Estas aquí =>

Buscan dar un impulso político al acuerdo UE – Mercosur

La Unión Europea y el Mercosur continuaron ayer domingo la negociación técnica de un acuerdo de asociación, con vistas a lograr los avances necesarios para convocar una reunión a nivel ministerial en la que se dé un impulso político clave al diálogo.

Desde el viernes se encuentran reunidos en Bruselas los jefes negociadores de los países de la UE y del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- para intentar resolver el máximo de asuntos pendientes en la negociación.

El proceso necesita un impulso político, según fuentes diplomáticas, pero para que se produzca un encuentro a ese nivel será necesario limar antes diferencias a nivel técnico.

Entre los temas más sensibles en el proceso se encuentra la agricultura, especialmente la carne vacuna y el azúcar, indicaron.

España promovió el pasado viernes una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (foto), a la que se adhirieron otros seis líderes comunitarios, en la que solicitaban culminar las negociaciones con el Mercosur ante la amenaza del proteccionismo.

Los Estados comunitarios que apoyan el acuerdo creen que, en el contexto actual mundial, sería una señal muy potente de que el sistema funciona, que hay que respetar el sistema multilateral, que los acuerdos bilaterales dentro de un sistema más amplio multilateral son beneficiosos y pueden serlo para todos, señalaron fuentes diplomáticas.

Europa sigue creyendo en el comercio basado en reglas, un comercio justo que pueda crear prosperidad y riqueza, apuntaron.

En paralelo, Francia, Polonia, Irlanda y Bélgica han remitido por su parte otra misiva esta semana a la Comisión Europea, el organismo que negocia la política comercial en nombre de los Veintiocho, en la que han manifestado su preocupación por los efectos del tratado en su agricultura.

Los defensores del pacto creen que, con él, quedaría blindado el cumplimiento de los acuerdos de París contra el cambio climático, porque en el texto se incluye como condición.

De ese modo, en su opinión, se garantizaría que países como Brasil se alinearan con los objetivos de París.

Las negociaciones para un amplio acuerdo de asociación, basado en la cooperación, el diálogo político y el libre comercio entre la UE y el Mercosur, se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y desde entonces se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación, un proceso complejo, incluso con bloqueos de muchos años.

En los últimos dos años se han sucedido los comentarios de optimismo que predecían un acuerdo en plazos cortos, pero todos ellos han pasado sin que haya logrado cerrarse el pacto.

Leer mas...

UE esperanzado en finalizar rápidamente el acuerdo con el Mercosur

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo este viernes que quiere hacer todo lo posible para alcanzar un acuerdo comercial con el Mercosur antes de finales de 2017. Este acuerdo traerá uno de los mayores beneficios vistos a nivel mundial y podría darse en los próximos meses.

Seguiremos haciendo todo para terminar nuestras negociaciones con el Mercosur antes de finales del año, declaró Juncker en una cumbre europea en Bruselas que reunió durante dos días a los 28 líderes europeos.

Para Juncker, este pacto es el más importante a nivel económico jamás negociado por la UE. Subestimamos la importancia del Mercosur para la UE, opinó el presidente del ejecutivo comunitario, institución encargada de las negociaciones comerciales en nombre del bloque.

Pero no todos los países europeos comparten su visión. En una cena de trabajo el jueves, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, buscó moderar la política comercial aperturista de la UE, lo que amenaza las negociaciones con el bloque sudamericano.

Quise clarificar la posición francesa, recordar sobre este tema la necesidad de una política equilibrada entre apertura y protección para recobrar la confianza en los intercambios comerciales, explicó el viernes ante la prensa el joven mandatario centrista, preocupado por el impacto de un acuerdo en su sector agrícola.

El francés, que considera necesaria una reforma de la política comercial europea basada en la equidad y la reciprocidad, hará propuestas sobre el tema en las próximas semanas, señaló la presidencia.

Juncker por su parte agregó que Europa debe responder de una forma positiva a los llamados lanzados por todo el mundo para pactar acuerdos comerciales.

En el mismo sentido, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, instó el viernes a la UE a dar un impulso a las negociaciones con el bloque sudamericano.

Para España es prioritario el acuerdo con el Mercosur, así como la modernización del acuerdo con México, destacó Rajoy en una conferencia de prensa al cierre del encuentro de dos días en la capital belga.

La Unión Europea y el Mercosur, integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, están negociando un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques, pero discrepancias sobre productos sensibles para los europeos como la carne y el etanol, siguen trabando el acuerdo.

En la última ronda de conversaciones en Brasilia, la UE completó su oferta poniendo sobre la mesa cuotas de 70.000 toneladas para la carne bovina y de 600.000 toneladas para el etanol anuales, que el Mercosur consideró insuficientes.

Leer mas...

La UE dice que si Cataluña se independiza, otras regiones la seguirían

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, añadió que el Ejecutivo comunitario no actúa como mediador en esa situación porque se crearía «más caos» en el bloque regional.

«Si Cataluña se convierte en (un Estado) independiente, otros harían lo mismo. Eso no me gusta», afirmó el político durante un diálogo ciudadano con estudiantes en la Universidad de Luxemburgo. Y en efecto, si otras regiones copiaran el modelo independentista catalán, podríamos estar ante el inicio del fin de los estados, tal y como los conocemos hoy.

La historia europea relata con total propiedad que la conformación de los estados siempre fueron el corolario de cruentas guerras, ocupaciones militares, y han sido motivadas por intereses principalmente económicos. Por lo que si otras regiones se «contagian» de la fiebre escisiva, puede ser el inicio de una nueva era.

El ex primer ministro luxemburgués agregó que no le agradaría tener dentro de unos años una UE de 98 países porque ya es «suficientemente difícil» con veintisiete, pero con muchos más «sería imposible», informó la agencia de noticias EFE.

Sobre las negativas de la CE para mediar entre Madrid y Barcelona, Juncker explicó que si lo hiciera se crearía «mucho más caos en la Unión Europea» y recalcó que él negocia solo entre Estados miembros del club comunitario.

 

Leer mas...