Estas aquí =>

Preparan jornadas solidarias a beneficio de damnificados por la inundación

Este viernes 5 y mañana sábado 6 de julio se desarrollarán las jornadas solidarias en la Plaza Italia a beneficio de las familias afectadas por la inundación en el país.

Esas jornadas son organizadas por la Dirección General de Cultura y Turismo y la Dirección General del Área Social, a través de la Dirección de Deportes, y a Arquidiócesis de Asunción, por medio de su Pastoral Social, la Federación Paraguaya de Artes Marciales y Zumba Paraguay Internacional. Además se suman los Municipios de Villeta, Ypacaraí, San Lorenzo, y Fernando de la Mora.

Se recibirán alimentos no perecederos, que serán distribuidos entre los afectados de todo el país por la Pastoral Social.

El viernes la jornada se extenderá de 15 a 21 horas y se contará con la presentación de artes marciales, el Ballet y la Banda Folclórica Municipal, Los viajantes y la banda Vare’a Stone. El sábado la jornada será de 17 a 19 horas y se podrá disfrutar de exhibición de zumba.

Leer mas...

Pese a previsión de descenso, miles siguen castigados por la inundación en Asunción

Alrededor de unas 14.000 familias han sido evacuadas por la crecida del río Paraguay debido a precipitaciones atípicas para esta época del año. Quienes lo perdieron todo piden mayor atención por parte del Estado.

En el Bañado Sur, a solo 15 minutos del centro de Asunción, es considerado como uno de los lugares más pobres del área y ha sido el más afectado por las precipitaciones que desde abril castiga a miles de habitantes.

En la actualidad este sector ha quedado completamente bajo el agua. La crecida del río Paraguay provocó que unas 14.000 familias fueran evacuadas. Por sus calles, donde el agua alcanzó una altura de dos metros, solo es posible transitar en botes o canoas, único medio de transporte para quienes aún permanecen sin poder salir de sus hogares.

Las precipitaciones, que afectan a una buena parte de Paraguay, han sido un fenómeno atípico para esta época del año, de acuerdo con la Dirección Nacional de Meteorología e Hidrología. No obstante, estiman que la cota del río baje durante la segunda semana de junio. Actualmente ya se dan los indicios de una desaceleración pero persisten los problemas.

En Asunción en el mes de mayo, en un día, llovió casi el 70% de las precipitaciones mensuales en condiciones normales, dijo Nelson Pérez, subdirector de Hidrología.

Quienes han salido se han ubicado en espacios de la capital paraguaya para establecer sus refugios. Muchos de ellos habitan a un costado de la principal vía de comunicación de la capital paraguaya. Las improvisadas viviendas, de madera y cartón, no cuentan con los servicios necesarios.

El Gobierno, las distintas iglesias y el sector privado, han sumado esfuerzos por ofrecer ayuda a las familias que se encuentran ubicadas en las cercanías del río. El Gobierno estableció refugios para ayudar a los afectados a superar la situación y espera en un futuro superar este tipo de situación.

Leer mas...

El río Paraguay podría alcanzar “Cota de desastre” en días

El río Paraguay continúa su crecida vertiginosa que ya ha provocado el desplazamiento de unas 70 mil familias lo largo de su curso en territorio de Paraguay y amenaza con llegar a la «cota de desastre» en Asunción en un par de semanas, advirtieron portavoces de la Dirección de Meteorología e Hidrología, este domingo.

En nuestra capital, el río crece a un ritmo promedio de 4 a 5 cm por día. Su nivel ya llegó el domingo 7,54 metros, a solo 46 cm de la «cota de desastre», reportó un informe oficial. Alcanzar este nivel de agua implica una gran movilización de la población. El impacto puede ser muy fuerte, sobre todo porque la cantidad de habitantes de las áreas inundables ha crecido bastante en los últimos años, comentó Nelson Pérez, subdirector de Hidrología.

Pérez agregó que la infraestructura del servicio de aguas en la capital es inadecuada. Como llueve con mucha intensidad, la basura tapona todo y se inunda más rápido, explicó. En dos días cayó la misma cantidad de agua que de media llueve en un mes.

Las lluvias intensas, poco usuales para esta época del año de tiempo invernal y el viento sur, provocan que la inundación siga su ritmo ascendente, advirtió Eduardo Mingo, subdirector de Meteorología. En Asunción, la inundación ha afectado ya a unas 40.000 personas, según las cifras oficiales. Mientras tanto en Pilar, 300 km al sur de la capital, se reportaron ya unos 10.000 desplazados.

El Gobierno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, ordenó la movilización de las Fuerzas Armadas para colaborar en la mudanza de las familias a los refugios habilitados. Centenares de familias soportan estoicamente la inundación en sus casas para evitar el hacinamiento de los refugios y construyen andamios precarios para desplazarse entre los techos hasta tocar tierra firme y asegurarse de provisiones. La otra forma es esperar el bote a motor o a remo, para transportar vituallas, muebles y víveres.

En las zonas ribereñas, incluso impacta ver que animales domésticos se aferran a los techos y construcciones que todavía están por encima del nivel del agua.

Leer mas...

Suman ya 62.000 personas afectadas por las crecidas

Un total de 62.119 familias son las afectadas por las inundaciones en Paraguay debido a las lluvias que comenzaron el 15 de abril y que se incrementaron la semana pasada en todo el país, informó este lunes la Secretaría Nacional de Emergencia (SEN).

Un total de 22.000 familias se vieron afectadas tras las recientes precipitaciones, que han anegado la ciudad de Pilar (sur) y que el viernes inundaron grandes partes de Asunción y crearon el caos en la capital. En Asunción hay además 13.000 familias desplazadas por la crecida el mes pasado del río Paraguay, que ya alcanzó los 8 metros de altura.

El ministro de la SEN, Joaquín Roa, dijo en una rueda de prensa que para hoy está prevista la llegada a Pilar de varios camiones con un total de 100.000 kilos de alimentos para asistir a los damnificados, unas 10.000 familias en esa zona.

En la ciudad, capital del departamento de Ñeembucú, se trabaja con bombas para achicar el agua y devolverla al río Paraguay, de manera que para el jueves podría normalizarse la situación, de acuerdo a lo expresado en la rueda de prensa.

Roa indicó que la ayuda se repartirá en los centros instalados en las zonas del distrito accesibles por tierra y, de ser necesario, se haría también por agua o por mar.

Las inundaciones también se extienden por el departamento de Presidente Hayes (Chaco), con miles de familias, entre ellas de comunidades indígenas, con sus hogares inundados o que han quedado aisladas al anegarse las rutas y caminos.

Roa añadió que los operativos de asistencia se están realizando por tierra, mar y aire, de cara a llegar a las zonas más alejadas del Chaco.

Leer mas...

Luego de la tormenta, el frío amenaza a damnificados en Asunción

El temporal de fuertes lluvias que azotó a partir del viernes y la caída de las temperaturas que se notaron en Asunción, han puesto en jaque a las miles de familias que desde hace varios meses viven en casetas de madera y chapa en el centro de la capital paraguaya porque sus casas quedaron anegadas por el agua con la última crecida del río.

Muchas familias se aglutinan en la plaza de Armas, a las puertas del Congreso Nacional, donde los desplazados trabajan para reparar los desperfectos que han causado en las últimas 48 horas las precipitaciones, recolocando las lonas de plástico y las chapas metálicas que cubren sus refugios.

Casi voló todo mi techo, dijo una mujer que junto a su familia comparten un precario refugio cubierto con una carpa y apuntalada con clavos.

Tengo dos criaturas (niños) y en cualquier momento se puede caer todo encima de nosotros, lamentó esta mujer, quien ya ha tenido que mudarse en tres ocasiones de su casa en zona baja como consecuencia de la crecida del río Paraguay y las lluvias a su paso por Asunción.

La cabeza de familia reconoció que ha tenido que gastar de su propio bolsillo cerca de 400.000 guaraníes, para comprar las planchas y puntales para arreglar su vivienda provisional.

Confesó que en los últimos dos días su familia ha sufrido mucho frío como consecuencia de una bajada de las temperaturas, poco habitual en el país y de que no disponen de muchas de sus cosas de su vivienda original.

De su casa, solo ha podido rescatar su cama y la cómoda de su hijo, mientras que el resto de sus objetos personales han quedado anegados por el agua y duda de si podrá llegar a recuperarlos.

Según afirma, el desplazamiento les impide tanto a su marido como a ella continuar con una vida normal e ir a trabajar: No puedo dejar a mis hijos con esta condición en el refugio, lamentó finalmente.

Leer mas...

Llega a Ñeembucú cerca de 10 toneladas de medicamentos para damnificados

El Ministerio de Salud inició la distribución de 10 toneladas de medicamentos para los centros de salud del departamento de Ñeembucú, afectado por las fuertes lluvias de la semana pasada. Desde el sábado a la tarde se inició la distribución para los hospitales, Unidades de Salud Familiar, así como dispensarios médicos ubicados en 22 albergues habilitados.

El departamento sufrió un fuerte castigo con las intensas lluvias que cayeron desde el viernes pasado, llegando a cerca de los 400 mm de acumulado en la ciudad de Pilar. Otras ciudades departamentales también fueron afectados por el mismo fenómeno meteorológico por lo que a su vez el departamento fue declarado en emergencia.

Tras la inundación que se vivió en Pilar, se inició un operativo de asistencia para la comunidad a cargo de las instituciones del Estado, coordinada por la Secretaría de Emergencia Nacional.

En primera medida se enviaron 14.000 kg de alimentos y 10 motobombas para ayudar con el desagote de la ciudad, que quedó en un 80% bajo agua.

El presidente Mario Abdo se trasladó ayer a la ciudad para verificar las tareas de mantenimiento del muro de contención de la ciudad y la asistencia a los pobladores.

Leer mas...

Misiones y Ñeembucú fueron castigados por fuerte tormenta

El ingreso de un frente de tormentas en la madrugada del viernes, trajo graves consecuencias a medida que ingresaba a nuestro territorio desde los departamentos de Misiones y Ñeembucú. Uno de los lugares más afectados fue la capital del 12do departamento donde reportaron una víctima fatal a consecuencia de los efectos severos de la naturaleza.

Una tormenta tomó de sorpresa a los pobladores de Misiones y Ñeembucú desde tempranas horas de la madrugada con fuertes vientos, mucha actividad eléctrica, caída de granizos y ráfagas de viento que tuvieron fuerte impacto, principalmente en Pilar donde el viento llegaron a velocidades de 80 km/h aproximadamente.

La gran cantidad de agua caída, fue notable en poblaciones del sur de Misiones como Ayolas, Santiago, Santa Rosa, San Patricio, Santa María y San Ignacio, donde se reportaron gran cantidad de agua caída que llegaron a inundar caminos vecinales y por los primeros reportes recibidos, la lluvia agravó la situación que ya venía siendo acumulada con las últimas lluvias de la semana.

Volviendo a Pilar, el viento que se sintió en la capital de Ñeembucú causó estragos con árboles caídos que inclusive afectaron a varios rodados estacionados en las calles. El estadio de Pilar, un imponente tinglado multiuso fue destechado por la fuerza del viento e incluso se venía manejando que un profesor universitario identificado como Adolfo Velázquez, director académico de la Facultad de Ciencias contables de Pilar, perdió la vida cuando la tormenta lo sorprendió circulando en su vehículo en un camino vecinal donde terminó accidentandose al ingresar a una cuneta.

Carteles comerciales caídos, postes arrancados, cables sueltos y raudales, fueron la constante en las calles pilarenses y con el amanecer, finalmente se pudo apreciar lo que fue el apocalíptico panorama que se vivió en esta zona del país.

En cuanto a la crecida del río Paraguay, la capital de Ñeembucú amaneció con la marca de 8 metros, activando la alerta amarilla, alertando que el río se encuentra ingresando al punto crítico hasta donde podría actuar eficientemente las defensas ubicadas en la ciudad.

 

Leer mas...

Indígenas del Chaco llegaron al Congreso para pedir ayuda por inundaciones

Al menos 40 líderes de comunidades indígenas del Chaco se concentraron frente al Congreso Nacional, para reclamar la asistencia y la ayuda de las autoridades ante la situación de aislamiento que padecen unas 25.000 personas como consecuencia de las lluvias y las inundaciones que últimamente sufren en la Región Occidental.

Los pobladores de esas zonas llegaron a Asunción con fotos de casas inundadas, caminos anegados y personas con el agua por las rodillas, con las que pretendían poner imagen a la situación que viven, así como la carencia de alimentos y la imposibilidad de acceder a las escuelas y centros de salud.

Uno de los dirigentes de una de estas comunidades, Martín Cabaña, dijo que el agua impide transitar por los caminos, ni en camión ni en 4×4 y no solo corta las vías, sino que también se lleva sus casas, que son de material arenoso y cuando llueve desaparecen rápidamente.

En mi comunidad el agua está afectando a la plantación de sésamo y demás productos como poroto, sandía, zapallo. Plantamos y ahora todo está destruido por las inundaciones, graficó el indígena. Mencionó además que su problema no termina con la temporada de lluvias, sino que se agrava después con la época de sequía y se le unen las dos cosas.

Por ello, piden al Gobierno es que su ayuda no sea solo una vez, sino a largo plazo y denunció que las autoridades municipales no están actuando. Además, instó a los responsables de ministerios como Salud, Educación y Agricultura a que visiten las zonas inundadas del Chaco para que conozcan la situación de sus habitantes.

Estos líderes indígenas que acudieron a Asunción también solicitaron una mesa de diálogo con las autoridades para abordar políticas públicas a largo plazo con las que se consiga llevar mejor la emergencia y evitar que se repita.

Las inundaciones son producto de las intensas lluvias y de la crecida de los ríos Paraguay y Pilcomayo que en esta temporada se observa en esa parte del país. Nuestra capital, es otro de los puntos afectados por las inundaciones, en este caso por el aumento del caudal del río Paraguay, que ha provocado el desplazamiento de unas 12.000 familias desde la crecida, que comenzó el mes pasado.

Los damnificados por las crecidas han encontrado acomodo en predios de las Fuerzas Armadas, si bien muchos se ubican en el casco histórico, donde han levantado precarias casetas de madera y chapa.

Leer mas...

Ñeembucú se declara en emergencia por inundaciones

El departamento de Ñeembucú, fronterizo al sur y al oeste con Argentina, se declaró hoy  miércoles en emergencia luego de que el río Paraguay creciera tres centímetros desde la víspera por las inundaciones que han dejado desde marzo unos 40.000 evacuados en todo el país.

El gobernador de Ñeembucú, Luis Benítez, publicó en su cuenta de Twitter que la situación está  difícil y crítica. La situación afecta seis pueblos del departamento.

En Pilar, la capital departamental, el río tenía el miércoles una altura de 7,93 metros, aún lejos del nivel considerado de calamidad que se ubica en 10,5 metros. Pero Bruno Dos Santos, secretario del gobierno regional, dijo que la declaración de emergencia permitirá a la gobernación destinar a unas 3.600 familias, un plan de asistencia con alimentos y abrigo proveniente de los recursos financieros que están disponibles para otras áreas del presupuesto.

Agregó que, además, la Secretaría de Emergencia Nacional comenzó a destinar alimentos no perecederos para las familias evacuadas. Ñeembucú, con 80.000 habitantes, se encuentra a 300 kilómetros al sur de la capital paraguaya y su territorio está integrado en un 90% por humedales.

La Municipalidad de Asunción, por su lado, reportó que 11.500 personas fueron reubicadas en forma precaria en 118 lugares altos como cuarteles militares, plazas públicas y a la vera de caminos.

En la periferia de la capital unas 60 familias evacuadas por las inundaciones compartían un único baño y un hombre prefirió instalarse en el primer piso de su casa, cuya planta baja está bajo el agua, antes que trasladarse a los refugios improvisados para los damnificados.

El Gobierno nos trata como animales, dijo Cecilia Salgueiro, quien se encuentra en uno de esos refugios en el barrio Obrero. El Gobierno se hubiera puesto los pantalones largos construyendo la defensa costera para evitar que las aguas avanzaran sobre los barrios de zonas bajas, agregó la mujer.

Instalado en el primer piso de su casa en las afueras de la capital, Alejandro Ortiz sostuvo que aquí no recibimos ninguna ayuda de la oficina de Emergencia Nacional.

En Asunción, la Dirección de Hidrología indicó que el río Paraguay registró una altura de 6,75 metros y advirtió que si alcanza los 8 metros la situación será considerada como desastre.

Leer mas...

Nuevo recuento habla de 40.000 desplazados por crecida del río Paraguay

Al menos 40.000 habitantes de zonas ribereñas debieron ser evacuados hacia sitios altos por las inundaciones provocadas por la crecida del río Paraguay y las intensas lluvias registradas desde comienzos de marzo y que hasta el día de hoy siguen cayendo con gran intensidad en la zona de influencia de nuestro principal corredor hídrico.

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, informó que sólo en Asunción, hay un poco más de 10.000 personas reubicadas en precarias viviendas en lugares altos como cuarteles militares, plazas públicas del centro de la ciudad y a la vera de rutas. A la par, este organismo estatal se encuentra abocado a la ayuda a los damnificados con alimentos y abrigo.

El resto de los desplazados de pequeñas poblaciones ubicadas a lo largo del río Paraguay, que comienza la frontera con el estado brasileño de Matto Grosso do Sul, también han comenzado a recibir asistencia estatal, aunque lentamente debido a las condiciones climáticas y sus correspondientes dificultades para hacer llegar las asistencias.

La altura del río, normalmente de 4 metros, llegó a 6,90 metros en Asunción. El nivel de desastre será cuando alcance los 8 metros, según la Dirección de Hidrología.

Carlos Jiménez, presidente de la filial en el bajo Chaco de la Asociación Rural del Paraguay informó que, de los cuatro millones de vacunos existentes en diferentes ranchos, unos 480.000 se encuentran en el agua o agrupados en pequeños sitios altos.

Las lluvias son muy intensas, sólo la semana pasada en 48 horas llovió más de 600 milímetros. En algunos lugares hay entre 15 y 50 centímetros de agua sobre el suelo de los campos y caminos, refirió.

Leer mas...