Estas aquí =>

BM asume prioridades como salud y agricultura familiar para este periodo

El sector de la salud, en especial la salud primaria, y la agricultura familiar serán las prioridades del Banco Mundial (BM) para nuestro país en los siguientes meses, según manifestó el director del organismo financiero multilateral para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel.

Estas declaraciones las hizo tras participar de una reunión de trabajo entre autoridades del Ministerio de Hacienda, encabezadas por el ministro Benigno López, y técnicos del Banco, oportunidad en que analizaron la programación de la Estrategia País para el periodo 2019-2023.

En cuanto a la agricultura, pondrán especial énfasis en los sectores más carenciados y pueblos indígenas para el desarrollo de un nuevo proyecto de alianza productiva. En tanto que para la salud primaria, el objetivo es implementar reformas importantes de manera a fortalecer la atención a familias carenciadas.

En la información proveída por Hacienda, se menciona que también consideraron el apoyo a otros sectores como el de las inversiones, las iniciativas del Gobierno en cuanto a transparencia y por sobre todo transparencia fiscal donde podrían contribuir con un préstamo, entre otras cosas.

En lo que respecta a los análisis de mercado, Hentschel finalmente alegó que actualmente están desarrollando diferentes estudios para las áreas de infraestructura que luego serán presentadas públicamente tal cual lo hicieron con el informe Diagnóstico Sistemático de Paraguay, que requirió dos años de trabajo.

Leer mas...

BM realizó una serie de nuevas recomendaciones al país

El Banco Mundial planteó este martes una transición de Paraguay hacía un modelo económico y social más sostenible que supere la desatención del capital humano, durante la presentación de su Diagnóstico Sistemático del país suramericano en el que estudia los avances de esa nación en los últimos años.

El actual modelo económico paraguayo se sustenta en una sobreexplotación de su capital natural y en esa desatención del capital humano, ya sea por su limitada formación o por la alta tasa de informalidad, dos factores, entre otros, que para el Banco Mundial, “lastran” el avance del país.

No obstante, la institución también observó, en un acto en Asunción, que en la última década Paraguay consiguió logros importantes, como la reducción de la pobreza, el aumento de la clase media y un crecimiento económico en torno al 4,7 %.

Unos datos con los que el Banco Mundial cuenta como base para proponer cambios en el modelo económico, enfocados a invertir en capital humano, preservar el capital natural, fortalecer las instituciones y mejorar la calidad de los servicios públicos.

El director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, reconoció durante la presentación del documento esos avances, pero señaló también los desafíos que se presentan ante la transición de modelo.

Para nosotros es importante que el modelo de Paraguay evolucione hacia la sustentabilidad. En nuestra opinión, hay sobreexplotación del capital natural, de los bosques, de la tierra. Hay que utilizar un bono demográfico bastante alto, que va a estar más chiquito en los próximos años, y tener un cambio de este modelo a un modelo de crecimiento que utiliza otros factores, especialmente el capital humano, explicó Hentschel.

De ahí que insistiera también en la necesidad de una reforma educativa que eleve el nivel de la educación en Paraguay, ya que de los 11 años de media que dura la educación en el país, solo se consideran efectivos siete, con una brecha de 4 puntos.

Además enfatizó que el país debe luchar contra la informalidad en los empleos, ya que la economía subterránea de Paraguay, como porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) es del 40 % y no cambió tanto en los últimos años.

Para el Banco Mundial existen en la actualidad tres factores que están frenando ese desarrollo y cambio de modelo en el país: la concentración de poder y tierras, la ya citada informalidad y la ineficiencia de los servicios públicos, como dijo Hentschel en su intervención.

También subrayó que, como otro de los pilares de cambio, las instituciones públicas deben promover la transparencia, fomentar una participación ciudadana real, mejorar las políticas anticorrupción, crear un clima favorable para los negocios y ofrecer seguridad jurídica.

El Banco Mundial espera que estas modificaciones se produzcan a lo largo de los próximos cinco años, un periodo en el que estará cooperando con Paraguay con análisis y estudios técnicos y una financiación de unos 1.000 millones de dólares.

La representante residente del Banco Mundial en Paraguay, Celia Ortega, añadió que este documento es la base de discusión con el Gobierno paraguayo para diseñar el marco de cooperación del próximo lustro.

Ortega subrayó que en los últimos años Paraguay ha cambiado mucho y ha logrado una estabilidad macroeconómica envidiable, aunque todavía hay que seguir avanzando para transformar las políticas en empleos, en trabajo y en realidad para los paraguayos.

Leer mas...

BM aprueba programas de asistencia al país hasta el 2023

El Grupo Banco Mundial (BM) aprobó hoy el programa de operaciones y asistencia técnica de Paraguay hasta el año 2023, cuyo objetivo se centrará en acompañar al país hacia un modelo económico sostenible, apoyar la inversión en capital humano, o respaldar las mejoras en la lucha contra la corrupción.

El directorio ejecutivo de la organización acordó hoy el nuevo “Marco Alianza País” que se alineará con el programa del Ejecutivo del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, según informaron en un comunicado.

La promoción de instituciones que mejoren el clima de negocios, la reducción de la volatilidad, el fortalecimiento de la economía rural y del capital humano son algunas de las principales áreas temáticas marcadas por el Banco Mundial.

La alianza incluirá apoyos específicos para mejorar aspectos como los mecanismos de control en las aduanas, la agilización de las importaciones y exportaciones o la eficiencia del gasto público en contrataciones. También se acordaron iniciativas que permitan reducir el tiempo y el coste de la creación de empresas, así como el acceso a créditos que beneficien a los emprendedores.

Por otro lado, el plan estratégico promoverá el acceso al mercado de los pequeños agricultores y su protección frente a eventos climáticos. En cuanto a los servicios públicos, la alianza fomentará la universalización de la asistencia médica primaria, así como una mejora del sistema educativo para alcanzar mejores resultados de los estudiantes.

Según explicó el BM en el comunicado, para que estos esfuerzos sean sostenibles en el presupuesto público será necesario lograr una política fiscal con mayor equidad.

El director del Banco Mundial en Paraguay, Argentina y Uruguay, Jesko Hentschel, señaló que Paraguay se enfrenta al gran desafío de mantener altos niveles de crecimiento para acabar con la pobreza y promover la prosperidad compartida.

En ese sentido, subrayó la importancia de conservar los recursos naturales como base de la competitividad del país y de asegurar que los sectores más pobres puedan participar activamente de los beneficios de este crecimiento.

Para lograr estos objetivos el BM ofrecerá productos financieros y servicios de asesoría a Paraguay, que se centrarán en mejorar la competitividad de la infraestructura, la logística y el sector agroindustrial, entre otros.

Por su parte, el ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López, subrayó que la estrategia diseñada por el Banco Mundial contribuirá a apuntalar la visión del Gobierno de Abdo Benítez en Educación, Salud y Protección Social.

Paraguay busca aliados estratégicos que ayuden a instalar una agenda de desarrollo innovadora que afronte los desafíos del mundo globalizado, por ello, nuestra alianza con el Banco es muy importante, afirmó el ministro.

El programa calcula que el apoyo financiero hasta 2023 equivaldrá a 1.000 millones de dólares en operaciones tanto del sector público como del privado.

El Banco Mundial es una organización integrada por 189 países miembros, cuyo principal objetivo es la búsqueda de soluciones sostenibles para reducir la pobreza y generar prosperidad compartida en los países en desarrollo.

Leer mas...

Banco Mundial: Paraguay podría dar mejor resultado en gasto social

Miembros del Banco Mundial se reunieron con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y otros miembros del Ejecutivo para presentarle el resultado de un informe sobre el gasto público en el país que evidencia que los resultados podrían ser mejores.

Paraguay invirtió en 2016 el 63,3 % de los gastos totales del Gobierno en el sector social, en concreto, salud, educación y protección social, lo que equivale al 11,3 % del producto interno bruto (PIB), que en ese año fue de 27.424 millones de dólares, según datos del Banco Mundial.

El director regional del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, reconoció hoy en rueda de prensa los avances del país en los últimos años, pero lamentó que los resultados no fueran los esperados para esa inversión.

Por el gasto total que invierte Paraguay en este momento, los resultados podrían ser mejores y esto lo vemos en los tres diferentes sectores (educación, salud y protección social), dijo Hentschel tras la reunión con el mandatario paraguayo.

Hentschel se detuvo en las cifras de Educación, con una inversión aproximada de 1.000 dólares por alumno, y las comparó con Perú, donde están invirtiendo un poquito más que en Paraguay y obtienen resultados en lengua y matemáticas casi dos veces mejores.

En este informe, que se presentará de manera oficial mañana, el Banco Mundial también destaca el impacto de los programas sociales Tekopora y Adultos mayores, muy eficientes y muy buenos, al tiempo que advierte sobre la necesidad de armonizar otros programas sociales para mejorar la atención.

El director regional del Banco Mundial aclaró que la finalidad de este estudio no es establecer una meta a Paraguay sobre la cantidad que debería invertir, sino ofrecer una panorámica al Gobierno sobre las cuestiones que se pueden mejorar.

El foco es en la eficiencia de gasto; el foco es que con este 11 % del PIB se podría mejorar la calidad (de la educación) para los chicos, para toda la población del sector salud y enfrentar la pobreza con los programas sociales, puntualizó.

Así lo confirmó también el ministro de Hacienda, Benigno López, para quien este documento representa un insumo importante a la hora de estudiar el gasto.

El titular de la cartera económica admitió que los datos obligan a plantear una reforma importante en los gastos destinados a los sectores sociales porque haciendo lo mismo, se va a seguir gastando mal.

López dijo que el informe del Banco Mundial no se presenta como una varita mágica para el Gobierno, aunque esboza algunas líneas para mejorar la eficiencia del gasto.

Entre ellas, el ministro citó un cambio en el sistema de compras públicas que podría generar una redirección de recursos de alrededor del 1 % del PIB, que son 400 millones de dólares por año.

Además, también planteó la elaboración de una malla de medicamentos conjunta entre el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Previsión Social (IPS) para realizar compras más eficientes de estos artículos.

Del mismo modo, López habló de evaluar los programas sociales de manera coordinada y medir el impacto real que tienen en sus destinatarios, para comprobar si es el adecuado al gasto.

En su informe, el Banco Mundial tampoco pasa por alto que Paraguay es el segundo país con el nivel de recaudación más bajo de América Latina, con una tasa de impuestos en relación al PIB del 9,2 % en la última década.

La estructura del sistema tributario también se presenta como otra de las preocupaciones, al entender que su efecto redistributivo es de los más bajos de la región.

Leer mas...