Estas aquí =>

Un 26,4% de la población paraguaya sigue siendo pobre, según DGEEC

La Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec), presentó el resultado de su Encuesta Permanente de Hogares 2017 donde descubre que nuestro país tiene tiene 1,8 millones de pobres, un 26,40 % de los más de 6,8 millones de habitantes del Paraguay. Sin embargo, el presidente Horacio Cartes, destacó que su Gobierno redujo considerablemente la franja de extrema pobreza.

La pobreza golpea más a las sociedades rurales, en las que el número de personas pobres se situó en 955.961 el año pasado, mientras que en las zonas urbanas la cifra fue de 853.092 personas, de acuerdo con la Encuesta Permanente de Hogares 2017 presentada en Asunción por la Dirección General de Estadística, encuestas y Censos (Dgeec).

Sin embargo, se demuestra que Paraguay registró en el último año un descenso de la pobreza total de 2,46 puntos porcentuales, al pasar del 28,86 % en 2016 al 26,40 % en 2017. Esta tendencia también se observó en el caso de la pobreza extrema, en la que se encuentran los 301.932 paraguayos, un 4,41 % de la población, que tienen que subsistir con ingresos per cápita de entre 85 y 42 dólares, en función de si viven en núcleos urbanos o rurales.

Las personas en situación de pobreza tienen ingresos per cápita inferiores al coste de la canasta básica de consumo según el documento oficial presentado en la fecha.

A pesar de que la mejora fue menor que en el caso de la pobreza total, el porcentaje de pobreza extrema se redujo en 1,32 puntos porcentuales, desde el 5,73 % de la población en 2016 al 4,41 % en el pasado ejercicio.

De nuevo, la pobreza extrema se ceba con los paraguayos que residen en zonas rurales, con una cifra de 236.725 personas cuyos ingresos no alcanzan para pagar la canasta básica de alimentos.

Así, la pobreza rural es más profunda que la urbana, ya que lejos de las ciudades los ingresos de las personas pobres no alcanzan para cubrir el 34,76 % del coste de la canasta básica de consumo, según los datos de esta encuesta.

Aunque la pobreza y la desigualdad continúan siendo un problema para Paraguay, los datos de la encuesta muestran que cada vez hay menos personas que viven en condiciones precarias a pesar de que el precio de la canasta total de consumo, que incluye alimentos, ropa o salud, se incrementó un 5,4 % el año pasado.

Esta tendencia opuesta, menos pobres y mayor encarecimiento de la canasta, se explica, según la Dgeec, por el incremento de los ingresos de en un 10 % de las personas pobres de las ciudades y del 23 % en el caso rural.

La Dgeec también aclaró que durante 2017 no se produjeron choques externos en la economía paraguaya, como sí ocurrió en 2016, y ligó parte de esta mejora a la asistencia estatal a través de programas de ayuda gubernamental.

La Secretaría Técnica de Planificación (STP), de la que depende la Dgeec, señaló que con estos resultados Paraguay se encuentra a menos de 1,5 puntos porcentuales de alcanzar la meta del 3 % en la pobreza extrema establecida por el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 (PND).

Es factible, con este proceso de identificación precisa de quiénes son las familias que más necesitan, llegar a la meta de reducción de pobreza extrema en el año 2020, una década antes de lo que se plantea en el PND 2030, dijo el ministro de la STP, José Molinas, durante la presentación.

Presidente celebra reducción de pobreza

El presidente de la República, Horacio Cartes, celebró con un video emitido en medios de comunicación y redes sociales, la ligera reducción de los índices de pobreza en Paraguay. En el mismo, destaca que hace casi 5 años atrás, prometió lo que hoy se refleja en el informe de la DGEEC.

https://youtu.be/-uPF5nc5Bco

Leer mas...

Prometen atención especial al aumento de pobreza

El aumento de la pobreza extrema registrado en Paraguay obliga a replantear la atención a las personas que la sufren a través de una ayuda más personalizada, aseguró en Roma, Italia el representante del Gobierno paraguayo José Molinas.

El Ministro de la Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social, destacó en una charla en la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que los últimos avances en la reducción de la pobreza no han tenido el mismo impacto en el ámbito de la pobreza extrema.

Según la última encuesta permanente de los hogares, la pobreza total en nuestro país ha descendido en los últimos 14 años en más de la mitad, aunque en 2016 aumentó dos puntos respecto a 2015, hasta afectar al 28,9 % de la población.

Unos 1,95 millones de paraguayos son pobres, de los que 384.000 viven en la pobreza extrema y carecen de recursos para cubrir sus necesidades básicas, lo que representaba el 5,7 % de la población en 2016 frente al 5,4 % de un año antes.

El ministro reconoció que, pese a los progresos logrados, todavía el trabajo no está hecho, ya que persisten indicadores preocupantes como la tasa de malnutrición crónica infantil, que fue del 5,9 % el año pasado.

Además, en los últimos cuatro años la pobreza extrema se ha mantenido relativamente estable, según las estadísticas oficiales.

Molinas apuntó que las personas en esa situación de exclusión máxima están desconectadas de lo que está pasando en la economía y la sociedad, y han estado relegadas durante mucho tiempo.

Destacó la necesidad de ofrecerles una atención personalizada para que se reintegren en el mercado, capacitándolas, motivándolas y apoyando a sus familias, pues tendrán unas necesidades diferentes a las del resto.

El responsable también abogó por aumentar los ingresos familiares con el trabajo, para lo que hace falta que el sector privado se comprometa a crear cadenas de valor competitivas y sostenibles.

En la estrategia para salir de la extrema vulnerabilidad, Molinas llamó a transferir dinero en efectivo a los más pobres y ofrecerles servicios sociales adaptados a sus necesidades y capital para iniciar pequeños negocios, entre otras iniciativas.

Asimismo, reivindicó las políticas que en Paraguay han promovido el crecimiento económico y la estabilidad de los precios, en especial de los alimentos, y que, en su opinión, han servido para disminuir la pobreza en términos generales.

También insistió en mantener la reducción de la pobreza como una prioridad, aliarse con el sector privado y hacer un seguimiento continuo de sus indicadores para mantenerla en la agenda política.

Leer mas...

Aumentó la cantidad de pobres en el país

La pobreza total durante el gobierno de Horacio Cartes se incrementó en comparación  al año pasado, de 26.58% a 28.86%. Los datos contenidos en la más reciente Encuesta Permanente de Hogares (EPH), sitúan bajo el límite de pobreza a 1.949.272 ciudadanos de los 6,7 millones de habitantes del país.

De la difusión del reporte presentado por la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos de la Secretaría Técnica de Planificación asegura la prensa que fue retrasada deliberadamente por el Ejecutivo. Su objetivo fue ocultar ese incremento pese al crecimiento económico del 4,1% en 2016 confirmado por el Banco Central del Paraguay, señala el diario Última Hora.

Otra cifra preocupante es que la pobreza rural asciende según el estudio -cuyos resultados se demoraron en difundir- a 39,72%.
Ello evidencia, que el gobierno de Horacio Cartes no tuvo éxito en uno de sus principales objetivos: reducir el número de indigentes.
La metodología de la encuesta tuvo variaciones, como por ejemplo haber elevado de 10 mil 500 a 13 mil los hogares visitados e incorporar por primera vez a la población indígena. En la  línea de pobreza (ingresos) y la línea de pobreza extrema (en base a la canasta básica de alimentos, pero este año, el cálculo se hizo con base en una nueva serie de valores que no se actualizaba desde 1997, a partir de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC).
Leer mas...