Estas aquí =>

Debido a accidentes, los beneficios de Boeing caen un 18% en primer trimestre

Boeing anunció hoy unos beneficios de 2.149 millones de dólares en el primer trimestre del año, un 18 % menos que en el mismo periodo de 2018, en el primer resultado que se da a conocer tras las prohibiciones de los vuelos de aviones Boeing 737 Max 8 y 9 por los accidentes de Indonesia y Etiopía.

Además, los ingresos trimestrales del fabricante aeronáutico estadounidense ascendieron a 22.917 millones de dólares, un 2 % por debajo de los 23.382 millones que registró en el mismo período de 2018.

Boeing informó de que su beneficio neto por acción entre enero y marzo pasados fue de 3,75 dólares, un 10 % menos que los 4,15 dólares que obtuvo en los tres primeros meses el año anterior.

En un comunicado, la compañía aseguró que estos resultados reflejan las «menores entregas de modelos 737», aunque precisa que se vio «parcialmente compensado por un mayor volumen en (los apartados) de defensa y servicios».

Asimismo, insistió en que «Boeing está haciendo un progreso constante en el camino hacia una certificación final para una actualización de software para el 737 MAX, con más de 135 vuelos de prueba y producción de la actualización de software completa».

«La compañía continúa trabajando de cerca con los reguladores internacionales y nuestras aerolíneas asociadas para probar exhaustivamente el software y finalizar un paquete sólido de capacitación y recursos educativos», aseguró el fabricante.

En línea con estos mensajes para intentar tranquilizar a las compañías, clientes e inversores, el presidente de Boeing Dennis Muilenbur, subrayó en el comunicado que «en toda la compañía estamos centrados en la seguridad, en devolver el 737 MAX al servicio y en ganar y volver a ganar la confianza de los clientes, los reguladores y la gente que vuela».

Las autoridades aeronáuticas de Estados Unidos y otros países han prohibido los vuelos comerciales en aviones Boeing 737 Max 8 y 9 en respuesta a las dudas surgidas tras los accidentes sufridos por dos de esas aeronaves en Indonesia en octubre pasado y en Etiopía este marzo.

Los dos accidentes han provocado la crisis más grave para Boeing en aproximadamente dos décadas, amenazando las ventas de un modelo de avión que ha sido la fuente de ingresos más estable de la firma. Infobae

Leer mas...

Aviación mundial de luto tras caída de avión comercial en África

Hoy domingo ocurrió una tragedia aérea en África, luego que un moderno avión comercial de la compañía Ethiopian Airlines con 157 personas a bordo (149 pasajeros y 8 tripulantes) se ha estrellado este domingo en Kenia cuando volaba de Addis Abeba (Etiopía) a Nairobi (Kenia).

El avión salió del aeropuerto internacional de Addis Abeba sobre las 08.30h hora española y se perdió el contacto apenas seis minutos después, según el comunicado de la aerolínea. El vuelo ET 302 se estrelló cerca de la ciudad de Bishoftu, 62 kilómetros al sureste de la capital de Etiopía.

De momento se desconocen tanto las causas del accidente como el número de víctimas. La oficina del primer ministro etíope, Aby Ahmed, expresó sus más profundas condolencias a las familias de aquellos que han perdido a sus seres queridos.

El aparato siniestrado se trata de un Boeing 737 MAX-8, que pertenece a la familia de aviones de pasajeros desarrollada por el fabricante aeronáutico estadounidense Boeing Commercial Airplanes a partir de la familia Boeing 737 Next Generation y que cuenta con lo último en aeronavegación y se fabricaron para reemplazar a los modelos 737-700, -800 y -900.

Este accidente aéreo es el segundo desde que el 737 MAX iniciara sus operaciones el 22 de mayo del 2017, ya que el primer caso de una caída de este modelo data del 28 de octubre de 2018 al salir del aeropuerto de Yakarta hacia Pangkal Pinang en Indonesia. El gobierno local encontró los restos y se han iniciado las investigaciones. Se habla de aproximadamente 188 muertos en el siniestro.

Autoridades internacionales ya están de camino a Kenia para averiguar las causas que llevaron a la pérdida de vidas y del propio equipo en ese país.

Leer mas...

Prohibieron a Lula salir de Brasil y este entregó su pasaporte

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva remitió hoy a la Justicia su pasaporte a través de sus abogados, después de que un tribunal le prohibió salir del país por su condición de condenado a prisión por corrupción.

El documento de Lula fue entregado en un tribunal de Sao Paulo por miembros de su equipo de defensa y asesoría jurídica, en cumplimiento de una orden dictada por un juez de Brasilia, que alertó sobre la posibilidad de que el expresidente no regresara al país tras un viaje que tenía planeado hoy a Etiopía.

Lula tenía previsto participar en un evento sobre el combate al hambre en el mundo organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que se celebra en Adis Abeba, con motivo de una Cumbre de la Unión Africana.

Sin embargo, después de que el pasado miércoles un tribunal de segunda instancia ratificó y amplió de nueve a doce años la pena dictada contra Lula por un juez inferior, una corte de Brasilia le prohibió abandonar el país.

El juez Ricardo Leite, responsable de una de las siete causas penales que enfrenta Lula, indicó que es público que algunos aliados políticos del expresidente, que buscan politizar los procesos judiciales, han pensado hasta en una eventual petición de asilo en otro país.

Según el magistrado, los viajes internacionales de Lula, sobre todo a países que no tienen tratados de extradición con Brasil, como es el caso de Etiopía, merecen un tratamiento diferenciado.

A pesar de su cada vez más complicada situación jurídica, y en un paso más de la defensa política de su fundador y máximo líder, el Partido de los Trabajadores (PT) ratificó ayer a Lula como su candidato a presidente para las elecciones de octubre próximo.

El futuro de esa proclamación, sin embargo, está en manos de los tribunales, pues las leyes brasileñas impiden que una persona que ha sido condenada en segunda instancia se presente a un cargo electivo.

La posible impugnación de la candidatura de Lula, no obstante, sólo puede ocurrir a partir del 15 de agosto, cuando vence el plazo para la inscripción de candidatos en el Tribunal Superior Electoral, que tendrá la última palabra sobre el asunto.

Más allá de la posibilidad de que su candidatura sea rechazada, Lula también corre el riesgo de que el tribunal de segunda instancia que ratificó su condena decida ejecutar la pena una vez agotados las apelaciones que su defensa puede presentar ante esa misma corte.

Sin embargo, si esas apelaciones fueran rechazadas, Lula todavía tendría derecho a recurrir ante tribunales superiores, lo que puede postergar una eventual decisión de enviarle a prisión.

Leer mas...