Estas aquí =>

Urgen la creación de unidad fiscal contra violencias de género

La fiscal de la Unidad Especializada de Lucha contra la Violencia Intrafamiliar, Liliana Zayas, explicó que resulta absolutamente necesaria la creación de una unidad exclusiva para la violencia de género que investigue con funcionarios especializados y perspectiva de género.

En su departamento, que recibe todo tipo de denuncias relacionadas con hechos violentos dentro del ambiente familiar, Zayas, relató que la mayor cantidad de casos tienen que ver con mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas o exparejas.

Por ello, una unidad dedicada solo a esos casos, serviría para visibilizar como una situación grave la violencia contra las mujeres por el hecho de serlo, y contribuiría a cambiar la perspectiva sobre una violencia prácticamente tolerada por la sociedad y minimizada por el Estado.

La unidad, dijo Zayas, les permitiría dedicarnos solo a esas investigaciones, que son muy complejas porque nos tropezamos con situaciones durante la investigación que no encontramos en investigaciones de otros hechos.

En ese sentido, reveló que evitaría problemas actuales como la existencia muy habitual de denuncias cruzadas, presentadas por el agresor unas horas después de la denuncia de la víctima, como estrategia de defensa, detalló.

La unidad actual obliga a investigar ambas denuncias por igual, lo que dificulta el trabajo, porque agresor y víctima se intercambian los papeles en dos carpetas fiscales diferentes.

Para resolver ese problema, actualmente realizan un estudio socioambiental del entorno de la mujer, para determinar quién es víctima y victimario.

La nueva unidad permitiría que la violencia de género se investigase con funcionarios especializados que lleven a cabo un trabajo con perspectiva de género, que tenga en cuenta esa estructura patriarcal que hace que estos hechos estén dirigidos a mujeres por el hecho de ser mujer.

Además, les permitiría investigar los casos de feminicidio, en los que actualmente su unidad no tiene competencias, si bien se les suelen asignar algunos casos puntuales, como fiscales coadyuvantes, por nuestra especialidad.

Zayas subrayó la importancia de la existencia del tipo penal feminicidio, que en Paraguay entró en vigor en 2016, ya que en el código penal anterior, el asesinato de un cónyuge sólo era un agravante.

En el feminicidio la motivación es otra porque considera su condición de mujer y tiene en cuenta la relación de subordinación de lo masculino con lo femenino y, habla de una relación afectiva entre víctima y agresor en cualquier tiempo, por lo que incluye a las exparejas.

Ello, añadió, nos da un margen porque cuando más riesgo corre la mujer es cuando termina su relación y el agresor no quiere aceptar la nueva situación.

Por otro lado, también sugirió que deber revisarse las medidas de protección a la mujer que ha sufrido actos violentos, porque cuando el agresor ya tomó la decisión de decidir sobre la vida de una mujer, difícilmente ninguna medida de las actuales, como las órdenes de alejamiento, le pueda frenar, comentó Zayas.

Por ello, cree que deben contemplarse otras medidas como la instauración de pulseras electrónicas a los denunciados, para evitar que una situación de violencia acabe en asesinato.

Asimismo, opinó que debería dedicarse presupuesto para aplicar políticas de reinserción de los maltratadores, contemplada en la ley, pero no aplicada.

En lo que va de 2019, según datos oficiales, 15 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, aunque hay otros cuatro casos por confirmar.

En 2018 fueron asesinadas por sus parejas o exparejas 59 mujeres en Paraguay, seis más que en el año anterior.

Leer mas...

Con el fin de sensibilizar sobre feminicidios se lanzó la campaña “Violencia Cero”

El Ministerio de la Mujer, la Oficina de la Primera Dama y ONU Mujeres, lanzaron este viernes la segunda fase de la campaña “Violencia Cero” que pretende sensibilizar a la población sobre el aumento de casos de feminicidios y posicionar la problemática a nivel país.

La presentación se realizó en el marco de la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, fecha que visibiliza las desigualdades de oportunidades entre hombres y mujeres y reivindica el acceso equitativo a todos los ámbitos de la vida social y política.

La ministra de la mujer, Nilda Romero, explicó que la campaña pondrá especial énfasis en el feminicidio, para dar a conocer las circunstancias en las que se configura, a través de la promoción del artículo 50 de la ley 5777/16 “De proyección integral a las mujeres contra toda forma de violencia”.

Mencionó que la campaña pretende visibilizar públicamente la emergencia ante los casos de violencia y llamar a la intervención oportuna de los actores clave. “Esta campaña es muy impactante porque nos hemos visto en la obligación de causar impacto en la sociedad para que realmente nos demos cuenta de lo grave del flagelo que estamos sufriendo las mujeres paraguayas. Es necesarios que nos involucremos todos, no solamente el Estado paraguayo sino toda la sociedad en su conjunto”, expresó.

La misma comprenderá materiales audiovisuales, cartelería en la vía pública, redes sociales y medios de comunicación para alertar e interpelar y comprometer a las personas en la urgencia de acciones para rechazar la violencia en todas sus formas. La campaña abarcará todo el territorio nacional y tendrá una duración de 8 meses.

Leer mas...

Codehupy pide frenar feminicidios en el país

La Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) exigió hoy al Estado paraguayo que pase del discurso a la acción para reducir el número creciente de asesinatos de mujeres, que en 2018 alcanzó 57 víctimas mortales, 11 más que el año anterior.

Desde la plataforma de Derechos Humanos reconocen el paso que se ha dado con la aprobación en 2016 de la «Ley de Protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia», pero lamentan que no se haya acompañado de políticas para frenar el número de feminicidios.

Si el discurso y los compromisos que se asumen desde el Estado no van asociados a una aplicación real, no pasan de ser meros actos protocolares, indicaron fuentes de la Codehupy en un comunicado.

En ese sentido, denunciaron en la mayoría de los casos de feminicidio, las víctimas habían presentado denuncias previas a las autoridades y no fueron protegidas.

Codehupy remarcó además las dificultades que encuentran las instituciones públicas para llevar a cabo políticas de protección de las mujeres, ya que no se da continuidad a planes y programas de los gobiernos anteriores.

La Coordinadora señaló que todavía queda un largo trecho hasta lograr que el concepto y la definición de feminicidio logren insertarse en la sociedad paraguaya.

En su último informe anual de Derechos Humanos, la plataforma subrayó que estas reticencias se pueden observar en la resistencia de algunos grupos sociales como los religiosos a incluir un enfoque de género en la ley y en la educación.

El acuerdo social, necesario para impulsar esfuerzos conjuntos, se encuentra varado en discrepancias de tinte moralista y religioso, indica el comunicado.

Entre las recomendaciones de la plataforma de Derechos Humanos, figura eliminar las brechas que existen entre el discurso y la práctica, adoptar políticas que promuevan una educación laica, libre de prejuicios y creencias religiosas, así como ampliar el presupuesto de varias instituciones estatales.

Un informe del Ministerio de la Mujer alertó en enero de que el 21,3 % de las víctimas de asesinatos machistas en Paraguay son menores de 20 años, mientras que un 37,8 % corresponde a mujeres de entre 21 y 30 años.

El documento también reveló que en las zonas urbanas es donde se concentra un mayor porcentaje de feminicidios, mientras que el perfil de las víctimas en su gran mayoría corresponde a mujeres de estratos socioeconómicos muy vulnerables, en pobreza o extrema pobreza.

Leer mas...

Notables cifras, 21,3 % de las víctimas de feminicidios en el país son menores de 20 años

El 21,3 % de las víctimas de asesinatos de género en el país son menores de 20 años, mientras que un 37,8 % corresponde a mujeres de entre 21 y 30 años, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de la Mujer en un informe que alerta sobre el aumento de los feminicidios en el país.

Vemos que las mujeres que perdieron la vida por violencia feminicida son jóvenes y muy jóvenes en su mayoría, denunció en un comunicado la directora del Observatorio de la Mujer, Raquel Iglesias.

De acuerdo a los datos aportados por el Ministerio, más de la mitad de las víctimas eran madres, lo que ha provocado que 40 menores se hayan quedado huérfanos como consecuencia de asesinatos de mujeres en los últimos tres años.

De las 59 víctimas mortales que el Gobierno contabilizó en 2018, tres de ellas eran madres de cinco hijos cada una. El informe revela un aumento en la cifra de asesinatos machistas que en 2018 se sitúo en 59 víctimas, cuatro más que el año anterior y 15 más que en 2016.

Además, el documento explica que el 80,3 % de los agresores tenían algún tipo de relación con la víctima, ya sea de amistad, familiar, como parejas o exparejas. Según el informe, los asesinatos se produjeron en un 31,5 % de los casos en la vivienda de la víctima y en un 25,9 % en la residencia que compartía con su agresor.

Para Iglesias, esta cifra evidencia que las mujeres vivían en peligro en sus propios hogares en la mayoría de los casos. Las zonas urbanas son las que concentran un mayor porcentaje de asesinatos de género en Paraguay, siendo la región Central, Amambay y Alto Paraná los lugares con mayor frecuencia.

Además, el informe del Ministerio de la Mujer señala que la gran mayoría de los casos pertenecen a estratos socioeconómicos muy vulnerables, en pobreza o extrema pobreza.

Paraguay aprobó en 2016 la Ley de Protección integral a mujeres contra toda forma de violencia, en la que se tipificó como delito el feminicidio por primera vez en la historia del país suramericano.

Además, en noviembre de 2018 la Fiscalía paraguaya creó una unidad especializada de lucha contra la violencia familiar, que se encarga de los casos de violencia hacia la mujer.

Leer mas...

Feminicidios aumentaron en Paraguay durante el 2018

Un total de 57 mujeres fueron asesinadas en Paraguay entre enero y diciembre de este año, siete más que la cifra de feminicidios registrada en el mismo periodo del año anterior, informó  el Ministerio de la Mujer.

Además, este año se produjeron 55 casos de tentativa de feminicidio, según el estudio del Observatorio de Género del Ministerio de la Mujer. El estudio constata a su vez que el número total de feminicidios entre 2016 y 2018 fue de 146, lo que equivale a una muerte violenta cada 7,7 días por parte de las parejas, exparejas, maridos o exmaridos de las víctimas.

En promedio por año, en 2016 se dio un caso de feminicidio cada nueve días; en 2017 uno cada 7,3 días y este año uno cada 6,6 días. El estudio revela que el departamento Central, el más poblado del país, y los de Amambay y Alto Paraná son, y en ese orden, los que registran las mayores tasas de ese tipo de crímenes.

Otra dato indica que la edad de las víctimas oscilaba entre los 21 y 30 años de edad y que en su mayoría fueron asesinadas en sus viviendas.

Desde 2016, Paraguay se rige por la Ley de «Protección integral a mujeres contra toda forma de violencia», en la que se tipificó como delito el feminicidio por primera vez en la historia del país.

Leer mas...

Monseñor lamenta la gran cantidad de feminicidios

En la víspera de la conmemoración de la Virgen de Caacupe, Monseñor Claudio Giménez, obispo de Caacupé, manifestó que es muy triste y preocupante la gran cantidad de feminicidios que se tienen en el país en los últimos años.

Con el tema “Beata Chiquitunga, modelo de mujer que produce frutos de santidad”, el religioso enalteció la figura de la carmelita y su lucha contra los males que afectan a la sociedad.

El obispo emérito añadió que se deben aplicar planes y proyectos que protejan a las mujeres y a las familias.

«Si viviera hoy Chiquitunga estaría levanto su voz contra muchos frutos de maldad y los feminicidios. “¡Qué cosa terrible!”, exclamó Claudio Giménez, al tiempo de criticar la práctica y legalización del aborto en otros países.

Por otro lado, se refirió al tema del narcotráfico diciendo que de ser un país de tránsito de las drogas Paraguay se convirtió en un país consumidor, considerando la gran cantidad de adictos que se tiene actualmente.

Caacupé se convirtió en una tierra de nadie, dominada por los microtraficantes, que generan una gran cantidad de adictos, que son los que, finalmente, mantienen en vilo a la ciudadanía con los asaltos callejeros y robos domiciliarios.

Miles de personas participaron de la celebración litúrgica que se realizó en la explanada de la Basílica Menor.

 

Leer mas...