada resistencia al fusarium, plantas vigorosas, está mejor adaptado a los climas cálidos, posee frutos con cáscara amarilla y su peso promedio es de 50 g a 200 g por fruto, mayor acidez total y más productivas.

La enredadera de esta planta deja su toque de belleza a los patios donde estas crecen. La abertura de la flor de tonos azules a lila, se produce a la madrugada y cierre antes del mediodía aunque en algunos casos permanecen abiertas durante todo el día.

Cuando se acerca la época de cosecha, generalmente en verano a comienzos de año, se puede notar que las frutas alcanzan el diámetro necesario de adultez entre 50 y 60 días después de 7 a 8 meses posteriores a la siembra. Sin embargo, pese a observaciones se han podido constatar que pueden llegar a dos cosechas por año pudiendo albergar por cada metro de ramas cerca de 10 a 15 frutas, dependiendo de la sustentación de la planta.

Los peligros del abuso en el consumo de la fruta también existen, ya que se reportaron casos de personas con bajo ritmo cardíaco luego de consumir en exageración el zumo del mburucuyá por lo que es recomendable no tomar más de 250 a 300 ml en caso de antecedentes de presión baja.

Leer mas...

Sésamo podría tener alto rendimiento en el norte

La expectativa de los productores de sésamo en el Departamento de Concepción es alta. Esto debido a que los productores esperan sacar entre 400 a 1.000 kilos por hectáreas en un rubro que 800 familias se encuentran aguardando a su cosecha. Los sesameros recibirán 5.000 guaraníes por kilogramo cosechado.

Según Mario Servín, gerente del Centro de Desarrollo Agropecuario Concepción, las plantaciones de sésamo en estos momentos están en plena floración y que incluso algunos productores ya están cosechando en las ciudades concepcioneras de Horqueta e Yby Ja’u.

Mencionó además que el presente año, el área sembrada aumentó de 250 hectáreas a cerca de 450 hectáreas para la presente zafra, esperando que para la siguiente llegue incluso a las 800 a 1.000 hectáreas aprovechando que de a poco van recuperando la apuesta por este rubro, afirmó.

El principal factor para el aumento de la producción es la utilización de elementos mecanizados para tratamiento del suelo, favoreciendo al crecimiento de los cultivos que llegan a alcanzar e incluso superar las expectativas en las fincas del norte del país.

Oficialmente se manejan precios diferenciados que pagarán por la cosecha ya que por la fibra cosechada manualmente, se recibiría G. 3.000 por cada kilo y la cosechada en forma mecanizada, G. 2.700 el kilo. Adelantaron que la producción será adquirida en su totalidad por la Cámara Algodonera del Paraguay (Cadelpa).

Leer mas...

Preparan primera cosecha de frutilla en San Pedro

La primera cosecha de frutilla que está en manos de unas 32 familias del Departamento de San Pedro se está preparando con preparando con mucha expectativa. Este es el resultado de la inclusión del rubro en la zona y que tuvo acompañamiento del Gobierno por medio del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) además de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Justamente, el representante de la ARP en el departamento, Silfrido Baumgarten, destacó el apoyo dado por las instituciones gubernamentales para que las familias involucradas tengan la posibilidad de llegar a su primera cosecha de frutillas en el segundo departamento.

Baumgarten, dijo que los productores del departamento apostaron a un nuevo rubro, desconocido para la zona, y las instituciones del gobierno dieron el apoyo técnico necesario para la consecución del proyecto.

El representante de la ARP señaló que espera a que más productores se sumen para las siguientes cosechas de frutilla y cambiar la forma en la que se trabaja en el departamento, según declaró.

Uno de los productores de frutilla, Isabelino Mendoza, mencionó que el proyecto, en su plan piloto, involucra a 32 familias de las comunidades de Aguaraymi, Naranjaty, Barbero, Hugua Guasu y Mbocayaty que ya esperan por la primera cosecha de aproximadamente 80 mil kilogramos de la dulce fruta roja.

Los trabajos iniciaron a principio de año y desde el arranque con el acompañamiento de los técnicos del MAG. La cartera estatal proporcionó además los elementos entregando sistemas de riego y medias sombras para las huertas especiales así como facilitó la visita de un grupo de labriegos a la ciudad de Aregua, distrito ligado a la producción de la fruta, de manera a conocer las técnicas utilizadas allí.

Leer mas...

Capeco estima que este año la cosecha de soja batirá récord histórico

El presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, informó que la estimación de esta zafra sojera es que se llegará a diez millones de toneladas de cosecha, lo que constituirá todo un récord.

En contacto con la 780 AM  manifestó que la expectativa es que este año se tendrá una zafra récord, porque hasta ahora es muy buena, y en la primera parte del año vino acompañado de mejores precios.

Agregó que la producción récord de soja en este año movilizará unos US$ 3.000 millones en el circuito financiero a lo largo del año. Destacó que este monto representa el 50% del PIB que tenía Paraguay en el 2003 y desde entonces, la economía del país se multiplicó por cinco impulsada principalmente por las exportaciones.

Berea se refirió además al factor climático e indicó que de momento no se tienen pronósticos de sequía y/o excesos de lluvias, por lo manifestó que los productores esperan que el clima siga acompañando. Añadió que en los próximos meses delinearán mejor las perspectivas, cuando vengan los técnicos especializados.

Leer mas...