Estas aquí =>

Presidente anuncia asistencia para productores afectados por inundaciones de Ñeembucú

Mario Abdo Benítez, presidente de la República,  destacó la solidaridad de la ciudadanía y el trabajo conjunto entre todas las instituciones estatales para asistir a los damnificados en Pilar. Anunció asistencia para los productores, cuyos productos se vieron afectados por las inundaciones.

A su llegada a la ciudad de Pilar este miércoles, el mandatario saludó a los funcionarios de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN). En la oportunidad, destacó la solidaridad y el trabajo coordinado entre todas las instituciones estatales. “Tuvimos cinco meses de lluvia y ojalá que empiece a bajar el nivel del agua y que la gente pueda desarrollar su vida con total normalidad”, expresó.

Asimismo hizo referencia a los planes que tienen desde el Gobierno, a través del Ministerio y Agricultura y Ganadería  y del Crédito Agrícola de Habilitación , para brindar asistencia técnica y crediticia y fortalecer a los pequeños productores que se vieron afectados por la crecida.

“Tenemos un crédito programático del BID de 300 millones de dólares que está en el Congreso, cuyos recursos vamos a usar para el llamado a licitado para la construcción de la defensa costera de Pilar”, explicó en otro momento.

Expresó igualmente su confianza de que antes que finalice el año se pueda encarar el proceso para una solución “definitiva e histórica” para la capital del departamento de Ñeembucú. A lo mejor en cuatro años va a estar culminada la obra, indicó.

Leer mas...

Desde junio bajarían niveles de inundación

Según adelantó la Dirección Nacional de Meteorología, se prevé un descenso del nivel de agua en las principales cuencas fluviales a partir de la segunda semana de junio, cuando comenzarán a disminuir las lluvias que han dejado más de 62.000 familias damnificadas en los últimos meses por las graves inundaciones.

Es una de las conclusiones anunciadas este martes y recogidas en un informe elaborado por el Foro Nacional de Perspectivas Hidroclimáticas, que ha reunido esta semana a especialistas de instituciones públicas, académicas y de predicción climática e hidrológica del país.

De acuerdo al documento, el nivel de las cuencas comenzará a descender, siempre y cuando no ocurran lluvias de grandes volúmenes, algo que vaticinan como poco probable debido a la llegada del invierno.

A pesar del descenso de las lluvias, sus estimaciones dicen que las precipitaciones acumuladas se registren por encima de la media normal en la región Oriental y en el Bajo Chaco en los meses de junio, julio y agosto.

Según sus proyecciones, el río Paraguay todavía continuará aumentando su nivel durante la última semana de mayo y la primera de junio a su paso por Asunción, Concepción, Alberdi, Pilar y Bahía Negra, cinco de los municipios más afectados por las inundaciones.

De esta forma, el río podría alcanzar los 7,70 metros de altura en la capital paraguaya, situándose a 30 centímetros del nivel de catástrofe, o los 9,20 metros en Pilar, a 40 centímetros de la alerta roja meteorológica.

El informe también concluye que las crecidas del río Paraguay en los últimos meses han mostrado valores muy altos desde Concepción hasta Pilar como consecuencia de los grandes volúmenes de lluvia en las cuencas media y baja.

El temporal de inundaciones ha afectado a más de 62.000 hogares en distintos puntos del país durante los últimos meses, de los cuales cerca de 14.000 corresponden a Asunción, donde las familias se han visto obligadas a desplazarse a refugios en plazas y parques.

En la localidad de Pilar, en el departamento de Ñeembucú, junto a la frontera con Argentina, el agua llegó a anegar el 90 % del municipio, lo que obligó a establecer un plan de emergencia para asistir a los afectados. La zona del Chaco paraguayo es otro de los territorios más afectados por la crecida del río que ha bloqueado en los últimos meses las principales rutas terrestres para acceder a una zona donde conviven varias comunidades indígenas.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) anunció esta semana un nuevo dispositivo de emergencia para hacer llegar kits de víveres a cerca de 20.000 familias del Chaco que todavía necesitan asistencia humanitaria.

Leer mas...

Nuevo recuento habla de 40.000 desplazados por crecida del río Paraguay

Al menos 40.000 habitantes de zonas ribereñas debieron ser evacuados hacia sitios altos por las inundaciones provocadas por la crecida del río Paraguay y las intensas lluvias registradas desde comienzos de marzo y que hasta el día de hoy siguen cayendo con gran intensidad en la zona de influencia de nuestro principal corredor hídrico.

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, informó que sólo en Asunción, hay un poco más de 10.000 personas reubicadas en precarias viviendas en lugares altos como cuarteles militares, plazas públicas del centro de la ciudad y a la vera de rutas. A la par, este organismo estatal se encuentra abocado a la ayuda a los damnificados con alimentos y abrigo.

El resto de los desplazados de pequeñas poblaciones ubicadas a lo largo del río Paraguay, que comienza la frontera con el estado brasileño de Matto Grosso do Sul, también han comenzado a recibir asistencia estatal, aunque lentamente debido a las condiciones climáticas y sus correspondientes dificultades para hacer llegar las asistencias.

La altura del río, normalmente de 4 metros, llegó a 6,90 metros en Asunción. El nivel de desastre será cuando alcance los 8 metros, según la Dirección de Hidrología.

Carlos Jiménez, presidente de la filial en el bajo Chaco de la Asociación Rural del Paraguay informó que, de los cuatro millones de vacunos existentes en diferentes ranchos, unos 480.000 se encuentran en el agua o agrupados en pequeños sitios altos.

Las lluvias son muy intensas, sólo la semana pasada en 48 horas llovió más de 600 milímetros. En algunos lugares hay entre 15 y 50 centímetros de agua sobre el suelo de los campos y caminos, refirió.

Leer mas...

En pocos días ya llegan a 12.800 damnificados por crecidas

Alrededor de 12.800 familias se han visto afectadas por las lluvias de las últimas semanas en Paraguay, que han provocado desbordes de ríos e inundaciones también en Asunción, donde el nivel de agua del río Paraguay se situó ayer martes en los 5,87 metros de altura.

En la capital, unas 2.175 familias abandonaron sus hogares, que han quedado anegados por el agua tras la crecida del cauce del río, de acuerdo al último informe de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

El río Paraguay se ha desbordado a su paso por Asunción en una superficie de más de 17 kilómetros de costa, que ha afectado especialmente a los Bañados Sur, Norte y Chacarita, barrios marginales de la capital, ubicados junto al cauce.

El Gobierno ha habilitado varios refugios públicos para acoger a los damnificados como el cuartel militar de la Primera División de Infantería, en Asunción, uno de los lugares habituales para los desplazados por la crecida del río que se repite de forma cíclica.

Cerca de 15 camiones de carga y 60 empleados públicos han sido desplazados este martes para colaborar con el desplazamiento de los afectados, que deberán cargar de nuevo con todos sus objetos personales hasta los improvisados campamentos de madera y chapa, esperando que el río vuelva a su nivel habitual.

Este nuevo movimiento de desplazados se produce apenas cinco meses después de la última gran crecida del río Paraguay que obligó a cerca de 8.260 familias a abandonar sus hogares, algunos durante meses.

Además de Asunción, varias localidades de los departamentos Central y Cordillera están sufriendo el desborde del río y las inundaciones como consecuencia de las fuertes tormentas que asolaron el norte en las semanas previas.

Fuentes de la Secretaría de Emergencia Nacional mencionaron que los servicios meteorológicos pronostican que las lluvias podrían prolongarse durante toda la semana, lo que aumentará el número de personas damnificadas en los próximos días. Según sus proyecciones, se espera que el nivel del río pueda alcanzar los 6,30 metros de altura a su paso por el Puerto de Asunción.

El temporal de lluvias que comenzó el pasado 15 de marzo afectó a miles de personas, especialmente en el norte del país, donde el Gobierno puso en marcha un plan de emergencia para hacer llegar ayuda humanitaria hasta las zonas que quedaron aisladas.

El Ejecutivo movilizó dos aviones militares para poder hacer llegar los kits de alimentos, los colchones y los materiales de reparación hasta las zonas afectadas.

Además, pidió colaboración de los Gobiernos de Brasil y Argentina para poder internarse en algunos lugares que habían quedado incomunicados por la inundación de los caminos.

Leer mas...

Emergencia Nacional llega al cien por ciento de lugares afectados por inundación

El ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), Joaquin Roa, ratificó que llegarán a todos los sitios que requieran asistencia a causa de las inundaciones. Reconoció que en Asunción siempre habrá quejas, ya que “si no llegas a una familia, será suficiente disparador para que ocurran reclamos”.

Comentó que el fin de semana estuvieron evacuando gente en los bañados y trabajando intensamente en Concepción, Vallemi, Fuerte Olimpo y Carmelo Peralta en el Chaco Paraguayo.

Precisó además, en declaraciones a la 780 AM, que enviaron tanques de agua a la localidad sampedrana de Puerto Antequera, ante una situación inusual en el lugar.

Consultado si no hay forma de anticipar ciclos climáticos imprevistos, Roa indicó que sí se puede, pero que es difícil prever la magnitud del evento.

Explicó que en la Capital, el nivel del río Paraguay está en torno a los 5 metros 72 centímetros y que la buena noticia es que en la región norte comenzó a bajar el nivel del río.

Sin embargo, señaló que, conforme al pronóstico, se tendrán lluvias en las primeras dos semanas de abril y de acuerdo a ello se sabrá en cuanto podría quedar el nivel del cauce hídrico tanto en Asunción como en otras comunidades ribereñas.

Leer mas...

Abdo Benítez verificó asistencia a damnificados por lluvias

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, acudió este sábado hasta la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), para interiorizarse acerca de la asistencia a damnificados por el último temporal que azotó este viernes a gran parte del país.

Para el efecto, el presidente se reunió con el ministro de la SEN, Joaquín Roa, informó que le informó que continúan asistiendo a las familias afectadas en todo el país, por las intensas lluvias registradas ayer.

“Se está haciendo un gran trabajo con presencia de la Secretaria de Emergencia Nacional casi en todos los puntos de crisis”, expresó el mandatario tras retirarse del local de la institución.

De acuerdo al último reporte dado a conocer en la mañana de este sábado, hasta el momento se enviaron 2. 500 kilos de alimentos, además de 700 colchones, 700 mantas y 500 carpas para las familias damnificadas por las lluvias.

Asimismo, en Benjamín Aceval, se habilitó un albergue con 25 familias las cuales ya están siendo asistidas por la institución.

El reporte de la SEN señala además que se tienen habilitados cuatro albergues en Remansito con un total de 160 familias. En ese sentido, se informó que el personal de la SEN se encuentra distribuyendo insumos humanitarios para los afectados.

En tanto que en la ciudad de Areguá, personal de la SEN está brindando ayuda a 15 familias afectadas por las intensas lluvias que azotaron en la víspera a gran parte del país, ocasionando inconvenientes en el Hospital General de San Lorenzo, que se vio afectado por el desborde de un arroyo cercano y por problemas en el desagote del agua.

Esto provocó la inhabilitación por 24 horas de los quirófanos y la sala de maternidad, y el traslado de unos 5 pacientes a otros centros médicos, de acuerdo a lo dispuesto por el Ministerio de Salud.

Para el desagote del agua en estas salas, personal de la SEN y de la Essap trabajaron para evacuar el agua hasta alrededor de las 15:00 de este viernes.

Leer mas...

Asistencia a damnificados por inundaciones costó G. 7000 millones al Gobierno

Joaquín Roa, ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), comunicó que la última crecida del río Paraguay, le costó al Gobierno unos 7.000 millones de guaraníes, que incluye la primera evacuación y la permanencia de las familias.

La ultima crecida del río Paraguay inició en octubre de 2018, dejó un total de 8.260 familias damnificadas, de las cuales unas 6.149 familias, permanecen fuera de sus hogares, solamente 1.784 familias iniciaron el operativo retorno, apoyados por el Gobierno Nacional y Municipal.

“Estamos trabajando de manera cercana con el Ministerio de Salud, específicamente el Senepa para la eliminación de criaderos del Aedes aegypti, de modo a que las comunidades estén libres de este flagelo”, expresó al tiempo de puntualizar que el sábado último, fueron trasladadas unas 70 familias.

No obstante dijo que la cifra podría aumentar, teniendo en cuenta que el operativo retorno se encuentra en plena ejecución, por lo que “la cuantificación total aún no lo podemos tener”, precisó al tiempo de afirmar que la institución cuentan con los recursos necesarios para atender este tipo de eventos.

“La Secretaria basa su presupuesto en un calendario cíclico y de estadísticas de eventos que se dan en el país, pueden darse con mayor o menor intensidad pero nosotros los tenemos registrados”, explicó Roa en declaraciones a Radio Nacional del Paraguay.

Manifestó finalmente que las familias están recibiendo todos los materiales necesarios para reacondicionar sus viviendas, teniendo en cuenta que la mayoría de los damnificados son familias de escasos recursos económicos.

Leer mas...

Comienza operativo retorno para damnificados por las crecidas

Las familias asuncenas desplazadas por las crecidas del río Paraguay en los últimos meses comenzaron a emprender este fin de semana el regreso a sus hogares, después de que la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y la Municipalidad de Asunción activaran el «Operativo Retorno».

Las inundaciones dejaron un total de 8.260 familias afectadas, de las cuales, más de 1.000 ya han comenzado por su cuenta la vuelta a sus hogares, según datos de la SEN. El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dio el visto bueno al «Operativo Retorno» tras verificarse que el cauce del río, que superó los 6 metros, ha vuelto a su nivel habitual.

El operativo se extenderá durante todo el fin de semana para que las familias puedan cooperar y la SEN, trabajará también para apoyarlas, dijo el titular de la institución, Joaquín Roa.

Para ello, la SEN aportará tanto camiones como personal operativo, que además contará con el respaldo del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa) para realizar trabajos de fumigación y eliminación de criaderos de los mosquitos vectores del dengue que aparecen con las temperaturas altas y húmedas, como las que se dan en el verano paraguayo.

A mediados de octubre, las fuertes lluvias primaverales dejaron los primeros afectados, unas 600 familias, que un año más tuvieron que salir de sus casas en los bañados, como se conocen a los barrios ribereños, para ubicarse en refugios o en plazas del centro de la capital y barrios altos.

Con el pasar de los meses y la subida del río, hasta los 6 metros de altura, el número de damnificados también fue en aumento, con esa cifra final de 8.260 familias. Durante este tiempo, los afectados pernoctaron en refugios y viviendas construidas con láminas de madera terciada y chapas, que ahora comienzan a desmontar para volver de nuevo a sus casas.

Sin embargo, las estimaciones de la Dirección de Meteorología e Hidrología no descartan un nuevo repunte del nivel del río Paraguay en los próximos ocho meses, aunque no superaría los 4 metros, el cual no supera el nivel de emergencia para evacuaciones.

Leer mas...

Rugbistas se solidarizan con afectados por la crecida

Un grupo de jugadores de rugby de Paraguay manifestó al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, su intención de colaborar en las tareas de ayuda a las miles de familias afectadas por las inundaciones que padece el país a causa de la crecida del río Paraguay.

Los rugbistas y la titular de la Secretaría Nacional de Deportes (SND), Fátima Morales, se reunieron hoy con el mandatario en el Palacio de Gobierno para informarle de esta decisión, de la que también dejaron constancia por escrito con la entrega de una carta a nombre de la Unión del Rugby del Paraguay.

Morales comentó que el deporte no es ajeno a lo que les ocurre a los compatriotas paraguayos y de ahí la iniciativa de estos jóvenes. Los jugadores trabajarán en estas labores bajo las órdenes de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y por el momento se centrarán en Asunción, donde el desbordamiento del río deja ya más de 3.000 familias damnificadas.

No obstante, Morales no descartó que los deportistas expandan su voluntariado a otros puntos del país, ya que han comenzado a ponerse en contacto con presidentes de ligas de distintas disciplinas en el interior de Paraguay.

Los deportistas somos muchos y vamos a sorprenderles en el mundo del voluntariado que vamos a tener. Vamos a trabajar como nos dice la SEN, por cuadrillas, por lugares, ordenadamente, con una camiseta que nos diferencie, para que nos ubiquen, y estaremos en los lugares geográficos que la SEN nos diga, manifestó la titular de la SEN.

En la carta entregada hoy a Abdo Benítez, los deportistas apelan al «espíritu del rugby» como motor impulsor de su iniciativa.

En esta hora difícil, no habrá un solo jugador de rugby que no empuje este duro ‘scrum’ para ganar a la adversidad, puede leerse en la misiva. Además, también invitan al resto de deportistas de otras federaciones y uniones deportivas a sumarse a esta causa para unir fuerzas y demostrar con hechos y ejemplo su compromiso.

Las inundaciones han provocado hasta el momento que, solo en Asunción, más de 3.000 familias hayan tenido que abandonar sus viviendas, ubicadas las zonas ribereñas del río Paraguay, cuyo nivel supera los 5,5 metros que marcan el nivel crítico.

En el peor de los escenarios, las autoridades paraguayas prevén que la crecida del río alcance los 7,5 metros hasta diciembre, si persisten las lluvias y se combinan con El Niño, un fenómeno climático, producido por las altas temperaturas del Pacífico, que suele causar fuertes lluvias e inundaciones en Suramérica.

Leer mas...

El presidente visitó a familias desplazadas por inundaciones

Este miercoles, Mario Abdo Benítez, presidente de la República, fue hasta el refugio de la Primera División de Infantería, para conocer situación de familias desplazadas a causa de la crecida del río Paraguay.

Joaquín Roa, ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, acompaño al presidente y pudiero ver la situación de las familias ribereñas que se trasladaron al refugio, luego de que la  crecida del río inundara sus viviendas.

El presidente sostuvo que “las necesidades son muchas” y que su visita es una forma de demostrar la preocupación del gobierno por las familias afectadas.

“Venimos a demostrar nuestro compromiso, escuchar el parte que nos dio el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, no solo con los damnificados en esta zona sino en el gran Asunción y otras localidades del país”, dijo.

También destacó que no es fácil pasar lo que están pasando y que por lo menos tratarán de contenerles en este tiempo difícil.

La SEN ya tiene mucha experiencia en atender este tipo de situaciones y  desde el Gobierno la instrucción es hacer “todo lo que se pueda” para mejorar la condición de las familias.

Actualmente existen cerca de 3.500 familias desplazadas por la crecida solo en las zonas ribereñas de Asunción y en base a los pronósticos de lluvia para los próximos meses se estima que la cantidad de afectados podría llegar a las 25.000 personas.

Leer mas...