Estas aquí =>

Paraguay exportará maíz a EE.UU. luego de diluvio

Paraguay se une a otros países de América del Sur que ahora despachan maíz a Estados Unidos luego de que un diluvio en el Medio Oeste propiciara un alza de precios ocasionadas en principio por la baja producción del grano en el país del norte.

Se espera que la embarcación Clymene cargue 24.000 toneladas de maíz paraguayo en el puerto argentino de San Lorenzo la próxima semana, según Agencia Marítima NABSA. El cargamento se dirigirá a EE.UU. y el barco fue fletado por Archer-Daniels-Midland, uno de los principales comerciantes de productos agrícolas.

Los agricultores estadounidenses tuvieron que hacer frente al clima más húmedo en más de un siglo en los últimos 12 meses hasta mayo, lo que obligó a postergar las plantaciones de maíz y soja y puso en riesgo la producción de cultivos. Ello aumentó los precios de los productos utilizados para alimentar animales, tras lo cual compradores, la mayoría del sureste de EE.UU., comenzaron a importar cargamentos desde Sudamérica.

Argentina ya envió al menos un cargamento de maíz y soja a Carolina del Norte este mes a bordo del Achilles Bulker. Ahora la embarcación Margreth Pissarek cargará 24.200 toneladas de harina de soja, otro componente de la alimentación animal, en el puerto de Rosario y se dirija a EE.UU., según datos de NABSA. Compradores estadounidenses también han solicitado despachos desde Brasil.

Es más barato y más fácil desde el punto de vista logístico para algunas empresas en el sureste de EE.UU. importar granos en lugar de transportarlos por ferrocarril desde el Medio Oeste. Además, dicha región ha registrado demasiada sequedad, lo que puede ser perjudicial para los cultivos en un contexto en el que productores de cerdos y aves de corral ya enfrentan costos de alimentación animal considerablemente mayores debido al diluvio primaveral en el Medio Oeste estadounidense.a

Leer mas...

Silvio Ovelar reconoce que fue un semestre difícil para el Gobierno

El presidente del Congreso Nacional, Silvio Ovelar, reconoció que este semestre del año fue muy difícil para el Gobierno, por las adversidades de carácter natural que se tuvieron, como por ejemplo, la crecida de los ríos que produjeron inundaciones y afectaron a muchas familias. Sin embargo, expresó su confianza en que mejorará en lo que resta del año, porque hay planes concretos para reactivar la economía, por ejemplo, indicó.

El mismo se reunió con el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez y ambos admitieron que «nos tocó un año muy complicado, donde tanto a mí como a él, nos resultó muy difícil remar ante tanta adversidad, pero tenemos fe y coincidimos en nuestras expectativas de futuro, de que vamos a tener un país mucho mejor, en los próximos meses, en los años venideros”, dijo.

Comentó que las buenas expectativas se basan en cuanto a que las aguas que inundaron gran parte de nuestro territorio están bajando, y se está controlando la situación, en el sentido de que el gobierno nacional está tomando medidas para dar respuesta a todos los compatriotas que están en situación de vulnerabilidad.

Aparte, mencionó que el Presidente de la República, le habló de los planes y proyectos que ya se tienen en marcha, como los dos puentes, que después de más de 50 años se van a construir en el país, para unirnos con el Brasil. La primera obra, sobre el río Paraná, conectará a la ciudad de Presidente Franco (departamento de Alto Paraná) con la brasileña Puerto Meira. La segunda obra será construida sobre el río Paraguay para enlazar la localidad de Carmelo Peralta (departamento de Alto Paraguay) con Puerto Murtinho (Brasil).

Hablaron también de la reactivación de la economía con la inyección financiera que se va a dar a través de los diferentes Ministerios, especialmente a través del Ministerio de Obras Públicas.

 

Leer mas...

UE ayuda con 200.000 euros a afectados por inundaciones

La Unión Europea (UE) anunció este martes que ha destinado 200.000 euros para atender las necesidades urgentes de las personas afectadas por el temporal de lluvias e inundaciones en Paraguay que ha desplazado a unas 69.500 familias de sus hogares en distintos puntos del país en los últimos tres meses.

La partida del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea permitirá entregar agua potable, equipos de saneamiento y provisiones de salud a cerca de 5.000 personas en situación de vulnerabilidad en los departamentos de Ñeembucú, y Concepción.

La Unión Europea asiste a través de este fondo, creado en 1985, a más de 120 millones de personas en todo el mundo afectadas por conflictos y desastres naturales, según informaron en un comunicado.

Esta donación se suma a otras iniciativas para reunir fondos, como la que puso en marcha la Asociación Paraguaya de Fútbol que entregó el pasado miércoles 21.000 kilos de alimentos, comprados con la recaudación del amistoso entre Paraguay y Guatemala.

Además, el cantante puertorriqueño Don Omar se ha solidarizado con la situación de las familias damnificadas y ha divulgado a través de sus redes sociales la campaña de solidaridad emprendida por la Oficina de la Primera Dama de Paraguay.

Una temporada de lluvias anegó en los últimos tres meses miles de hogares en todo el país, de los cuales más de 14.800 corresponden a Asunción, la capital del país, donde los desplazados se han visto obligados a refugiarse en casetas en plazas y parques públicos.

Pilar, junto a la frontera con Argentina, es una de las localidades que más sufrió los estragos del agua, después de que el aumento del caudal del río Paraguay anegara el 90 % del municipio, lo que llevó a establecer un plan de emergencia para asistir a los afectados.

Además, en la zona del Chaco paraguayo, las fuertes lluvias y las inundaciones han provocado en los últimos meses el bloqueo de las principales rutas de carretera, dificultando la vida de las comunidades indígenas que residen en ese territorio.

El nivel del agua ya ha comenzado a descender en los principales cauces fluviales del país en la última semana y los servicios meteorológicos prevén que continúe bajando con el establecimiento del invierno, cuando remiten las lluvias.

Leer mas...

La APF entregó 21.000 kilos de alimentos a damnificados por inundaciones

La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) entregó 21.000 kilos de alimentos comprados con la recaudación del amistoso entre la Albirroja y Guatemala del pasado domingo (2-0), que se destinarán a las familias paraguayas afectadas por las inundaciones.

La recaudación de ese partido ascendió a más de 212 millones de guaraníes, unos 33.800 dólares, con los que se han adquirido aceite, harina, yerba mate, porotos y carne conservada, entre otros productos, según informó hoy la APF.

El presidente de la APF, Robert Harrison, hizo hoy la entrega de esos 21.000 kilos de víveres en el Depósito de Subsistencia del Ejército Nacional, en Asunción, para que los militares se encarguen de su reparto entre las comunidades desplazadas a causa de las inundaciones y las lluvias.

La cifra quedó muy por debajo de los cerca de 80.000 dólares de recaudación estimados por la APF cuando anunció esta iniciativa a finales de mayo, debido a la baja asistencia de la afición al amistoso en el que Paraguay se impuso por 2-0 a Guatemala.

Harrison estaba confiado en que los hinchas ocuparían las 34.500 localidades del Estadio Defensores del Chaco, donde se jugó el encuentro, sin embargo, gran parte de las gradas estaban vacías.

La idea de destinar la recaudación del partido Paraguay-Guatemala estuvo acompañada por la Secretaría Nacional de Deportes y por la Oficina de la Primera Dama.

Leer mas...

Pese a previsión de descenso, miles siguen castigados por la inundación en Asunción

Alrededor de unas 14.000 familias han sido evacuadas por la crecida del río Paraguay debido a precipitaciones atípicas para esta época del año. Quienes lo perdieron todo piden mayor atención por parte del Estado.

En el Bañado Sur, a solo 15 minutos del centro de Asunción, es considerado como uno de los lugares más pobres del área y ha sido el más afectado por las precipitaciones que desde abril castiga a miles de habitantes.

En la actualidad este sector ha quedado completamente bajo el agua. La crecida del río Paraguay provocó que unas 14.000 familias fueran evacuadas. Por sus calles, donde el agua alcanzó una altura de dos metros, solo es posible transitar en botes o canoas, único medio de transporte para quienes aún permanecen sin poder salir de sus hogares.

Las precipitaciones, que afectan a una buena parte de Paraguay, han sido un fenómeno atípico para esta época del año, de acuerdo con la Dirección Nacional de Meteorología e Hidrología. No obstante, estiman que la cota del río baje durante la segunda semana de junio. Actualmente ya se dan los indicios de una desaceleración pero persisten los problemas.

En Asunción en el mes de mayo, en un día, llovió casi el 70% de las precipitaciones mensuales en condiciones normales, dijo Nelson Pérez, subdirector de Hidrología.

Quienes han salido se han ubicado en espacios de la capital paraguaya para establecer sus refugios. Muchos de ellos habitan a un costado de la principal vía de comunicación de la capital paraguaya. Las improvisadas viviendas, de madera y cartón, no cuentan con los servicios necesarios.

El Gobierno, las distintas iglesias y el sector privado, han sumado esfuerzos por ofrecer ayuda a las familias que se encuentran ubicadas en las cercanías del río. El Gobierno estableció refugios para ayudar a los afectados a superar la situación y espera en un futuro superar este tipo de situación.

Leer mas...

Buena noticia: Río Paraguay comienza a bajar paulatinamente

Para alivio y esperanza de muchas familias damnificadas por la crecida, la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) informó que el Río Paraguay se encuentra en descenso en el norte del país, en tanto que en el sur el comportamiento se presenta en alza pero con tendencia a estacionarse. De no haber lluvias en los próximos días el cauce continuaría su descenso, en especial en el sur.

«El comportamiento del río Paraguay era predecible en algún tiempo, este tiempo era el periodo que tendríamos que recibir aguas del pantanal, sin embargo actualmente tenemos en esa zona una crecida de muy poca importancia, eso se refleja en Bahía Negra y en la parte alta del río», explicó el técnico de Navegación e Hidrología de la ANNP, Luis Jara.

En ese sentido acotó que si bien el descenso de las aguas en la zona baja no se presenta con la rapidez que se esperaba, de no haber lluvias en el transcurso de los días (en especial en Central) el descenso del río Paraguay continuará su curso de baja.

En cuanto al nivel actual del río Paraguay, el informe de la la Dirección de Meteorología e Hidrología detalla que en Bahía Negra se encuentra en 3.85 metros, con una baja de 1 centímetro, en Fuerte Olimpo se encuentra en 6.17 metros, con una crecida de 1 centímetro, en Isla Margarita en 5.62 metros, con una baja de 3 centímetros, en Vallemí 5.23 metros, con una baja también de 3 centímetros, y en Concepción 6.08 metros con una baja de 2 centímetros.

La lista prosigue con Rosario que amaneció con 6.65 metros con una baja de 4 centímetros en Asunción 7.48 metros con una baja de 2 centímetros, en Villeta 7.83 metros creció 1 centímetro, en Alberdi se cuenta con 9.79 metros con una baja del río de 1 centímetro y en Pilar 8.92 metros, siendo la variación diaria de 0 centímetros al igual que Humaitá que mantuvo los 7.68 metros.

La Dirección de Meteorología informó hoy que no se registrarán lluvias en los próximos días para gran parte del país.

Leer mas...

Desde junio bajarían niveles de inundación

Según adelantó la Dirección Nacional de Meteorología, se prevé un descenso del nivel de agua en las principales cuencas fluviales a partir de la segunda semana de junio, cuando comenzarán a disminuir las lluvias que han dejado más de 62.000 familias damnificadas en los últimos meses por las graves inundaciones.

Es una de las conclusiones anunciadas este martes y recogidas en un informe elaborado por el Foro Nacional de Perspectivas Hidroclimáticas, que ha reunido esta semana a especialistas de instituciones públicas, académicas y de predicción climática e hidrológica del país.

De acuerdo al documento, el nivel de las cuencas comenzará a descender, siempre y cuando no ocurran lluvias de grandes volúmenes, algo que vaticinan como poco probable debido a la llegada del invierno.

A pesar del descenso de las lluvias, sus estimaciones dicen que las precipitaciones acumuladas se registren por encima de la media normal en la región Oriental y en el Bajo Chaco en los meses de junio, julio y agosto.

Según sus proyecciones, el río Paraguay todavía continuará aumentando su nivel durante la última semana de mayo y la primera de junio a su paso por Asunción, Concepción, Alberdi, Pilar y Bahía Negra, cinco de los municipios más afectados por las inundaciones.

De esta forma, el río podría alcanzar los 7,70 metros de altura en la capital paraguaya, situándose a 30 centímetros del nivel de catástrofe, o los 9,20 metros en Pilar, a 40 centímetros de la alerta roja meteorológica.

El informe también concluye que las crecidas del río Paraguay en los últimos meses han mostrado valores muy altos desde Concepción hasta Pilar como consecuencia de los grandes volúmenes de lluvia en las cuencas media y baja.

El temporal de inundaciones ha afectado a más de 62.000 hogares en distintos puntos del país durante los últimos meses, de los cuales cerca de 14.000 corresponden a Asunción, donde las familias se han visto obligadas a desplazarse a refugios en plazas y parques.

En la localidad de Pilar, en el departamento de Ñeembucú, junto a la frontera con Argentina, el agua llegó a anegar el 90 % del municipio, lo que obligó a establecer un plan de emergencia para asistir a los afectados. La zona del Chaco paraguayo es otro de los territorios más afectados por la crecida del río que ha bloqueado en los últimos meses las principales rutas terrestres para acceder a una zona donde conviven varias comunidades indígenas.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) anunció esta semana un nuevo dispositivo de emergencia para hacer llegar kits de víveres a cerca de 20.000 familias del Chaco que todavía necesitan asistencia humanitaria.

Leer mas...

El río Paraguay podría alcanzar “Cota de desastre” en días

El río Paraguay continúa su crecida vertiginosa que ya ha provocado el desplazamiento de unas 70 mil familias lo largo de su curso en territorio de Paraguay y amenaza con llegar a la «cota de desastre» en Asunción en un par de semanas, advirtieron portavoces de la Dirección de Meteorología e Hidrología, este domingo.

En nuestra capital, el río crece a un ritmo promedio de 4 a 5 cm por día. Su nivel ya llegó el domingo 7,54 metros, a solo 46 cm de la «cota de desastre», reportó un informe oficial. Alcanzar este nivel de agua implica una gran movilización de la población. El impacto puede ser muy fuerte, sobre todo porque la cantidad de habitantes de las áreas inundables ha crecido bastante en los últimos años, comentó Nelson Pérez, subdirector de Hidrología.

Pérez agregó que la infraestructura del servicio de aguas en la capital es inadecuada. Como llueve con mucha intensidad, la basura tapona todo y se inunda más rápido, explicó. En dos días cayó la misma cantidad de agua que de media llueve en un mes.

Las lluvias intensas, poco usuales para esta época del año de tiempo invernal y el viento sur, provocan que la inundación siga su ritmo ascendente, advirtió Eduardo Mingo, subdirector de Meteorología. En Asunción, la inundación ha afectado ya a unas 40.000 personas, según las cifras oficiales. Mientras tanto en Pilar, 300 km al sur de la capital, se reportaron ya unos 10.000 desplazados.

El Gobierno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, ordenó la movilización de las Fuerzas Armadas para colaborar en la mudanza de las familias a los refugios habilitados. Centenares de familias soportan estoicamente la inundación en sus casas para evitar el hacinamiento de los refugios y construyen andamios precarios para desplazarse entre los techos hasta tocar tierra firme y asegurarse de provisiones. La otra forma es esperar el bote a motor o a remo, para transportar vituallas, muebles y víveres.

En las zonas ribereñas, incluso impacta ver que animales domésticos se aferran a los techos y construcciones que todavía están por encima del nivel del agua.

Leer mas...

Inundaciones también golpean al sector pecuario

Según manifestaciones del presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Luis Villasanti, la producción agrícola y ganadera es otra de las grandes afectadas por las últimas lluvias que inundaron los campos. El gremio ganadero se encuentra con las camisas y pantalones remangados para afrontar esta situación.

El titular de la ARP se mostró preocupado por la situación en la que se encuentran agricultores y ganaderos y explicó que están pasando por momentos muy difícil a raíz de la inundación. Pese a que aún no se manejan números exactos, Villasanti vaticina que las pérdidas van a ser cuantiosas debido a que una parte considerable de la producción agrícola se ha perdido como consecuencia del avance del agua, al igual que los hatos de ganado que en cierta medida también se han visto afectados.

Enumeró los diferentes departamentos donde se reportaron problemas graves y destacó a Ñeembucú, en primer lugar actualmente, seguido por Boquerón, Alto Paraguay, Concepción, Caazapá, un sector de San Pedro y Canindeyú y una gran parte del Chaco paraguayo.

Es una situación que en mis 45 años de trabajo en ganadería nunca he visto una cosa así, las intensas lluvias caídas en poco tiempo, manifestó el ganadero quien a su vez cuestionó el hecho de que se hayan viralizado videos que datan de hace varios años atrás o que no corresponden a Paraguay haciéndolos pasar como actuales, específicamente de una filmación en la que se observa a varias vacas siendo arrastradas por la fuerza del agua.

Todos los paraguayos debemos trabajar, ponernos la albirroja, dejar de lado nuestras ideologías políticas o egoísmos personales para abrir los brazos a tanta gente que está pasando por este problema, expresó.

La recuperación podría ser lenta dijo Villasanti y afirmó que podría llegar a tardar de entre 90 y 120 días, por ello se encuentran realizando un trabajo interinstitucional para afrontar este momento.

Todos estamos preocupados por lo que está pasando y no es por uno, pensemos en el semejante, dejemos de lado el egoísmo que tenemos dentro, finalizó.

Leer mas...

Suman ya 62.000 personas afectadas por las crecidas

Un total de 62.119 familias son las afectadas por las inundaciones en Paraguay debido a las lluvias que comenzaron el 15 de abril y que se incrementaron la semana pasada en todo el país, informó este lunes la Secretaría Nacional de Emergencia (SEN).

Un total de 22.000 familias se vieron afectadas tras las recientes precipitaciones, que han anegado la ciudad de Pilar (sur) y que el viernes inundaron grandes partes de Asunción y crearon el caos en la capital. En Asunción hay además 13.000 familias desplazadas por la crecida el mes pasado del río Paraguay, que ya alcanzó los 8 metros de altura.

El ministro de la SEN, Joaquín Roa, dijo en una rueda de prensa que para hoy está prevista la llegada a Pilar de varios camiones con un total de 100.000 kilos de alimentos para asistir a los damnificados, unas 10.000 familias en esa zona.

En la ciudad, capital del departamento de Ñeembucú, se trabaja con bombas para achicar el agua y devolverla al río Paraguay, de manera que para el jueves podría normalizarse la situación, de acuerdo a lo expresado en la rueda de prensa.

Roa indicó que la ayuda se repartirá en los centros instalados en las zonas del distrito accesibles por tierra y, de ser necesario, se haría también por agua o por mar.

Las inundaciones también se extienden por el departamento de Presidente Hayes (Chaco), con miles de familias, entre ellas de comunidades indígenas, con sus hogares inundados o que han quedado aisladas al anegarse las rutas y caminos.

Roa añadió que los operativos de asistencia se están realizando por tierra, mar y aire, de cara a llegar a las zonas más alejadas del Chaco.

Leer mas...