Estas aquí =>

Maduro celebra reelección y oposición la desconoce

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró este domingo su relección con 67.7 por ciento de los votos, que consideró un “récord histórico”, en unos comicios desconocidos por su principal rival Henri Falcón. Nunca antes un candidato presidencial había ganado con 68 por ciento de la votación popular y nunca antes le había sacado 47 por ciento al segundo candidato. Nocaut. récord histórico, dijo Maduro ante miles de seguidores en las afueras del Palacio de Miraflores.

Minutos antes, la presidenta de la Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena anunció que Maduro obtuvo 67.7 por ciento de los votos contra 21.2 por ciento de Falcón, tras ser escrutado 92.6 por ciento de las actas.

La tendencia es irreversible, aseguró Lucena, al precisar que de 8 millones 603 mil 936 votos, Maduro obtuvo 5 mil 823 mil 728 sufragios, mientras Falcón obtuvo un millón 820 mil 552 sufragios, con una participación electoral de 46 por ciento.

En tercer lugar se ubicó Javer Bertucci, de Esperanza por el Cambio, con 925 mil 42 sufragios, y Reilando Quijada obtuvo 36 mil 614.

Antes del reporte del CNE, Falcón calificó de ilegítimo el proceso electoral y advirtió que no reconocería los resultados. Para nosotros no hubo elecciones, hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela, dijo el abanderado de Avanzada Progresista, Movimiento Al Socialismo y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), en una rueda de prensa ofrecida en esta capital.

Falcón alegó que el CNE no hizo cumplir las normas previamente planteadas para los comicios, como la ubicación de los puntos de organizaciones políticas cerca de centros de votación, pero admitió que los llamados a la abstención hechos por sectores de la oposición afectaron su intención de voto.

En sus primeras declaraciones tras ser declarado el virtual ganador, Maduro criticó la postura de Falcón. No se había visto nunca en la vida que un candidato no reconozca los resultados antes de que se hayan dado los resultados… al pueblo de Venezuela hay que respetarlo, sostuvo Maduro, y añadió que al final el pueblo tuvo razón de ponerle el nombre de Henri “Falsón” en un juego de palabras con su apellido.

Maduro, quien logró obtener un segundo mandato de seis años, proclamó su victoria popular y prometió sacar a flote a la atribulada economía del país petrolero.

Cuánto me han subestimado a mí y aquí estamos, dijo Maduro ante miles de seguidores desde el palacio presidencial. Tenemos dos años libres de elecciones para dedicarnos a trabajar por la economía.

La oposición advirtió antes que un triunfo de Maduro sería ilegitimo debido a que muchos electores se quedaron en casa en rechazo a la elección, percibida por varios como fraudulenta. También se alegó que empleados públicos y beneficiarios de los programas sociales del gobierno fueron presionados para votar por el mandatario.

Durante el desarrollo del proceso de votación, los comandos de campaña de Falcón y el pastor evangélico Javier Bertucci, presentaron varias denuncias sobre la instalación de puntos oficialistas para control de votantes cerca de algunos centros electorales, la compra de votos y la asistencia a votantes con alguna limitación, supuestamente para asegurarse que éstos, algunos beneficiarios de los programas sociales, votaran por Maduro.

De su lado, el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero fue abucheado por varias personas en las afueras de un centro electoral en el exclusivo distrito de Chacao en Caracas al que asistió como observador de los comicios.

El ex líder socialista español impulsó durante mucho tiempo un diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición. En febrero fracasó el último intento de acercamiento entre ambas partes celebrado en República Dominicana.

Estados Unidos, la UE y los 14 países del llamado Grupo de Lima (Argentina, Brasil, México, Colombia, Chile, Perú, Canadá, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Panamá, Paraguay, Santa Lucía y Guyana) señalaron que no reconocerán los resultados de esta contienda.

Al cierre de esta edición, el gobierno panameño anunció que no reconocía los resultados de las elecciones venezolanas.

Leer mas...

Presiones posponen elecciones en Venezuela

Las elecciones presidenciales en Venezuela se celebrarán el próximo 20 de mayo, tras ser postergadas desde el 22 de abril en busca de acallar los cuestionamientos en torno a unos comicios en los que el mandatario Nicolás Maduro irá por la reelección. Diferentes presiones de orden interno y externo, forzaron fijar la nueva fecha.

Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado por la oposición de servir a Maduro, anunció la nueva fecha poco después de la firma de un acuerdo de garantías electorales entre el gobierno y el opositor Henri Falcón, disidente del oficialismo.

Me alegran mucho los acuerdos firmados con la oposición porque quiero ir a un proceso de reconciliación. Vamos a elecciones, tengo en mi corazón la certeza de que vamos a la victoria, dijo Maduro luego del anuncio que posterga por 30 días más las votaciones en el país caribeño.

En Twitter, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) señaló que la oposición no ha firmado ningún acuerdo con el CNE, aludiendo a una actuación de Falcón fue por cuenta propia y estos no la reconocen.

Falcón, militar retirado de 56 años, inscribió su candidatura, contrariando la decisión de la MUD de boicotear los comicios en los que Maduro buscará un segundo período hasta 2025.

No pueden expulsarnos de algo que hace tiempo dejó de existir, dijo Luis Romero, secretario general del partido Avanzada Progresista, de Falcón, al referirse a la fracturada alianza opositora. Previo al anuncio del acuerdo, la MUD pidió a Falcón retirar su candidatura, al acusarlo de hacerle el juego a Maduro en su aspiración totalitaria.

Respaldando a la MUD, gobiernos latinoamericanos y europeos, y Estados Unidos rechazaron los comicios adelantados por el oficialismo de diciembre a abril, exigiendo su aplazamiento y garantías para reconocerlos.

Buscan darle una apariencia de legitimidad a esta votación, especialmente ante la comunidad internacional, declaró la politóloga Francine Jácome. En Washington, la portavoz del departamento de Estado, Heather Nauert, advirtió que Estados Unidos considera nuevas sanciones, potencialmente financieras, tras recientes advertencias sobre un embargo petrolero.

Leer mas...