Estas aquí =>

Reciben ofertas para terminar 320 viviendas inconclusas a ser destinadas a indígenas

Por fin se terminarían unas 320 viviendas inconclusas para comunidades indígenas. En efecto, ayer se procedió a la recepción de sobres ofertas en el marco de la licitación convocada por el Ministerio de la Vivienda para proveer casas económicas a los nativos de diferentes regiones del país.

El monto del presente llamado asciende a unos 18.000 millones de guaraníes. Las obras se ejecutarán en 11 comunidades indígenas de la Región Occidental y 10 de la Región Oriental. Estas comunidades se encuentran en los departamentos de Pdte. Hayes, Caazapá, Caaguazú y Canindeyú.

Danny Durand, ministro de la Vivienda, informó que las obras están previstas que arranquen en julio y su conclusión en diciembre. Unas 1.200 personas serán beneficiadas con la terminación de las viviendas, que fueron dejadas inconclusas.

Según explicó, se tomó la decisión de priorizar la terminación de estas obras, porque existen comunidades enteras detrás de estos proyectos, que no pueden seguir esperando.

En cuanto a empleos, las obras implican una generación de mano de obra para unas 500 personas de forma directa y otras 1.800 de manera indirecta. Las obras están dividas en tres lotes para los cuales se presentaron cinco oferentes: Ritter Construcciones SRL, Deco SRL, Constructora Pereira Thalman, Ing. Raúl Ibarrola Adorno y Arquitectónica SRL.

Leer mas...

Durand urge a comuna capitalina concesión de tierras para elevar viviendas en Bañado

El Gobierno central aguarda la concesión de tierras municipales para la construcción de viviendas a los bañadenses, que serán reubicados por la construcción de la Costanera Sur. Dany Durand, ministro del ministerio del ramo, solicitó a la administración de Mario Ferreiro la aceleración de los trámites pertinentes.

El Ministerio de Urbanismo, Vivienda y el Hábitat acordó con los pobladores del Bañado Sur- Tacumbú, la construcción de unas 2.500 viviendas, en una primera etapa, para brindar una solución definitiva contra las inundaciones que afectan esta zona de la Capital. Para ello se aguarda la concesión de los terrenos por parte del municipio.

El primer proyecto es la construcción de 600 viviendas en la zona conocida como Bozzano, donde el refulado o relleno hidráulico de las 12 hectáreas de terreno se encuentra en etapa de culminación. “Luego con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, que ya tiene crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo, se construirán más 1.800 viviendas en el Bañado Sur”, indicó Dany Durand, ministro del MUVH, en entrevista con Radio Nacional del Paraguay.

Sobre el punto, el ministro señaló que aguardan la pronta concesión de los terrenos por parte del municipio capitalino. “El Gobierno ya está listo, inclusive con los fondos y esperamos que la Municipalidad de Asunción ceda las tierras correspondientes para poder llevar adelante los proyectos, lo conversamos con el intendente Mario Ferreiro y prometió acelerar los procesos”, señaló.

Sobre los fondos requeridos para las obras, el ministro mencionó que ya se disponen de 100 millones de dólares provenientes del crédito del BID, además de 66 millones de dólares en concepto de donación realizada por la República de Taiwán.

“Con esto se desarrollarán la Costanera Sur y Norte, donde también se aguarda la concesión de las tierras por parte del municipio para llevar adelante la construcción de otras 2000 viviendas. Hoy día hablamos de 4.600 viviendas para casi 20.000 personas que sufren las consecuencias del clima”, agregó Durand.

El titular del MUVH subrayó que para este año los objetivos serán logran la concesión de las tierras por parte de la Municipalidad de Asunción y el refulado total de los terrenos. Luego, en el 2020 se iniciarán las construcciones y puesta de servicios de electricidad, agua y alcantarillado. Indicó que el refulado de las 64 hectáreas de la Costanera Norte, tomará entre 6 y 8 meses.

 

Leer mas...

Pretenden construir viviendas en zonas industriales

Varios ministerios paraguayos firmaron hoy un convenio de colaboración, liderados por el de Vivienda, para que las nuevas promociones de casas sociales se construyan cerca de las empresas que se instalen en el país y den así empleo a sus habitantes, que serán previamente capacitados.

El ministro de Urbanismo y Vivienda, Dany Durand, explicó que el plan surgido de dicha firma, que calificó como política de Estado y además busca la creación de barrios sociales que incluyan los servicios básicos y oportunidades de generación de ingresos dignos para sus habitantes, ya que hasta ahora, esas promociones sociales se construían lejos de los servicios y el empleo.

Con ese fin, el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) se encargará de informar al de Vivienda de cuando vaya a instalarse una industria o una fuente de trabajo, para inmediatamente desarrollar viviendas sociales en lugares cercanos.

Paralelamente, cuando se acometan ese tipo de barrios, para los que requieren de una cesión de terrenos por parte de las entidades locales, se solicitará a las mismas que reserven algunas hectáreas de esos terrenos para la instalación futura de empresas.

En todo caso, la elección de los espacios la hará el sector privado, señaló la titular del MIC, Liz Cramer, porque no basta con darles unos terrenos huecos y decirles ponte aquí, sino que requieren de ciertas infraestructuras y servicios para su actividad.

La también signataria del convenio, la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, detalló que su cartera será la encargada de capacitar a los beneficiarios de esas viviendas para que consigan un empleo en las empresas que se instalen junto a los complejos residenciales.

Además controlará las condiciones de trabajo y el cumplimiento de los derechos laborales, y realizará un seguimiento, tanto a la empresa como a los trabajadores, para que no sea cosa de un primer empleo de unos meses y que después decaiga, sino que las compañías mantengan los empleos de los habitantes de esos barrios en el tiempo.

Añadió que el plan generará la mano de obra cualificada necesaria para la atracción de inversiones extranjeras, ya que la falta de esos trabajadores es el segundo factor de no afincamiento en Paraguay de esa inversión.

Bacigalupo indicó además que el acuerdo interministerial busca generar esos empleos en todos los departamentos del país, para dejar de concentrar todo en Asunción y su área metropolitana, como vía a frenar el éxodo rural hacia la capital, rodeada por barrios marginales poblados por esos migrantes.

Por otro lado, forman parte del acuerdo los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social, que serán los encargados de facilitar la asistencia social a esas poblaciones, de cara a generar una solución integral para conseguir reducir la pobreza en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, según subrayó Durand.

Esas carteras sociales serán las encargadas de dotar a los barrios de los servicios de sus competencias o del transporte necesario para acercar a sus habitantes a los mismos.

En 2019, la cartera de Durand espera construir 5.000 viviendas sociales, ya dentro de ese plan, y otras 30.000 hasta 2023, con objeto de reducir a la mitad el déficit de vivienda que tiene el país, según calculó el ministro recientemente.

Leer mas...

Marito prepara contingencia ante éxodo rural a las ciudades

El presidente de la República electo, Mario Abdo Benítez, adelantó que el Ministerio de la Vivienda deberá planificar el crecimiento urbano en las capitales departamentales del país ante la gran población de paraguayos compatriotas que vienen del campo a la ciudad.

Abdo Benítez se refirió a esta situación durante una visita al complejo de la Senavitat en Mariano Roque Alonso, ubicado en las cercanías del predio de “La Rural”, lugar donde se pretenden construir más de 3.000 viviendas en un terreno comprado en 2015 y en el que todavía no se han concluido las obras.

Hay que empezar a planificar la zona metropolitana, no solamente de Gran Asunción y el departamento Central, sino todo el crecimiento urbano de las grandes ciudades capitales departamentales tienen necesariamente que ser planificadas para tener un crecimiento ordenado y planificado, señaló el futuro presidente durante su recorrido por el terreno de la Senavitat.

Marito, aludió a proyecciones que estiman la migración de 500.000 ciudadanos del campo a la ciudad en los próximos cinco años, por lo que insistió en la necesidad de estar preparados para los desafíos urbanísticos que se le presentan al país.

En este sentido, el próximo mandatario paraguayo recordó que esos retos urbanísticos también requieren obras de infraestructuras que exigen compromiso y posibilidad de articular un trabajo en conjunto entre distintas instituciones.

Esa colaboración común se reflejó durante la visita, ya que Abdo Benítez estuvo acompañado por la actual titular de la Secretaria de la Vivienda y el Habitat (Senavitat), Soledad Nuñez, el futuro ministro de esa cartera, Dany Durand, y el próximo ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens.

El complejo de la Senavitat de Mariano Roque Alonso es una de las construcciones que la Secretaría deja inconclusas y que el próximo Gobierno espera convertir en soluciones habitacionales de la clase media.

Si Dios quiere, dentro de poco se inicia el proceso licitatorio y, a lo mejor, dentro de un año o un año y medio se va a cambiar totalmente el rostro de toda esta zona del país, expresó Abdo Benítez.

El próximo presidente tampoco pasó por alto que el país adolece de un gran déficit de vivienda y se comprometió a ir aumentando la calidad y la cantidad de soluciones habitacionales en todo el país.

Por su parte, el futuro titular del Ministerio de la Vivienda, ahora con rango de Secretaría, Dany Durand, anunció esta semana tras una reunión con Abdo Benítez que el próximo Ejecutivo se ha fijado un techo de aproximadamente 60.000 a 80.000 soluciones habitacionales.

Para ello, el Ministerio contará con un presupuesto similar al de la actual Senavitat, estimado en unos 1.200 millones de dólares.

Los planes del futuro Gobierno pasan por la construcción de nueva vivienda, enfocada sobre todo para la clase media y media baja, y en la mejora y ampliación de las construcciones ya existentes para superar el déficit habitacional.

Leer mas...

Durand adelanta que habrá mucho trabajo en la construcción

El futuro titular del Ministerio de la Vivienda, hasta ahora con rango de Secretaría, Dany Durand, adelantó un auspicioso horizonte para la gente de la construcción, según precisó tras reunirse con el presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Durand avanzó que desde su cartera se van a construir nuevas viviendas, además de rehabilitar las casas que lo requieran, con lo que se va a generar mucha mano de obra, que es lo que Paraguay necesita.

Por cada vivienda que se construye, hay 15 personas que trabajan de forma directa e indirecta, indicó, y agregó que se dará prioridad a la producción nacional. Además, el futuro ministro de Vivienda informó ante los medios de que el próximo mandatario le dio instrucciones para trabajar muy de cerca con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), con Arnoldo Wiens al frente.

No vamos a hacer las casas por un lado y las infraestructuras por otro. Vamos a tener que trabajar muy de cerca, precisó.

Durand también detalló algunos de los puntos tratados en su encuentro con Abdo Benítez, celebrado en la residencia del próximo presidente de Paraguay, entre los que destacó el presupuesto que recibirá su cartera. El Ministerio de la Vivienda contará con un monto similar al de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), estimado en unos 1.200 millones de dólares, según las palabras de Durand.

No obstante, su objetivo será tratar de agilizar la ejecución de ese presupuesto y cumplir con el mandato recibido de Abdo Benítez, que fue gestión, gestión y gestión.

Además de esa cantidad del Presupuesto General de la Nación (PGN), el Ministerio de Vivienda también espera contar con los bonos soberanos, la ayuda de Taiwán, y los convenios con las binacionales hidroeléctricas.

Los planes del futuro Gobierno pasan por la construcción de nueva vivienda, enfocada sobre todo para la clase media y media baja, y en la mejora y ampliación de las construcciones ya existentes para superar el gran déficit habitacional que padece el país.

Hemos fijado un techo, que ojalá sea solamente piso, de aproximadamente 60.000 a 80.000 soluciones habitacionales que podamos tener. Ahí sí vamos a ir bajando realmente el déficit que tiene nuestro país, manifestó Durand.

El próximo ministro de Vivienda estimó que en el primer año de Gobierno el parque inmobiliario contará con unas 15.000 viviendas ya construidas, aunque precisó que recibirán del actual Ejecutivo unos 10.000 inmuebles en ejecución.

Durand renunció a su escaño para conformar, como responsable de la vivienda, el gabinete que está conformando del presidente electo, Mario Abdo Benítez, quien el 15 de agosto asumirá la Presidencia.

Leer mas...