Estas aquí =>

Otro eclipse será visible la semana que viene

Tras la llegada del eclipse solar total que captó la atención del mundo el pasado 2 de julio del 2019, un nuevo evento astronómico se aproxima. Se trata del eclipse lunar parcial que según el calendario de la NASA, ocurrirá el próximo martes 16 de julio del 2019. La agencia espacial estadounidense señaló que el eclipse durará cerca de tres horas.

Este fenómeno se genera cuando la Tierra se interpone en el camino de la luz del Sol que golpea la Luna. Esto quiere decir que durante la noche, la Luna llena se desvanecerá a medida que la sombra de la Tierra la cubra. En esta ocasión; sin embargo, la alineación del Sol, la Tierra y la Luna llena estará algo torcida, por lo que en lugar de ser un eclipse lunar total, será parcial.

El eclipse lunar tendrá mayor visibilidad en África y Europa. En Sudamérica, en cambio, será poco percibido por naciones como Chile y Argentina. Ecuador no será testigo del eclipse. En los países del cono sur el evento astronómico se podrá apreciar cerca de su etapa final. Esto se debe a que la sombra del eclipse no cubre la totalidad de la Tierra, solo una región.

En Paraguay será visto por poco tiempo, pero lo suficiente para contemplar su mejor etapa una vez caída la noche, siempre y cuando las condiciones meteorológicas así lo permitan.

Con este evento celestial se cierra la temporada de eclipses en el 2019, sin embargo, las personas que encuentran siempre interesadas a los eventos naturales, pueden estar atentos para la llegada de las clásicas lluvias de meteoritos: Perseidas, Leónidas y Gemínidas. La primera, conocida como ‘lágrimas de San Lorenzo’ la cual se produce cada año entre el 11 y el 13 de agosto. La segunda, en cambio, llegará entre el 15 y 21 de noviembre. La tercera, la más esperada de cada año será vista en diciembre.

Leer mas...

La luna se tiño de sangre en la madrugada

Una serie de circunstancias celestes inusuales coincidieron el lunes por la madrugada para ocultar la Luna que luego reapareció vestida de un tenue rojo en un eclipse total que cautivó a los observadores en las Américas, Europa y África. La sombra terrestre “devoró” al disco lunar por unas horas, dando paso a uno de los mayores fenómenos de la naturaleza.

En Asunción, una gran cantidad de personas se dieron cita en la Costanera de Asunción, los cuales, aprovechando las excelentes condiciones climáticas, se pudo observar el fenómeno natural que favoreció a nuestro país.

En México y Los Ángeles, de París a Uarzazat, las miradas se posaron en el cielo para observar el fenómeno, alrededor de la medianoche para el continente americano, poco antes del alba para tierras europeas y africanas.

El eclipse duró unas tres horas: una primera hora en que la Luna llena fue suavemente tragada por la sombra de la Tierra, luego una hora de eclipse total y finalmente una hora en que la Luna progresivamente se asomó nuevamente plena y brillante.

La Luna era una «Súper Luna», el término usado cuando el satélite se encuentra a una distancia relativamente cerca de la Tierra, unos 358.000 kilómetros, por lo que se vio más grande de lo normal.

Además, en dirección este, Venus y Júpiter brillaron en el cielo nocturno. Durante la fase total del eclipse, la Luna apareció pintada de tonos rojos o rosados. Muchas personas llaman a este efecto «Luna de sangre».

Ese teñido se debe a que durante un eclipse los rayos del Sol impactan directamente sobre la Luna porque la Tierra está en el medio. Estos rayos solares son filtrados por la atmósfera: los rayos rojos se desvían hacia el interior del cono de sombra y, por lo tanto, hacia la Luna, mientras que los azules divergen hacia el exterior.

En Londres, los aficionados a la astronomía no tuvieron suerte: las nubes bloquearon la vista. Pero los habitantes de Villa Nueva, en Guatemala, de Montevideo, México, Miami y París tuvieron cielos abiertos al espectáculo.

Los eclipses lunares totales o parciales ocurren al menos dos veces al año, dice Florent Deleflie, astrónomo del Observatorio París-PSL, aunque no son visibles en todas partes.

Es raro poder observar completamente eclipses totales. El del domingo fue el último hasta mayo de 2021.

Leer mas...