Estas aquí =>

Decana de Veterinaria fue suspendida por 60 días

Azucena Cabrera de Gómez, decana de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), fue apartada del cargo por 60 días para ser investigada debido al ocultamiento de información en el caso de brote de brucelosis caprina detectada en la facultad a su cargo. En su alejamiento en el cargo asumirá la vice decana Elizabeth Núñez según lo dispuso el Consejo Directivo de la Facultad de Veterinaria de la UNA.

La decisión fue tomada en asamblea donde los miembros del consejo decidieron alejarla del cargo para que sea pasible de una profunda investigación. De momento, la única que será suspendida de sus funciones es Cabrera, sin embargo seguirá un sumario innominado y en este estarían incluidos todos los miembros del consejo directivo de la casa de estudios.

El sumario encabeza un juez instructor externo y a pesar de la inclusión innominada estará liderado por el Consejo Directivo de la Facultad de Veterinaria. Desde el consejo, explicaron que por estatuto, no pueden destituir a Cabrera del cargo sin un sumario previo y el resultado del mismo al final de los 60 días impuestos, decidirá el futuro de la decana apartada de sus funciones.

A nivel de Ministerio Público, el fiscal Julio Ortiz está llevando la investigación que podría imputar a la decana suspendida por el ocultamiento de informaciones sobre la presencia positiva de brucelosis en el ganado caprino que maneja la facultad.

Leer mas...

Fiscalía tomó parte en el caso de brucelosis, habrían penas de hasta 3 años

Luego que el Ministerio Público abriera una investigación de oficio por comercialización de alimentos nocivos debido a la venta de leche de cabras de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) que dieron positivo a brucelosis, se comenzó a tomar declaración a los primeros llamados por el fiscal de turno, Julio Ortíz. La doctora María Inés González de la División Caprinos de la facultad de Veterinaria de la UNA, fue la primera en declarar en el caso.

La médica veterinaria declaró por casi tres horas, dando detalles de lo que conocía del caso y se ratificó en lo que ya declaró ante la prensa. Siguió sosteniendo que en las autoridades universitarias estaban al tanto de los casos pero preferían ocultar el hecho. Esa nefasta decisión, hizo que muchos estudiantes y sus respectivos profesores, incluyéndola, estuvieran expuestos directamente a un eminente contagio de la enfermedad zoonótica.

Además ya fueron citados por el agente del Ministerio Público, otros docentes como Sandra Pereira, Mirian Meza y a Carlos Pereira. El fiscal Ortíz dijo que espera oír la declaración de los citados para tener un panorama claro para las imputaciones que amerite el caso y de haberlas, los que resulten imputados se exponen a tres años de cárcel, además de multas como lo establece el Artículo 208 del Código Penal.

Para hoy se espera también la declaración de la decana de la facultad de Veterinaria, la Dra. Azucena Cabrera, quien seguramente aportará más datos y no se descarta que otras personas puedan ser llamadas a prestar declaración ya que se habla entre otros puntos de que meses atrás se había solicitado sin respuesta, la participación del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) en los controles pertinentes para descartar la posibilidad de que se detecten casos de brucelosis.

Dos personas hasta el momento se encuentran afectadas por la irresponsabilidad detectada el fin de semana pasado y según lo trascendido, ya tenía larga data desde que se manejaba esa información que ahora el Ministerio Público se encuentra investigando.

Leer mas...

Veterinaria de la UNA y Senacsa se acusan mutuamente en caso brucelosis

Si bien se deben atar cabos sueltos en esta historia que a pesar que se crea que es el principio, es en realidad el fin de una larga cadena de eventos que terminó en el descubrimiento de un brote de brucelosis en la granja de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Las autoridades de la universidad alegan que desde el pasado mes de junio ya solicitaban al Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) los controles preventivos sobre brucelosis y enfermedades de origen animal pero sin una aparente respuesta de parte de la dependencia fitosanitaria.

Azucena Cabrera de Gómez, decana de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNA, confirmó que desde cuatro meses atrás, enviaron una nota al Senacsa para que realicen los controles oficiales a nivel sanitario para verificar si los animales de la granja escuela se encontraban sanos y libres de brucelosis y tuberculosis para 55 cabras que se encontraban en la División de Caprinos. La última nota fue fechada el 15 de junio pasado.

Según Cabrera de Gómez, hasta la hora que detectaron las anomalías debido al contagio de personas cercanas a los animales, el ente a cargo de Hugo Idoyaga nunca acudió al pedido realizado por la casa de estudios. Ya tarde y por iniciativa de la universidad, acudieron a un laboratorio privado quienes confirmaron la enfermedad en 16 animales.

Si se llegaba a descubrir a tiempo las irregularidades, la historia pudo haber sido otra según las autoridades de la UNA.

Por otro lado, el titular del Senacsa manifestó que en sus manos nunca llegó tal pedido aunque refirió que pudo llegar a manos de algún interino y por ello se abocará a encontrar los motivos por los cuales tal documento no fue recibido por el mismo. No voy a esquivar responsabilidades, dijo Idoyaga.

Pese a todo, acuso a la universidad de responsabilidad manifiesta y a raíz de esto los directivos de la carrera de Veterinaria son los responsables de lo que ocurrió en el brote de brucelosis. Independientemente de eso, pudieron haberme llamado; no tratar de desviar la atención. El problema está en las autoridades de la Facultad, no en el Senacsa, que no tiene nada que ver en el tema. Los únicos responsables son los de la Facultad de Ciencias Veterinarias, encerró el presidente del Senacsa.

Leer mas...

A sabiendas, igual seguían ordeñando las cabras enfermas

Irresponsabilidad es una palabra que queda corta para describir el momento que se pasa en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción. Alumnos de esta casa de estudios, denunciaron a la prensa que sus autoridades, a sabiendas de lo que estaba ocurriendo con los animales, lo mismo dejaban que ellos los manipulen, además de ordeñar, vender y consumir los derivados de las cabras que fueron detectadas con brucelosis.

Ayer, se realizó una reunión entre autoridades y estudiantes de la carrera afectada. Los mismos aprovecharon para exigir respuestas sobre el porqué los mismos seguían realizando guardias normales en la granja del campus donde estaban los caprinos enfermos.

Ayer, incluso una docente de la carrera confirmó que en la Facultad de Veterinaria de la UNA las autoridades estaban al tanto de los casos de brucelosis y sin importar este diagnóstico, vendían leche de cabra, hacían prácticas o incluso dejaban que niños de nivel inicial visitaran la granja, como lo dijimos al iniciar la nota, irresponsable es poco.

De confirmarse que más personas se encuentran contagiadas con la brucelosis, esto podría tener un giro penal más fuerte para los responsables de la institución, como ser la decana, que fue denunciada por funcionarios y alumnos de ocultar la información.

Leer mas...

Detectan brucelosis en la UNA y se enciende alerta por enfermedad

Un profesor de la carrera de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y una alumna del quinto año, dieron positivo al examen de brucelosis luego de que ambos fueran contagiados en una práctica con caprinos dentro de la universidad. Esto no trascendió sino que hasta ayer domingo cuando se dio participación al Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), que inmediatamente ordenó la intervención de la casa de estudio.

Estos dos casos no serían los únicos y se teme que otros dos estudiantes se encuentren en la misma situación. Según el doctor Diego Ayala, perteneciente a la Asociación de Médicos Veterinarios del Paraguay, la alumna diagnosticada con la enfermedad manifestó cuadros febriles en los primeros momentos y de casualidad se enteraron del hecho el día sábado por medio de la red de mensajería Whatsapp y al adentrarse a fondo descubrieron que los primeros síntomas se dieron en el mes de Setiembre.

El otro infectado, profesor doctor Enrique González, se encuentra internado en un sanatorio por dar positivo al test de brucelosis, manifestó Ayala. El mismo, cuestionó la tardía reacción de las autoridades de la UNA, diciendo que es una pena que la facultad recién ayer haya sacado un comunicado al respecto.

Entre los animales, al menos doce cabras de la institución terciaria dieron positivo a brucelosis y otros dos animales se encuentran bajo sospecha. Ya hay una profunda preocupación entre los estudiantes debido a que tanto la leche como el queso de cabra son comercializados por la Facultad de Veterinaria y en el proceso de fabricación se encuentran varias personas que pudieron haber sido contagiadas por la enfermedad, por estar en contacto con los derivados caprinos.

Hugo Idoyaga, titular de Senacsa, confirmó que se tomarán las medidas necesarias al respecto para la aislación de la universidad iniciando en la fecha la intervención. En cuanto a los animales que dieron positivo a los exámenes, adelantó que serán sacrificados para evitar que continúe la expansión de la enfermedad.

La brucelosis caprina, es una enfermedad producida por la bacteria Brucella melitensis que afecta principalmente al ganado caprino. Los animales se infectan a través de la ingestión de alimentos (incluyendo leche en caso de cabritos) y aguas contaminadas por el contacto con fetos abortados, placenta, descargas vaginales.

Puede afectar a la mayoría de las especies domésticas y al hombre en el que la infección por Brucella melitensis es considerada la más patógena e invasora. El hombre se infecta por contacto directo o indirecto por consumo de leche cruda de cabra o queso fresco contaminado, a veces estos casos aumentan por la mezcla de leche de cabra con la de vaca.

Leer mas...