Estas aquí =>

Grupo de Lima llama al cerco a Maduro

El Grupo de Lima exhortó este lunes a diversos actores de la comunidad internacional a tomar medidas para aislar al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en pos de un restablecimiento de la democracia liderado por el jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó.

En este sentido, hizo un llamado especial a colaborar en la transición democrática de Venezuela a China, Cuba, Rusia y Turquía, países a los que el Grupo de Lima criticó por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a Latinoamérica.

La ONU, la Corte Penal Internacional (CPI), la Organización de Estados Americanos (OEA), otros mecanismos surgidos para abordar la crisis de Venezuela y diversos organismos internacionales fueron llamados en la declaración final surgida tras la XII cumbre de cancilleres del Grupo de Lima, celebrada en Santiago de Chile, a tomar medidas para ayudar a solventar la crisis venezolana.

El objetivo de este llamado es sumar actores en la comunidad internacional para favorecer un proceso de transición en Venezuela» en pos del restablecimiento de la democracia mediante elecciones libres, justas y transparentes que acaben con la usurpación, que consideran, hace Maduro del poder.

Así, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de ese organismo fueron exhortados a tomar acciones para evitar el progresivo deterioro de la paz y la seguridad en Venezuela y brindar urgente asistencia humanitaria a la población y a los migrantes procedentes de ese país.

La fiscal de la CPI fue exhortada a avanzar en el examen preliminar que lleva a cabo para determinar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad por parte del régimen de Maduro.

Además, pidieron a esas organizaciones que reconozcan a los designados por la Asamblea Nacional de Venezuela como los representantes del país suramericano.

En ese sentido, el Grupo de Lima saludó las resoluciones tomadas en esa dirección por el Banco Interamericano de Desarrollo y del Consejo Permanente de la OEA.

El Grupo de Lima llamó a la convergencia con otras entidades internacionales que abordan la crisis venezolana, como el Grupo Internacional de Contacto, en el que participan España y otros siete Estados miembros de la UE además de Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia; o el Mecanismo de Montevideo, integrado por México, Uruguay, Bolivia y el Caricom.

También instó a que se continúen adoptando sanciones en contra del régimen ilegítimo de Maduro y exhortó a poner a exclusiva disposición de Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por más de 50 países, los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero.

En un nuevo esfuerzo por aglutinar a todos los países que respaldan la recuperación democrática en Venezuela, se acordó convocar en Lima a una Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, aún sin fecha definida.

Finalmente, a la OEA le solicitó que en su 49ª Asamblea General, a celebrarse en la ciudad colombiana de Medellín entre los próximos 26 y 28 de junio, se aborde de manera integral la situación por la que atraviesa Venezuela y que adopte las medidas previstas en el Sistema Interamericano.

El canciller chileno, Robero Ampuero, fue el encargado de leer la declaración del Grupo de Lima, en la que se rechaza cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela y reitera su apoyo a un proceso pacífico de recuperación de la democracia conducido por los propios venezolanos.

Además de Ampuero, en la reunión de este lunes del Grupo de Lima participaron los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estuvieron representados por sus vicecancilleres, José Barahona Herrera y Luis Miguel Hincapié, respectivamente.

Ecuador, que participó como observador, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía estuvieron representados por embajadores y otras autoridades. También estuvo en el encuentro Julio Borges, representante diplomático de Guaidó ante el Grupo de Lima.

El Grupo de Lima definió que la próxima cumbre de cancilleres tendrá lugar en Guatemala, en una fecha aún por definir.

Leer mas...

Algunos países denunciarán a Maduro ante la CPI

Argentina, Chile, Perú, Colombia, Canadá y Paraguay están en conversaciones para denunciar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y a otros funcionarios de su gobierno ante la Corte Penal Interanacional (CPI) por graves crímenes de lesa humanidad, dijeron fuentes de la Organización de Estos Americanos (OEA).

La idea es enviarlo en bloque. El hecho de que un país presente una denuncia así supone más beneficios procesales que si un tercero, como una organización, lo hace. Pero que lo presente un conjunto de países tiene aún más peso político, indicó uno de los informantes.

Si prospera esta iniciativa, como se espera, sería la primera vez que habría una denuncia de este tipo ante la CPI, añadió la fuente, que pidió anonimato. Otra de las fuentes, que también solicitó no ser identificada, indicó que Argentina y Chile lideran las gestiones.

Los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Chile, Sebastián Piñera, ya abogaron públicamente por llevar ante la máxima instancia penal internacional a Maduro y a otros presuntos responsables de violaciones de los derechos humanos en Venezuela, ocurridas en el marco de las protestas antigubernamentales iniciadas hace más de cuatro años.

La denuncia conjunta se basa en el informe de un panel internacional independiente convocado por la secretaría de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que a fines de mayo concluyó que hay fundamento suficiente de crímenes de lesa humanidad en Venezuela y recomendó remitir la evidencia a la CPI.

La secretaría de la OEA ya lo hizo y la Fiscalía de la CPI la está considerando. Esta denuncia en bloque se sumaría a ese planteo, explicó una de las fuentes.

El informe de los expertos identifica 131 víctimas de asesinatos ocurridos durante las protestas contra el gobierno de Maduro desde 2014, perpetrados por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y/o los colectivos. Además, señala 8.292 ejecuciones documentadas desde 2015.

También da cuenta de 12.000 venezolanos arbitrariamente detenidos, encarcelados o sujetos a otras severas privaciones de libertad física desde las elecciones presidenciales de 2013, en las que Maduro fue electo para suceder al fallecido Hugo Chávez.

Más de 1.300 personas han sido o aún están detenidas por su oposición al gobierno, según el panel, que dijo haber comprobado un evidente nexo de persecución por motivos políticos.

En junio, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos calificó de lamentable la situación en Venezuela, pidió crear una comisión de investigación internacional y llamó a una mayor implicación de la CPI.

El gobierno venezolano consideró el informe de la ONU como una grotesca farsa. En febrero la CPI inició exámenes preliminares por presuntos crímenes en Venezuela durante manifestaciones contra Maduro que dejaron unos 125 muertos en 2017.

Leer mas...