Estas aquí =>

Lula ya tiene planes a realizar cuando salga de la cárcel: casarse

Se puede parafrasear el caso del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva como, “el amor en tiempos de crisis”. Es así que el mandatario, preso en el vecino país por corrupción, precisamente no tiene sus pensamientos centrados en la política, donde él es pieza fundamental. Ahora, el ex mandatario que a su vez es viudo desde 2017, pretende salir de la prisión para contraer nuevamente nupcias.

El economista Carlos Bresser-Pereira luego de visitarlo en la superintendencia de la Policía Federal de Curitiba donde está arrestado desde abril del año pasado, confirmó el deseo del dirigente del Partido de los Trabajadores (PT). Lula está enamorado y su primer proyecto es casarse al salir de la cárcel, confirmó el economista quien llegó al cargo de ministro en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

Del encuentro, además de Bresser-Pereira, también estuvo presente el diplomático Celso Amorin, quien fuera canciller entre el 2003 y 2010.

Sobre la mujer que conquistó a Lula, se trataría de Rosángela da Silva, socióloga residente en Curitiba que en 2003 comenzó a trabajar en la represa de Itaipú, ubicada en la Triple Frontera con Argentina y Paraguay, de acuerdo con la revista Epoca y el diario Folha de S. Paulo.

Se conocieron en la década de los 90 cuando Lula ya había disputado la primera de sus cinco elecciones presidenciales –sería derrotado en ballottage por Fernando Collor de Mello– y Rosángela, a quien sus amigos llaman “Janja”, era una joven de poco más de 20 años de edad.

Después de más de dos décadas de tener un vínculo profesional Lula y “Janja” comenzaron su romance hace poco más de un año, antes de que el dirigente del PT fuera ingresado en la superintendencia de la Policía donde ocupa una habitación de 15 metros cuadrados en el cuarto piso, impedido de tener contacto con otros reclusos.

Lula es dos veces viudo, la segunda en febrero de 2017 de Maria Leticia Lula da Silva con quien estuvo casado más de 40 años y cuyo ACV fatal lo atribuyó a las humillaciones sufridas en el marco de la causa Lava Jato.

Leer mas...

Referente socialista de Brasil: Maduro hundirá a la izquierda brasileña

La excandidata presidencial brasileña en el 2014, Luciana Genro, una de las principales dirigentes del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), de tendencia progresista, afirmó que la izquierda terminara de hundirse en Brasil si insiste en apoyar al cuestionado presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Genro, que en el pasado octubre fue elegida diputada regional en el sureño estado de Río Grande do Sul, criticó la decisión de la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, de acudir este jueves a la toma de posesión de Maduro para manifestar el apoyo del mayor partido brasileño de izquierda al presidente venezolano.

Gleisi representó al PT en la posesión de Maduro y de paso, le dio una mano a aquellos que quieren liquidar la izquierda, afirmó Luciana Genro en un mensaje en su cuenta en Twitter en el que alegó que el presidente venezolano carece de legitimidad.

Tan sólo una izquierda enmohecida apoya a Maduro a estas alturas. Hace mucho tiempo que dejó de ser un Gobierno progresista, agregó Genro, una de las diputadas que en 2005 lideró un cisma en el seno del PT, liderado por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que terminó con el nacimiento del PSOL. Mientras estuvo en el poder (2003-2016) en Brasil, primero con Lula y después con Dilma Rousseff, el PT mantuvo un firme apoyo al Gobierno de Hugo Chávez y a Maduro como su sucesor.

Para Genro, la izquierda, que sufrió un duro golpe en Brasil al ser derrotada por Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de octubre, seguirá perdiendo apoyo en el país por mantener el apoyo a un presidente cuya legitimidad es poco reconocida internacionalmente.

Pero que nadie piense que, por posicionarme contra Maduro, le estoy dando apoyo a una intervención imperialista. Maduro no tiene más legitimidad ante su pueblo pero no es el imperialismo el que tiene que derribarlo, aclaró la dirigente izquierdista, que fue la cuarta candidata más votada en las presidenciales de 2014.

Genro rechazó la «injerencia» en los asuntos de Venezuela promovida tanto por el Grupo de Lima como por el presidente estadounidense, Donald Trump. El Grupo de Lima, formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, aprobó la semana pasada, con la única excepción de la delegación mexicana, una declaración en la que anunció que esos países no reconocerán al nuevo Gobierno de Maduro.

El Gobierno de Trump, por su parte, anunció este jueves que no reconoce la toma de posesión ilegítima de la dictadura del presidente venezolano, y que incrementará su presión sobre ese «régimen corrupto».

Tanto Brasil como la mayoría de los países de América Latina, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) decidieron no enviar representantes a la investidura de Maduro.

Seguimos sosteniendo que los Maduro y los Ortegas (en referencia al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega) deben irse pero son los trabajadores y los pueblos de Venezuela y Nicaragua los que deben movilizarse hasta sacárselos de encima y sin ningún tipo de injerencia externa, decidir su futuro, agregó la fundadora y dirigente del PSOL en otro mensaje que publicó en español.

La líder izquierdista es hija de Tarso Genro, uno de los principales ideólogos del PT y que fue ministro de Educación, de Relaciones Institucionales y de Justicia en los gobiernos de Lula, así como gobernador de Río Grande do Sul y alcalde de Porto Alegre.

Leer mas...

ONU pide aval a la candidatura presidencial de Lula

Reuters.- El Comité de Derechos Humanos de la ONU, un panel de expertos independientes, pidió al Gobierno brasileño permitir al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple condena en prisión, ejercer sus derechos políticos como candidato presidencial.

Lula es el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y lidera los sondeos antes de los comicios de octubre, pero se prevé que un tribunal electoral le impida postular. El exmandatario fue encarcelado en abril por una condena por corrupción.

El comité, que supervisa el cumplimiento de los países del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, dijo a través de un comunicado enviado por correo electrónico que le solicitó al Gobierno de Brasil “no impedirle presentarse a los comicios presidenciales de 2018 hasta que sus apelaciones ante tribunales finalicen en procedimientos judiciales justos”.

El comunicado agregó que el Gobierno brasileño debería garantizar “que, mientras esté en prisión, Lula pueda disfrutar y ejercer sus derechos políticos como candidato en las elecciones presidenciales de 2018″.

“Esto incluye tener un acceso apropiado a los medios y a los miembros de su partido político”, dijo el comité.

Bajo la legislación brasileña, Lula tiene libre acceso a sus abogados y visitas semanales de sus familiares. El expresidente tiene permitido comunicarse por escrito, pero los fiscales federales dicen que no puede hacer vídeos o grabaciones de audios.

El equipo legal de Lula dijo en un comunicado que su interpretación de la decisión del comité es que “ninguna entidad gubernamental brasileña puede presentar obstáculos a la posibilidad de que el expresidente se presente en las elecciones presidenciales”.

Se prevé que el principal tribunal electoral de Brasil declare en las próximas semanas que Lula no puede competir en los comicios del 7 de octubre bajo la ley “Ficha Limpa” (Expediente Limpio), la cual prohíbe que políticos busquen cargos públicos si han sido condenados por un delito y la sentencia ha sido confirmada en una apelación, como es el caso de Lula.

El expresidente ha dicho que su condena es resultado de una persecución política y que es parte de una conspiración de la derecha para evitar su retorno a la presidencia.

Leer mas...

Un Lula preso y deshabilitado es registrado como candidato a presidente en Brasil

El Partido de los Trabajadores de Brasil, registró ayer miércoles al encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como su candidato para la presidencia de Brasil, intentando forzar su ingreso en la contienda para dirigir al vecino país, en franco desafío a las autoridades electorales.

Más de 10.000 simpatizantes de Lula tomaron las calles aledañas al Tribunal Superior Electoral en la capital brasileña, Brasilia, mientras los dirigentes del PT ingresaban al inmueble para presentar la candidatura en el último día de registro. Al poco tiempo, la presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, salió y mostró orgullosa a los periodistas la prueba del registro.

El exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad fue registrado por el PT como candidato a la vicepresidencia.

La única manera de que no sea candidato es si muero, me doy por vencido o las autoridades electorales me sacan de la contienda, manifestó Lula en un mensaje que fue leído a la multitud por Haddad. No espero morir. No me daré por vencido. Y lucharé hasta el final por mis derechos en el sistema de justicia electoral.

Lula cumple una sentencia por cargos de corrupción, pero continúa encabezando las encuestas para los comicios presidenciales de Brasil programados para octubre. Se prevé que el tribunal le prohíba postularse por su condena.

Lula y sus simpatizantes insisten en su inocencia y afirman que los cargos fueron fabricados para evitar que regresara a la presidencia.

Horas después del registro de Lula, la procuradora general Raquel Dodge presentó una solicitud en el tribunal electoral para que se le niegue a Lula la inscripción. Los dirigentes de grupos conservadores, entre otros, hicieron lo mismo.

El ministro del Supremo Tribunal Federal Luis Roberto Barrosso se encargará del caso o lo compartirá con un panel del tribunal electoral. Tanto Dodge como Barroso han dicho que la candidatura de Lula para la presidencia no estaría permitida.

Había una fuerte presencia policial alrededor del tribunal, aunque la concentración fue pacífica. Muchos de los simpatizantes vistieron camisetas rojas con la cara de Lula plasmada en ellas. Algunos portaron máscaras de su rostro. La multitud gritaba: ¡Liberen a Lula! y ¡Lula, guerrero de la gente brasileña!.

Lula es respetado en muchas zonas de Brasil por sus orígenes humildes y por compartir los frutos de los años de crecimiento del país con los pobres y las clases trabajadoras. Sin embargo, su condena y la cuestión sobre si puede postularse para la presidencia ha dividido a Brasil, donde algunos ven su encarcelamiento como una prueba de que nadie está por encima de la ley, y otros sienten que es perseguido por un sistema de justicia que está siendo manipulado para evitar que vuelva a ocupar el cargo.

La ley brasileña prohíbe que cualquier persona cuya declaración de culpabilidad haya sido ratificada ocupe un cargo público, aunque el tribunal tiene la última palabra.

Ni siquiera pensamos en la posibilidad (de una elección sin Lula), porque una elección sin Lula sería un fraude, manifestó Elen Neves, una agricultora de 22 años del estado de Paraná. Pero si por casualidad su candidatura es rechazada, seguiremos luchando por él para que llegue a la presidencia.

Haddad destacó que los derechos políticos de Lula no han sido suspendidos y que sigue apelando su condena. No está claro cuánto tiempo tomará la decisión del tribunal, pero el Partido de los Trabajadores tiene hasta el 17 de septiembre para registrar a alguien más en su papeleta, en caso de que le prohíban a Lula postularse. Se piensa que Haddad ocuparía su lugar.

Lula fue declarado culpable el año pasado de hacer favores a una constructora a cambio de la promesa de un apartamento en la playa.

Su proceso fue parte de la pesquisa “Lava Jato”, en la que los fiscales han acusado a políticos de repartir favores y contratos estatales a cambio de sobornos y contribuciones de campaña. La investigación ha sacudido al sistema político de Brasil y puesto a docenas de personas poderosas en la cárcel, incluidos algunos de los hombres más ricos del país.

Leer mas...

Pese a estar preso, Lula es anunciado como candidato a presidencia de Brasil

El expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, preso desde abril, afirmó que llevará su candidatura a la presidencia del vecino país hasta las últimas consecuencias. Esto, según un mensaje leído este fin de semana por la ex presidente Dilma Rousseff en un acto del Partido de los Trabajadores (PT).

Sé que mi candidatura representa la esperanza y la vamos a llevar hasta las últimas consecuencias porque tenemos a nuestro lado a la fuerza del pueblo, leyó Rousseff durante el lanzamiento de la precandidatura de Lula en el estado de Minas Gerais, sureste de Brasil.

En la carta, en la que el exmandatario de 72 años reafirma su inocencia, Lula dice que cuando quedó claro que me detendrían a la fuerza, sin crimen ni pruebas, decidí quedarme en Brasil para enfrentar a mis verdugos. Sé cuál es mi lugar en la historia y sé cuál es el lugar reservado para quienes hoy me persiguen.

El ex líder sindical fue condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de cárcel, acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero. Desde el 7 de abril cumple condena en una celda especial y aislada del resto de los presos en la sede de la Policía Federal en Curitiba, sur de Brasil.

Lula, que gobernó el país entre 2003 y 2010, niega las acusaciones y se considera injustamente detenido. Rousseff declinó discursar tras la lectura, pero comentó estar muy emocionada con esta carta-manifiesto del presidente Lula.

Dirigentes del PT y de movimientos sociales y sindicales manifestaron su apoyo al exmandatario en el evento, en el que se exhibieron fotos de Lula y de sus actos masivos en una pantalla gigante y que fue transmitido en vivo por Facebook.

El único candidato que vamos a apoyar en la Central Única de Trabajadores (CUT), vamos a hacer campaña para sacar de la cárcel y para llevar al Planalto, es Luiz Inácio Lula da Silva, dijo Vagner Freitas, presidente de la central sindical.

Freitas precisó que como parte de esta campaña es necesario calentar más las calles y comentó que evalúan realizar una paralización nacional durante la primera semana de agosto. Guilherme Boulos, precandidato del Partido Socialismo y Libertad (Psol), mismo de la concejal asesinada en marzo, Marielle Franco, envió un mensaje leído a la audiencia en el que decía lamentar no estar presente y reivindicar la «lucha» por la liberación de Lula. El ex presidente Lula es un preso político, su libertad es una causa de todos nosotros (…) Defender su derecho a ser candidato a la Presidencia es una causa democrática, dijo.

El PT ha ratificado en diversas ocasiones el absoluto respaldo a su líder fundador, y cumple una agenda de actos electorales para lanzar su precandidatura.

Leer mas...

Lula reitera su inocencia, pero se entregará a las autoridades

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, dijo el sábado que cumplirá con la orden de arresto en su contra tras una condena a 12 años de cárcel por corrupción, aunque reiteró que es inocente y que la historia va a demostrar que la justicia está equivocada.

En sus primeras declaraciones públicas luego de la orden de arresto en su contra, Lula afirmó que el juez mintió y por eso lo condenó, e instó al pueblo a seguir la lucha.

Voy a cumplir con el mandato y cada uno de ustedes, todas las voces de aquí, se van a transformar en mí y van a hacer lo que tienen que hacer, dijo Lula a una multitud tras una misa en honor a su esposa fallecida en la sede de un sindicato metalúrgico en Sao Bernardo Do Campo, donde pasó las últimas dos noches.

El encarcelamiento de Lula remueve a la figura más influyente de la política brasileña de la campaña para las elecciones presidenciales de este año en las que destacaba como favorito, dejando la contienda abierta y fortaleciendo las chances de otros aspirantes, de acuerdo a analistas y enemigos políticos.

El juez federal Sergio Moro había dado a Lula plazo hasta el viernes por la tarde para entregarse a cumplir la sentencia, que podría terminar con las esperanzas del primer presidente de la clase trabajadora de Brasil de regresar al poder este año.

Durante un discurso del sábado desde la sede del sindicato que lo vio nacer como líder antes de su consagración como una de las figuras políticas más populares de Brasil, Lula señaló: Cuanto más me atacan, más cerca estoy del pueblo brasileño.

La historia va a probar que ellos estaban equivocados, ustedes van a ver que salgo fortalecido de esto y que soy inocente, dijo Lula frente a sus fieles seguidores, algunos de los cuales acamparon la noche del viernes en las afueras del edificio sindical para apoyar a su líder.

Poco después de dar su discurso, Lula sintió un malestar y fue asistido por un médico, pero luego se recuperó, según informó la actual líder de su Partido de los Trabajadores (PT).

Él ya está bien, fue el calor, dijo la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann. Previamente, en la mañana del sábado, el juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil Edson Fachin rechazó el último intento del equipo legal de Lula para suspender la orden de arresto. La defensa ya había perdido el viernes un reclamo ante la principal corte de apelaciones del país vecino.

Leer mas...

Lula decidió no entregarse y el PT lo inscribirá como candidato presidencial

Según cita el diario brasileño O Globo, el ex presidente, Luis Ignacio Lula da Silva, decidió no entregarse hasta el que el Superior Tribunal de Justicia se expida sobre un pedido de Hábeas Corpus. El juez Sergio Moro, lo intimó a entregarse y le dio un plazo hasta las 17 de este viernes. Con esto se agrava más el escenario político en Brasil.

Conforme a sus asesores, esa es una idea que prevalece desde la noche anterior, cuando el juez responsable de Lava-Chato divulgó el despacho que ordenaba la prisión del petista para cumplir la pena de 12 años y 1 mes de prisión en el caso del tríplex del Guarujá.

De acuerdo con la asesoría de prensa del ex presidente, la única definición oficial es que no irá a Curitiba voluntariamente, como está escrito en el despacho de Moro, y que aguarda el resultado de un pedido de habeas corpus que su defensa hizo al Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Sin embargo, aliados relataron, en la mañana de este viernes, que lo más probable es que Lula espere que la  Policía Federal lo arreste en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos, donde será montado un corredor humano con simpatizantes del petista.

Por otro lado, el Partido de los Trabajadores, luego de denunciar una persecución política a Lula por parte de la derecha gobernante, decidió inscribir su candidatura presidencial, con miras a las elecciones de agosto, a pesar de la condena judicial.

 

 

Leer mas...

Lula tuvo otro revés judicial ayer en Brasil

En la víspera, un tribunal de apelación brasileño denegó los recursos presentados por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva contra una condena a más de doce años de cárcel, comprometiendo así las chances del líder del Partido de los Trabajadores (PT), tanto de volver al poder como de seguir en libertad.

La jurisprudencia brasileña autoriza a encarcelar a los acusados que hayan agotado las apelaciones en la segunda instancia, como ocurrió este lunes con Lula, de 72 años, presidente de la mayor economía latinoamericana entre 2003 y 2010, pero el Supremo Tribunal Federal (STF o corte suprema) le garantizó la semana pasada que no sería detenido al menos hasta el 4 de abril, cuando reanude la discusión de un ‘habeas corpus’ que podría permitirle mantener su libertad hasta que finalicen los recursos en todas las instancias judiciales superiores. Ese camino puede tardar años en recorrerse, empieza con el Supremo Tribunal de Justicia (STJ, tercera instancia) y puede llevarlo de vuelta ante el propio STF.

Los abogados del expresidente denunciaron una condena ilegal y no se mostraron satisfechos con las explicaciones dadas este lunes. Dijeron que, a su entender, no se agotaron los recursos de segunda instancia y señalaron que podrían cuestionar el fallo dentro de la misma corte de apelaciones (TRF4), una tentativa rara vez admitida, según juristas.

Tras el fallo del TRF4, Lula también estaría impedido de presentarse como candidato según la ley electoral brasileña, en momentos en que lidera los sondeos para las presidenciales de octubre.

El respeto que pretendo tengan conmigo es que juzguen el mérito del caso. ¿Arrestarme para sacarme de las calles? Estaré en las calles a través de ustedes (…) Ahora más que nunca quiero ser candidato a la presidencia de la República, dijo horas más tarde el exlíder sindical durante un acto en Foz de Yguazú (sur), en la triple frontera con Paraguay y Argentina.

Lula fue condenado el año pasado a nueve años y medio de cárcel por el juez de primera instancia Sergio Moro, como beneficiario de un apartamento de lujo de la constructora OAS, a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras. Esa sentencia fue confirmada en enero y la pena elevada a 12 años y un mes de cárcel por el TRF4.

El caso se enmarca en el escándalo de sobornos a políticos revelado por la Operación Lava Jato, la mayor investigación de corrupción en Brasil, que implicó a políticos de casi todos los partidos, arrastró a grandes constructoras como Odebrecht y se extendió por una docena de países entre América Latina, Estados Unidos, Europa y África.

El exmandatario enfrenta otros seis procesos judiciales. En todos se declara inocente y los atribuye a una conspiración de las élites para impedirle volver al poder.

La decisión del STF el 4 de abril es aguardada con ansiedad. Si es aceptado, el recurso para Lula podría abrir la puerta a decenas de pedidos similares por parte de otros condenados en segunda instancia para salir de la cárcel y aliviar a numerosas personalidades que están en la mira de las investigaciones, como el presidente conservador Michel Temer y varios de sus principales colaboradores.

Leer mas...

Prohibieron a Lula salir de Brasil y este entregó su pasaporte

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva remitió hoy a la Justicia su pasaporte a través de sus abogados, después de que un tribunal le prohibió salir del país por su condición de condenado a prisión por corrupción.

El documento de Lula fue entregado en un tribunal de Sao Paulo por miembros de su equipo de defensa y asesoría jurídica, en cumplimiento de una orden dictada por un juez de Brasilia, que alertó sobre la posibilidad de que el expresidente no regresara al país tras un viaje que tenía planeado hoy a Etiopía.

Lula tenía previsto participar en un evento sobre el combate al hambre en el mundo organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que se celebra en Adis Abeba, con motivo de una Cumbre de la Unión Africana.

Sin embargo, después de que el pasado miércoles un tribunal de segunda instancia ratificó y amplió de nueve a doce años la pena dictada contra Lula por un juez inferior, una corte de Brasilia le prohibió abandonar el país.

El juez Ricardo Leite, responsable de una de las siete causas penales que enfrenta Lula, indicó que es público que algunos aliados políticos del expresidente, que buscan politizar los procesos judiciales, han pensado hasta en una eventual petición de asilo en otro país.

Según el magistrado, los viajes internacionales de Lula, sobre todo a países que no tienen tratados de extradición con Brasil, como es el caso de Etiopía, merecen un tratamiento diferenciado.

A pesar de su cada vez más complicada situación jurídica, y en un paso más de la defensa política de su fundador y máximo líder, el Partido de los Trabajadores (PT) ratificó ayer a Lula como su candidato a presidente para las elecciones de octubre próximo.

El futuro de esa proclamación, sin embargo, está en manos de los tribunales, pues las leyes brasileñas impiden que una persona que ha sido condenada en segunda instancia se presente a un cargo electivo.

La posible impugnación de la candidatura de Lula, no obstante, sólo puede ocurrir a partir del 15 de agosto, cuando vence el plazo para la inscripción de candidatos en el Tribunal Superior Electoral, que tendrá la última palabra sobre el asunto.

Más allá de la posibilidad de que su candidatura sea rechazada, Lula también corre el riesgo de que el tribunal de segunda instancia que ratificó su condena decida ejecutar la pena una vez agotados las apelaciones que su defensa puede presentar ante esa misma corte.

Sin embargo, si esas apelaciones fueran rechazadas, Lula todavía tendría derecho a recurrir ante tribunales superiores, lo que puede postergar una eventual decisión de enviarle a prisión.

Leer mas...

Ratifican condena contra Lula por corrupción

La Justicia brasileña ratificó hoy por unanimidad la condena por corrupción pasiva y lavado de dinero contra el expresidente Luiz Inácio – Lula da Silva (2003-2010) y aumentó la pena a 12 años de prisión en una causa relacionada con el escándalo en la petrolera estatal Petrobras.

La decisión, adoptada por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre, abre la puerta a la inhabilitación política de Lula y deja en manos de la Justicia electoral su posible candidatura presidencial.

El expresidente no acudió a la audiencia, dado que la Justicia le autorizó a ausentarse porque no iba a ser interrogado, y sigue la sesión en la sede del sindicato de los metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el cinturón industrial de San Pablo, donde inició su carrera política y participó en la fundación del Partido de los Trabajadores (PT) en 1980.

En Porto Alegre, cientos de manifestantes, tanto a favor como en contra de Lula, se concentran en las inmediaciones del tribunal en el que se desarrolla una audiencia que se prevé larga.

Las autoridades han establecido un extenso perímetro de seguridad, que incluye incluso el espacio aéreo, para proteger la sede del tribunal, situado en el centro de la capital del sureño estado de Río Grande do Sul.

Los alrededores del tribunal están completamente blindados con decenas de policías que vigilan incluso las azoteas y los asistentes al juicio han tenido que superar hasta tres cordones de seguridad para conseguir acceder a la sala.

Lula se convirtió el pasado 12 de julio en el primer exmandatario brasileño condenado penalmente desde el restablecimiento de la democracia (1985).

El juicio definirá el futuro personal de Lula y puede influir en el desarrollo del proceso político ante las elecciones de octubre próximo, a las que el expresidente pretende presentarse como candidato del PT.

Lula lidera hasta ahora los sondeos de opinión, pero una eventual ratificación de la condena hoy podría impedirle ser candidato, lo cual sería decidido posteriormente por la justicia electoral.

 

Leer mas...