Estas aquí =>

Deprimido, hijo de Fidel Castro se autoelimina

Fidel Castro Díaz-Balart, hijo del fallecido presidente cubano, se suicidó este jueves, dijeron medios de prensa oficiales. Tenía 68 años y era conocido como “Fidelito”.

De singular parecido con su padre Fidel Castro Ruz, con su distintiva barba y corpulencia, el hombre se quitó la vida luego de meses de recibir atención médica debido a un estado depresivo profundo, informó el portal oficial Cubadebate.

Como parte de su tratamiento requirió inicialmente un régimen de hospitalización y luego se mantuvo con seguimiento ambulatorio durante su reincorporación social, agregó una breve nota que fue leída además en la televisión cubana.

Castro Díaz-Balart fue el primogénito de la unión del exmandatario y Mirta Díaz-Balart, una mujer de la aristocracia cubana con la que se casó en su juventud, de quien se separó en 1955 y antes de comenzar la lucha revolucionaria que luego lo llevó al poder a él y a su hermano, Raúl.

Por su parte materna, es pariente directo de una familia de políticos estadounidenses de renombre y primo hermano del senador Mario Díaz-Balart, quien representó los intereses de grupos radicales de exiliados de La Florida en contra de la revolución liderada por los Castro.

Al momento de fallecer, se desempeñaba como asesor en temas científicos del Consejo de Estado y era vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

Díaz-Balart estudió física nuclear en la antigua Unión Soviética y se tituló como doctor. Siempre prefirió mantenerse alejado de las cuestiones políticas, aunque ocupó cargos de importancia en la Comisión de Energía Atómica de Cuba desde la cual abogó por el uso pacífico y médico de este recurso.

Los libros que publicó se refieren a la problemática de la ciencia y la tecnología. Solía ser una figura renombrada en los ámbitos científicos participando en conferencias y foros internacionales en representación de su país, aunque su vida privada era muy reservada se conoce que tuvo dos hijos.

Su última aparición pública se reportó en octubre de 2017 cuando encabezó la delegación de la isla en un foro de innovación en Japón.

El deceso del científico se produce un año después de la muerte de su padre, quien falleció a finales de 2016.

Leer mas...

Abril 2018, elecciones en Cuba

El Parlamento cubano decidió hoy convocar a elecciones generales en abril de 2018, para decidir sobre la primera magistratura, actualmente presidida por Raúl Castro, hermano del difunto Fidel.

La primera etapa del proceso electoral, los comicios municipales fijados para octubre, ya había sido pospuesta un mes por causa del huracán Irma, que había devastado el país, con perjuicios millonarios, afectando como siempre suele ser en estos casos, a los segmentos más vulnerables de la población.

De acuerdo a la Constitución cubana, una legislatura solo puede extenderse “por acuerdo de la propia Asamblea en caso de guerra o en virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias”.

Por decisión del máximo órgano colegiado, la vigencia de las actuales asambleas provinciales del Poder Popular también se extiende, en este caso hasta el 25 de marzo.

La próxima legislatura será la primera ocasión en seis décadas que la presidencia de Cuba no estará ocupada por un mandatario apellidado Castro, tras más de 40 años de Gobierno de Fidel Castro, sucedido en 2006 y hasta la fecha por su hermano menor, Raúl, de 86 años.

La ley electoral cubana establece que el presidente, junto con el vicepresidente y los restantes miembros del Consejo de Estado, se eligen a partir de una propuesta elaborada por una Comisión de Candidaturas integrada por diputados electos en los comicios generales, que es sometida a votación en el Parlamento.

De entre los delegados elegidos en ese primer proceso saldrá parte de los candidatos a diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) en las elecciones generales, aún sin fecha, y el nuevo Parlamento que resulte electo ratificará el 19 de abril al nuevo presidente de Cuba. Aunque se prevé que el relevo de Raúl Castro sea el actual primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel.

Leer mas...

Cuba defiende su sistema electoral ante los comicios que marcan el relevo de Castro

La Habana, 10 jul (EFE).- Las autoridades electorales de Cuba, donde solo es legal el gobernante Partido Comunista, defendieron hoy la «democracia total» de su sistema de candidaturas, a tres meses de que se inicien los comicios que culminarán, en febrero del 2018, con la salida del poder del presidente Raúl Castro.

«Hay un gran desconocimiento del sistema electoral cubano (…). Puedo asegurar que nuestro sistema tiene más fortalezas y tiene funciones, principios como ningún otro, con mucha más validez, que logran que se desarrolle una democracia total», sostuvo en una rueda de prensa la presidenta de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro.

El Consejo de Estado de Cuba convocó el pasado 14 de junio las elecciones, un proceso que se abrirá el 22 de octubre con la primera vuelta para elegir a los delegados a las asambleas municipales (concejales) por un periodo de dos años y medio y a las que seguirán las provinciales y generales, aún sin fecha.

La funcionaria desgranó ante la prensa extranjera los detalles del sistema electoral cubano. Subrayó su apego a la legalidad y recalcó que «con ser cubano y cumplir los requisitos» establecidos en la Ley electoral, cualquiera puede ser candidato. Sin embargo, varias plataformas opositoras que quieren postular a candidatos independientes que no militan en el PCC ni en organizaciones sociales oficialistas han denunciado que esas personas sufren acoso, sobre todo mediante la imputación de supuestos delitos sin fundamento que les incapacitan para poder presentarse a las elecciones.

Respecto a esos candidatos independientes, Balseiro aseguró que «todo el que cumple los requisitos que establece la Ley puede ser candidato. Para mí todos son cubanos y electores, no conozco ni distingo de minorías. Yo conozco de cubanos y de los requisitos que establece la ley. Para mí es suficiente eso para que (un candidato) pueda ser nominado y en su día pueda ser delegado y electo», arguyó.

Entre las particularidades del sistema electoral de la isla figuran la ausencia de campañas y la prohibición de realizar «promesas electorales». Sólo se difunden la fotografía y biografía de los candidatos, en la que se resalta «la vida y mérito» de las personas.

A pesar del elevado número de cubanos que residen en otros países no existe el voto desde el extranjero, que solo se aplica en referendos. Tras la celebración de las municipales en octubre, serán elegidos en una fecha aún no anunciada los delegados a las asambleas provinciales para un mandato de cinco años y los diputados a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), integrada actualmente por 612 diputados que representan a los 168 municipios del país.

Será entonces cuando los diputados electos designen al nuevo presidente cubano, toda vez que Raúl Castro ha asegurado que dejará el cargo en febrero del 2018, tras una década al frente de la isla, desde que en 2006 su hermano, Fidel Castro, delegó en él el poder por una grave enfermedad intestinal.

Al explicar el sistema electoral, la presidenta de la Comisión Electoral también insistió en el proceso de base según el cual los ciudadanos se reúnen en asambleas por circunscripciones locales y eligen, a mano alzada, a los candidatos a delegados municipales.

«¿En qué país del mundo, más allá de un partido electoral, un pueblo en asambleas de vecinos puede proponer a un candidato?», cuestionó Balseiro.

Esas asambleas se celebran bajo el control de las llamadas «comisiones de circunscripción», integradas por ciudadanos designados por las comisiones electorales oficiales: «Es el pueblo investido en autoridad electoral», aseveró la funcionaria. Para estos comicios se han identificado 12.515 circunscripciones, y el total de ciudadanos que conformará las «comisiones de circunscripción» se eleva a 61.575 personas que recibirán una capacitación especializada durante los próximos dos meses. En estos comicios generales serán elegidos 12.515 delegados del Poder Popular entre los candidatos que serán nominados entre el 4 y el 30 de septiembre próximo.

Se trata de los primeros comicios que se celebran en Cuba tras la muerte del ex-presidente Fidel Castro, fallecido el pasado 25 de noviembre tras una década alejado del poder por problemas de salud.

Son también las primeras elecciones generales en la isla desde que en diciembre del 2014 se anunció la reanudación de las relaciones bilaterales con Estados Unidos, bajo la administración del presidente Barack Obama.

Leer mas...