Estas aquí =>

Enemigos políticos pero amigos en el deporte, Coreas organizarían olimpiadas del 2032

Las reuniones bilaterales en Pyongyang entre los líderes de ambos países han generado varios acuerdos políticos. También habría un plan similar para el Mundial de 2030 quien también tiene como competidor a Paraguay en conjunto con Argentina y Uruguay. La tercera cumbre bilateral entre los líderes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y Corea del Sur, Moon Jae In, arrojó un proyecto de gigantescas dimensiones simbólicas, geopolíticas, históricas, ideológicas y económicas; el epítome del espíritu olímpico y el paso más rotundo en el deshielo de las turbulentas relaciones entre dos países que técnicamente continúan en guerra desde 1953. 

Ambas naciones, divididas por el paralelo 38 norte y la zona desmilitarizada más vigilada del planeta, tienen la intención de organizar, en conjunto, los Juegos Olímpicos de 2032: Seúl y Pyongyang como sedes paralelas. Sería la primera ocasión en que la máxima justa deportiva a nivel mundial se realice en dos países a la vez. Aunado a lo inédito de la ocasión, el simbolismo de la propuesta abriría una nueva época en la política deportiva y un frente de consideración para el Comité Olímpico Internacional, que deberá lidiar con las reticencias que la candidatura podría conllevar.

El mandatario surcoreano difundió el acuerdo en el marco de las reuniones celebradas en Pyongyang, capital del Norte; un plan que fortalecerá aún más los vínculos entre ambas naciones, que han utilizado al deporte como una plataforma para amainar la creciente beligerancia en los últimos años: los ensayos nucleares de Corea del Norte, contrarios a las disposiciones internacionales y motivo de rotundas sanciones por parte de la ONU, y los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos han regado la pólvora en la península.

La tensión rebajó a raíz de las reuniones bilaterales a finales de 2017 y las buenas intenciones se confirmaron con el desfile de una delegación coreana unificada durante la ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, evento al que asistió una de las hermanas de Kim Jong-un, Kim Yo-jong, primera representante oficial en la historia de la hermética nación en su vecino sureño.

Una de las primeras reacciones al anuncio corrió por cuenta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha acompañado el proceso de deshielo coreano. «Muy emocionante», calificó el mandatario a través de un mensaje en su cuenta de Twitter en la que también saludó otros acuerdos saldados tras la cumbre de Pyongyang, como el desmantelamiento de la central atómica de Yongbyon y la admisión de inspectores internacionales para supervisarla.

Es decir, el proyecto nuclear norcoreano, sus lanzamientos de misiles y sus pruebas subterráneas, quedarán suspendidas entre tanto, lo que materializa la principal exigencia de la administración Trump: la desnuclearización de la península coreana.

Leer mas...

Paraguay aguarda normalización de relaciones entre las dos coreas

Nuestro país espera que la cumbre entre Corea del Norte y Corea del Sur, que tendrá lugar hoy viernes en Peace House, un pabellón del lado sur de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), contribuya a la normalización de las relaciones, según un comunicado difundido hoy por Cancillería Nacional.

De la misma forma, confían en que este nuevo paso hacia el deshielo reconozca los esfuerzos de la comunidad internacional para la desnuclearización de la Península de Corea, con el objeto de alcanzar una paz duradera en la región.

El Ejecutivo paraguayo considera que el encuentro que mantendrán este viernes el presidente norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, será altamente auspicioso.

La cumbre de mañana es la tercera entre esos dos países en 18 años, después de las del año 2000 y las de 2007, que concluyeron sin dar solución a la tensión política en la península coreana ni a los programas armamentísticos del Norte.

La reunión de junio de 2000, en Pyongyang, estuvo presidida por el entonces líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, padre del actual líder, y el mandatario surcoreano Kim Dae-jung.

En octubre de 2007 se hizo la última cumbre, de nuevo en la capital norcoreana, con la presencia de Kim Jong-il y el mandatario surcoreano de entonces, Roh Moo-hyun.

El pasado 1 de enero, Kim Jong-un tendió la mano al diálogo con Corea del Sur durante su discurso de Año Nuevo, en el que anunció que su país estaba dispuesto a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno de febrero.

Tras varios acercamientos entre distintas autoridades de ambos países, el 6 de marzo anunciaron la celebración del encuentro, previsto para marzo.

Corea del Norte anunció el pasado sábado la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles intercontinentales así como el cierre de su centro de ensayos nucleares.

Leer mas...

Corea del Sur lanzó un cohete que puede destruir un búnker antinuclear

El Hyunmoo-2 fue lanzado desde una plataforma móvil y es parte de la estrategia denominada «destruir la cadena», para deshacer los mandos norcoreanos en caso de una guerra. El presidente Moon Jae-in dijo que anticipaban el ensayo del régimen de Kim Jong-un y que estaban preparados.

Apenas minutos después de la prueba de un misil intercontinental por parte del régimen de Pyongyang, el ejército de Corea del Sur respondió con el lanzamiento de un proyectil propio, según anunció este miércoles Seúl.

En las imágenes provistas por las Fuerzas Armadas puede verse un misil balístico Hyunmoo-2 lanzado desde una plataforma móvil en una locación no divulgada en el este de Corea del Sur.

El Huynmoo-2 es un proyectil táctico con un alcance de 800 kilómetros y diseñado para destruir búnkers y otros objetivos fuertemente protegidos, y forma parte de la estrategia de «kill chain» con la que Séul espera destruir sitios estratégicos de Pyongyang y afectar la cadena de mando en caso de una guerra.

La prueba es una respuesta al lanzamiento de Corea del Norte en la madrugada del miércoles un misil balístico intercontinental nuevo, el Hwasong-15, que tendría la capacidad de llegar a todo el territorio continental de Estados Unidos, según informó el régimen de Kim Jong-un.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo que su país anticipaba el lanzamiento y que se estaba preparando, de ahí la rápida reacción en la prueba del Hyunmoo-2.

Leer mas...

Seúl comprará armas a USA por miles de millones de dólares

Tras un encuentro con su homólogo surcoreano, Moon Jae-In, Trump también afirmó que su país, garante de la seguridad de Corea del Sur, había aceptado eliminar el límite de tamaño que imponía a los misiles balísticos de Seúl.

Corea del Sur comprará armas estadounidenses por un valor de “miles de millones de dólares” para defenderse contra las amenazas de Corea del Norte, anunció este martes en Seúl el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Tras un encuentro con su homólogo surcoreano, Moon Jae-In, Trump también afirmó que su país, garante de la seguridad de Corea del Sur, había aceptado eliminar el límite de tamaño que imponía a los misiles balísticos de Seúl.

El mandatario estadounidense llegó a Corea del Sur el martes para una visita de dos días, en el marco de su gira por Asia, celebrada en un contexto de tensiones por la escalada armamentística emprendida por el régimen norcoreano.

Trump dijo que Corea del Sur –un aliado clave en Asia que acoge a 28,500 soldados estadounidenses en su suelo– adquirirá una gran cantidad de armas estadounidenses “ya sean aviones, misiles o lo que sea”.

“Corea del Sur pedirá miles de millones de ese material, lo que para ellos tiene mucho sentido y para nosotros significa empleos y la reducción de nuestro déficit comercial con Corea del Sur”, afirmó.

Máxima presión

Moon calificó de “esencial” la compra de armas, y añadió que Seúl había acordado entablar negociaciones para adquirir material estadounidense estratégico con el fin de reforzar la capacidad de defensa de su país.

El acuerdo entre Estados Unidos y Corea del Sur autorizaba a esta última a fabricar ojivas de hasta 500 kilos para sus misiles balísticos. Pero los dos aliados encontraron un “acuerdo final” para suprimir esa restricción, confirmó Moon.

“También reafirmamos nuestra postura que consiste en ejercer la máxima presión sobre el norte y en imponerle sanciones hasta que proponga verdaderas negociaciones”, agregó.

Sobre Rusia y China

Corea del Norte representa una “amenaza mundial que exige una respuesta mundial”, declaró este martes el presidente estadounidense Donald Trump en Seúl, donde elogió el papel “muy, muy útil” de su homólogo chino Xi Jinping en esta crisis.

“Esperamos que, de la misma manera, Rusia sea útil”, dijo Trump, que agregó que se registraron “muchos avances” en la cuestión norcoreana pero reiteró que de “ser necesario” recurrirá a la opción militar contra Corea del Norte. “Sí, veo que algunas cosas se mueven” dijo Trump al término de una entrevista con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In.“Pienso que hacemos muchos avances”, agregó sin dar más detalles el presidente estadounidense, que realiza una visita de un día a Corea del Sur en el marco de una gira asiática.

Junto a su homólogo surcoreano, al que había criticado en septiembre por haber propuesto un diálogo diplomático con Corea del Norte, Trump destacó que la alianza entre Washington y Seúl era “más importante que nunca”.

Leer mas...

Desde Portugal, Cartes felicitó a presidente electo de Corea del Sur

A través de su cuenta oficial de Twitter, el presidente de la República, Horacio Cartes, exteriorizó sus felicitaciones a Moon Jae-in, quien triunfó en las elecciones presidenciales de Corea del Sur, celebrada el martes 9 de mayo último.

“Felicitaciones a Moon Jae-in por su triunfo electoral en Corea, una nación unida al Paraguay en amistad y cooperación”, expresó el gobernante paraguayo en la referida red social. El nuevo presidente del país asiático sucederá en el cargo a Park Geun-hye, destituida por su implicancia en el mayor escándalo de corrupción y tráfico de influencia en su país.

De acuerdo a datos oficiales, el 100 % de los votos escrutados, Moon ha logrado el 41,1% de los sufragios, frente al 24,03% del conservador Hong Yoon-pyo, una diferencia de más de 5,57 millones de votos que marcan la mayor brecha en unas presidenciales desde que Corea del Sur comenzara a celebrar comicios democráticos en 1987.

Estas presidenciales han registrado la mayor participación en dos décadas, el 77,2%, cifra que muestra la indignación que ha generado un escándalo que estalló hace algo más de seis meses y sacó a millones de surcoreanos a las calles el pasado invierno para pedir la dimisión de Park.

Leer mas...

Moon Jae-in inició su mandato de cinco años como presidente

Moon Jae-In, un veterano de la lucha por los derechos humanos favorable a un acercamiento con Corea del Norte, ganó ayer martes ampliamente las elecciones presidenciales en Corea del Sur. Moon, gran favorito en los sondeos y candidato del Partido Democrático, de centroizquierda, obtuvo el 40,2% de los votos, según la comisión nacional electoral.

El conservador Hong Joon-Pyo quedó muy por detrás, con 25,2% de los votos, seguido del centrista Ahn Cheol-Soo (21,5%). El resultado fue «una gran victoria de un gran pueblo» que quiere crear «un país justo», dijo Moon al saludar a sus simpatizantes en la plaza Gwanghwamun de Seúl, donde una multitud de personas se reunió durante meses, a la luz de las velas, para exigir la dimisión de Park. Tras este escándalo de corrupción, Moon prometió que será «el presidente de todos los surcoreanos». En la plaza, una trabajadora independiente, Koh Eun-Byul, de 28 años, dijo a la AFP que se sentía «feliz porque ahora hay esperanza de un cambio significativo».

Las elecciones se llevaron a cabo en un clima político marcado por el escándalo de corrupción que terminó con la destitución de la presidenta Park Geun-Hye y por las tensiones con Pyongyang. Pocas horas antes del cierre de las urnas, la participación era del 63,7%, frente al 59,3% de hace cinco años a la misma hora, un aumento significativo, esperado tras las masivas movilizaciones en las que millones de personas pidieron la salida de Park.

En el epicentro de la crisis está la relación de la destituida presidenta con Choi Soon-sil, una confidente que se hizo conocida como «Rasputina» por las acusaciones de haberse aprovechado de sus relaciones para sacar decenas de millones de dólares a las grandes corporaciones surcoreanas.

Megaescándalo hizo caer a la presidenta

La presidenta Park estuvo envuelta en un megaescándalo de corrupción. Su confidente la «rasputina» habría sacado su vínculo para sacar millones de dólares a las grandes corporaciones surcoreanas. La crisis obligó a todos los candidatos a prometer reformas para una mayor integridad.

La victoria de Moon significa un importante cambio de política respecto a Pyongyang y también al aliado y protector estadounidense. Rompiendo con la línea dura con Pyongyang que defendía Park, Moon propondría un acercamiento menos conflictivo con el Norte y emanciparse de la tutela estadounidense.

Mientras los coreanos votaban, Park sigue en prisión, a la espera del juicio por corrupción y abuso de poder.

Leer mas...

Corea del Sur en busca de un nuevo presidente

Corea del Sur elige hoy al presidente que sucederá a Park Geun-hye, la primera mujer en ocupar ese cargo pero hoy en la cárcel, tras el juicio político por el escándalo de corrupción y abuso de poder.

La campaña electoral fue muy personalizada, con poco espacio para contenidos como las reformas constitucionales, marcada por las tensiones con Corea del Norte y cerró con un llamado a votar.

Los últimos sondeos muestran al frente, del 35-40%, a Moon Jae-in, candidato del partido Demócrata derrotado por Park en las pasadas elecciones con la ayuda verificada de los servicios secretos.

Durante el mandato de Park, y de su predecesor Lee Myung-bak, Corea del Sur mantuvo una línea de “mano dura” contra el norte. Una línea a la que Pyongyang ha respondido con 49 pruebas de misiles y 3 nucleares durante el mandato de Kim Jong-un.

Esta oposición frontal de unos y otros podría cambiar si se cumplen los pronósticos y mañana martes se impone el gran favorito, el candidato de centro izquierda Moon Jae-in, del Partido Democrático. Las encuestas le otorgan en torno al 40% del voto, muy por encima de sus principales contrincantes. El conservador Hong Joon-pyo, de Libertad Corea, aunque ha ido subiendo gradualmente en las encuestas, recibe un 20%. El tercero en discordia, el gobernador centrista Ahn Chel-soo, se desinfla y se sitúa en el 18%.

Leer mas...