Estas aquí =>

Paraguay carece de consultores para control de piezas de hidroeléctricas

En Paraguay no existen empresas consultoras con experiencias actualizadas en tecnologías vinculadas a usinas hidroeléctricas que respondan a la llamada a licitación de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) sobre control de ejecución turbinas y generadores. Sí ,existen empresas paraguayas como larga experiencia operando con tecnología de punta para la construcción de dichas importantes como delicadas partes de la usina previstas para la usina de Añakuá.

Este diario consultó diversas fuentes vinculadas a la generación de energía hidroeléctrica sobre la supuesta marginación de empresas paraguayas – consultoras – para participar en la llamada a licitación por un valor máximo a los 16 millones de dólares.

Los requeridos informaron que actualmente dichas consultoras no existirían en Paraguay y que las que existían se desvincularon, en este caso de Itaipú, en 1991 y que si esta, por decir, continúa operando es más probable que esté completamente desactualizada en toda tecnología requerida por las usinas modernas. En ese sentido, nuestras fuentes añadieron que las turbinas de Yacyretá como de Itaipú ya se encuentran en estado obsoleto.

Dicho trabajo de consultoría, pues, están a cargo de empresas norteamericanas (The Lloyd, por ejemplo), europeas, chinas, hindúes, rusas, que están participando incluso en países sudamericanos, como en Argentina. Son tareas delicadas y costosas.

Se puso de relieve al mismo tiempo que las consultoras no ocupan mucha mano de obras como sí ocupan las empresas paraguayas fabricantes de turbinas y generadores.  En este sentido, las binacionales, Itaipú y Yacyretá, priorizan a las industrias paraguayas.

Leer mas...

Cramer está en búsqueda de USD 10 millones del BID

La ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, se reunió con la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores para explicar la importancia de la aprobación de un préstamo de 10 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para apoyar la capacidad exportadora de las empresas paraguayas.

La mayor parte de ese dinero, que gestionará la cartera de Cramer, 6 millones de dólares, será destinado a mejorar la capacidad de exportación de empresas con experiencia en el negocio o que tengan potencial de exportar, informó el ministerio en un comunicado.

El monto que recibirán las compañías será de 25.000 dólares si se trata de un proyecto individual y de 75.000, si es un proyecto asociativo.

Además, 1,53 millones de los 10 que componen el préstamo del BID serán para mejorar las capacidades de gestión en inteligencia y promoción comercial y el resto para aumentar y diversificar la oferta de productos de exportación en las zonas fronterizas.

De aprobarse por el Senado, cosa que la ministra espera que sea en un plazo «breve», el préstamo se empezará a ejecutar a partir de 2019, aunque primero se creará un registro en el que se inscribirán las empresas susceptibles de recibir las ayudas, que pasarán por un filtro y un consejo de aprobación.

Una vez se cuente con el dinero, las compañías beneficiarias deberán rendir cuentas de su utilización en base a resultados concretos de exportación, sigue el comunicado.

El objetivo del Gobierno es contribuir con estas ayudas al incremento y la diversificación de las exportaciones del país, así como llevar los productos paraguayos a nuevos mercados y mejorar las capacidades de las empresas nacionales de cara a que sean más competitivas en el escenario internacional.

Y el principal destino del préstamo serán, según el ministerio, las pequeñas y medianas empresas del sector.

Los productos del sector primario son la principal fuente de ingresos exportadores de Paraguay, ya que en los cinco primeros meses del año, según datos del Banco Central de Paraguay (BCP), supuso ventas por un valor de más de 1.600 millones de dólares, especialmente de granos de soja, arroz y semillas de sésamo.

Eso supone cerca del 30 % de los ingresos generados por todas las exportaciones paraguayas, que en el mismo periodo superaron los 5.500 millones.

Tras el sector primario, las manufacturas agropecuarias y la energía representaron los sectores que más vendieron al exterior, por valores mayores a 1.200 millones y 900 millones, respectivamente.

Leer mas...