Estas aquí =>

Aumentó el número de damnificados con caída de muro en Sajonia

El derrumbe de un muro de contención casero, levantado con bolsas de arena por los vecinos, provocó este domingo la entrada del agua en las viviendas de unas 300 familias en el barrio Sajonia, próximo al Bañado Sur, una de las zonas más afectadas por las crecidas del río Paraguay.

La caída del dique se produjo en la noche del sábado al domingo y en media hora anegó los hogares de los vecinos, que tuvieron que sacar sus pertenencias en camiones militares o barcazas, según informó el director general de Reducción de Riesgos, Daniel Riveros.

Los afectados fueron desplazados al predio de la Primera División de Infantería, en Asunción, y al refugio Charlotte, en el Bañado Sur, según la SEN. Con el desplome de ese muro, de unos dos metros de altura y 500 metros de longitud, según los medios locales, el agua llegó a zonas del barrio hasta las que el río nunca había alcanzado en crecidas anteriores.

La SEN no descarta ahora que otras partes del dique sigan cediendo y que el agua siga ganado terreno. El titular de la SEN, Joaquín Roa, había verificado y coordinado este lunes los trabajos de construcción del dique, y ya se estimaba que el nivel del río pudiera superar y sobrepasar la altura del muro.

El cauce del río Paraguay, a su paso por Asunción, se sitúa ya en los 6,85 metros, según datos de la Dirección de Meteorología e Hidrología (DMH). Por el momento, se mantiene en nivel crítico, aunque las previsiones hacen temer que pueda seguir subiendo y aproximándose al estado de desastre, para lo que tendría que superar los 8 metros.

La nueva crecida del río Paraguay ha sorprendido a los pobladores de los barrios ribereños, que aseguran no recordar una situación de inundaciones constantes como las que se viven ahora.

Muchos de los desplazados actuales habían regresado a sus casas hace apenas unos 30 días, después de haberse pasado meses en refugios a causa de las inundaciones anteriores.

Los últimos recuentos de la SEN apuntan a que el número de damnificados en Asunción se aproxima a 10.000 familias.

Leer mas...

Grupo de damnificados expresó su malestar al presidente en fugaz visita

Un cumulo de personas damnificadas por la crecida del río Paraguay, manifestaron su rechazo a la ayuda y las medidas tomadas por el Gobierno durante la visita del presidente del país, Mario Abdo Benítez, en el predio del RC4 del barrio Tacumbú que sirve de refugio para los damnificados en Asunción, donde hay unas 2.000 familias desplazadas.

Los desplazados expresaron su malestar por la atención repentina de las instituciones estatales, como la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) o la Itaipú Binacional, coincidiendo con la presencia del mandatario.

Tanto Itaipú como la Essap desplegaron toldos y carteles, así como un amplio contingente de trabajadores, que no suelen pisar el lugar, según denunciaron los refugiados en este predio.

El retraso de cerca de una hora de Abdo Benítez avivó la indignación de los afectados, cansados de la teatralización de la visita presidencial, en la que no faltaron los camiones con cajas de víveres con el logotipo de Itaipú apiladas de forma simétrica.

La tensión del ambiente cambió los planes de la organización y el recorrido del presidente, que llegó en helicóptero, se limitó a un paseo de apenas un cuarto de hora por una sola zona del campamento, sin la presencia de medios.

Antes de volver a subir al helicóptero, Abdo Benítez habló con la prensa para manifestar su conformidad con el trabajo realizado por las diferentes instituciones del Estado.

Estamos haciendo todo lo que humanamente se puede y mi presencia acá también obedece a demostrar nuestro compromiso con nuestros hermanos que están pasando un momento difícil, aseguró el mandatario.

También explicó que los nuevos desplazamientos no responden a una falta de previsibilidad, sino a que el agua subió muy rápido y la crecida fue una de las más fuertes que recuerda.

Los refugiados abandonaron el predio militar hace apenas unos tres meses, cuando bajó el agua que había entrado en sus casas, y han tenido que regresar a este campamento en los últimos 15 días debido, de nuevo, a las inundaciones del río Paraguay.

Su reclamo es la construcción de la Franja Costera, un proyecto que incluye avenidas y viviendas sociales, que todavía no se ha materializado porque hay que ganarle a la burocracia diariamente, según la explicación ofrecida hoy por Abdo Benítez.

No solamente (hay que construir) la franja costera, sino una solución definitiva. Ellos también tienen que asumir esta realidad, porque muchos no quieren mudarse de aquí (de los Bañados) entonces cada año volvemos a vivir esta tragedia, añadió.

Cuando Abdo Benítez abandonó el predio, fue el titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, quien quedó al frente del acto y recibió las quejas de los refugiados.

Los afectados por las crecidas le hicieron saber que no quieren más víveres, como los facilitados hoy por Itaipú Binacional, sino que necesitan camiones para poder entrar en las zonas afectadas y sacar a las personas que siguen viviendo en sus hogares inundados.

Esta era una queja repetida por todos los damnificados que ya han conseguido levantar sus casas con chapas de madera y chapas, pero que son conscientes de la situación de sus vecinos.

El Gobierno anunció este martes que cuenta con unos 6,4 millones de dólares (40.000 millones de guaraníes) para asistir a las 20.400 familias afectadas en todo el país por la crecida del río Paraguay.

La Junta Municipal de Asunción declaró el miércoles el estado de emergencia por un plazo de 90 días ante las inundaciones.

Leer mas...

SEN cuenta con más de USD 6.4 millones para asistencia

El Gobierno paraguayo cuenta con unos 6,4 millones de dólares (40.000 millones de guaraníes) para asistir a las hasta ahora, 20.400 familias afectadas en todo el país por la crecida del río Paraguay, según informó el titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa.

En una rueda de prensa, tras reunirse en el palacio gubernamental de Asunción el Comité Ejecutivo de Emergencia Nacional, Roa informó de que ya han sido asistidas el 80,2 % de esas familias, unas 16.300, y que las restantes lo serán en las próximas horas, debido a que el acceso a algunos lugares resulta complicado.

Aseguró que el monto de dinero es suficiente para paliar las necesidades de los afectados y recalcó que el Gobierno cuenta con todos los insumos humanitarios que se requieran para afrontar las inundaciones y que el Estado ha movilizado a 800 funcionarios para asistir a los afectados.

Roa relató que hasta la fecha, el Ejecutivo ha distribuido 780 toneladas de alimentos y que vehículos de las Fuerzas Armadas, tanto terrestres, como aéreos, fluviales y anfibios, se están destinando a facilitar las evacuaciones.

Además, ha indicado que la Armada es la encargada de brindar seguridad a aquellos barrios desalojados, para evitar posibles pillajes.

Paralelamente señaló que en la capital paraguaya el número de familias desplazadas ascendió a 3.089, principalmente de los conocidos como bañados sur y norte, que para ellos han habilitado cuatro predios para acogerlos, que cuentan con electricidad y agua potable.

Añadió que dispone de 3.300 lugares para el mismo número de familias, en caso de que el número de desplazados aumente en las próximas dos semanas, debido a las previsiones de lluvia.

En ese sentido, el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, presente en la reunión y la conferencia de prensa, señaló que la Municipalidad también ha puesto a disposición de la SEN varios albergues que, reconoció, no son los ideales, ya que se trata de descampados donde los damnificados construyen viviendas precarias temporales. El intendente previó que la evacuación podría durar 90 días ya que el retorno es gradual.

El titular de la SEN explicó que se trata de una situación atípica ya que la temporada de lluvias se ha adelantado un mes, y que desde hacía 48 años el río no tuvo este ascenso tan rápido, ya que desde el 15 de marzo ha crecido 3,4 metros, hasta alcanzar los 6 metros sobre su nivel normal.

La crecida responde a la gran cantidad de agua caída en Paraguay, donde en algunos departamentos se ha triplicado la media de pluviosidad mensual para esta época del año.

El jefe del Gabinete Civil, Julio Ullón, indicó que el Gobierno y la Municipalidad trabajan para encontrar una solución definitiva al desplazamiento de miles de familias que, cada año, producen las crecidas del río Paraguay.

Leer mas...

Emergencia Nacional llega al cien por ciento de lugares afectados por inundación

El ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), Joaquin Roa, ratificó que llegarán a todos los sitios que requieran asistencia a causa de las inundaciones. Reconoció que en Asunción siempre habrá quejas, ya que “si no llegas a una familia, será suficiente disparador para que ocurran reclamos”.

Comentó que el fin de semana estuvieron evacuando gente en los bañados y trabajando intensamente en Concepción, Vallemi, Fuerte Olimpo y Carmelo Peralta en el Chaco Paraguayo.

Precisó además, en declaraciones a la 780 AM, que enviaron tanques de agua a la localidad sampedrana de Puerto Antequera, ante una situación inusual en el lugar.

Consultado si no hay forma de anticipar ciclos climáticos imprevistos, Roa indicó que sí se puede, pero que es difícil prever la magnitud del evento.

Explicó que en la Capital, el nivel del río Paraguay está en torno a los 5 metros 72 centímetros y que la buena noticia es que en la región norte comenzó a bajar el nivel del río.

Sin embargo, señaló que, conforme al pronóstico, se tendrán lluvias en las primeras dos semanas de abril y de acuerdo a ello se sabrá en cuanto podría quedar el nivel del cauce hídrico tanto en Asunción como en otras comunidades ribereñas.

Leer mas...

Último recuento de la SEN habla de 5.488 familias afectadas por inundaciones

El Gobierno anunció la movilización de tres aviones militares para llevar ayuda humanitaria a las zonas del norte de Paraguay que se encuentran aisladas por las inundaciones que ha causado el temporal de lluvias, que desde la semana pasada dejó 5.488 familias afectadas.

Para realizar bien las tareas, nuestro país solicitó la colaboración del Gobierno argentino para poder acceder a algunas de esas áreas del norte, ya que los caminos se han bloqueado por las inundaciones y es imposible trasladarse por tierra desde el sur del país.

Los aviones permitirán evacuar a varios habitantes de la localidad de Pozo Colorado, en el departamento de Presidente Hayes, informó en rueda de prensa, Miguel Kurita, jefe de gabinete de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Kurita explicó que la prioridad actual es hacer llegar kits de alimentos a los damnificados, mientras que aseguró que en algunos municipios se están organizando comidas comunitarias para poder atender a todos los residentes.

Hasta la fecha, el Gobierno ha asistido a 4.744 familias afectadas por el temporal, mientras que se han repartido 79 toneladas de alimentos, 1.782 colchones y 1.281 carpas. Además, se han instalado varios puestos de atención sanitaria, en los que ya se ha atendido a más de 410 personas, principalmente por afecciones estomacales.

Además, la Secretaría de Emergencia Nacional está trasladando materiales de construcción para el refuerzo de las viviendas afectadas como chapas de fibrocemento o puntales.

De acuerdo a las previsiones de la SEN, el frente frío que ha causado las fuertes tormentas abandonará en las próximas horas al país y se desplazará hacia Brasil, por lo que no prevén más lluvias a partir del lunes.

Sin embargo, se espera una crecida del nivel del agua del río Paraguay a su paso por varias localidades como Concepción donde podría alcanzar los 5,60 metros de altura, o Asunción, donde se estima que llegue a los 4,50 metros.

El pasado mes de octubre, el río superó los seis metros de altura a su paso por la capital paraguaya, lo que obligó a cerca de 8.260 familias a abandonar sus hogares porque habían quedado anegados por el agua.

La Secretaría Nacional de Emergencia anunció que cuando termine el temporal hará un llamamiento para formar un equipo de voluntarios que trabaje en acciones medioambientales para recuperar las zonas afectadas por las inundaciones.

Leer mas...

Varias comunidades indígenas en alerta por inundaciones

La organización Tierraviva pidió al Gobierno que el Bajo Chaco sea declarado zona de emergencia para facilitar la ayuda humanitaria a las comunidades indígenas afectadas por las tormentas e inundaciones, que desde el pasado fin de semana han dejado más de 2.368 familias damnificadas en Paraguay.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) prevé que el número de afectados pueda aumentar hasta alcanzar las 3.000 familias damnificadas debido a los malos pronósticos meteorológicos que todavía se aguardan de forma puntual en algunas zonas del país.

En ese sentido, Tierraviva alertó en un comunicado de que la situación del Chaco es sumamente grave ya que ahí residen varias comunidades indígenas que se encuentran aisladas e imposibilitadas de realizar sus habituales actividades para el sostenimiento de las familias.

El coordinador de la organización, José Paniagua, indicó que es urgente la atención de algunas comunidades como Colonia 96 y Yakye Axa, cuyos habitantes se encuentran acampados junto a la Ruta 5ta, en el ramal que conecta las localidades de Pozo Colorado y Concepción en Presidente Hayes.

Paniagua denunció que estos dos poblados viven bajo precarias carpas y que muchos de los niños están prácticamente a la intemperie, lo que les convierte en vulnerables ante las fuertes lluvias.

Además, el coordinador advirtió que las lluvias han dejado inundados los caminos que conectan con varias comunidades indígenas del Chaco, lo que dificulta la evacuación de los enfermos, especialmente de los miembros más vulnerables como los niños o los ancianos.

También llamó la atención de las enfermedades y picaduras de víboras e insectos que se producen como consecuencia de las inundaciones de agua.

Las fuertes tormentas provocaron ya desde el viernes el desbordamiento de varios ríos, lo que obligó a la SEN a habilitar refugios temporales para alojar a los afectados, especialmente en las ciudades de Limpio y Remansito, en el departamento de Presidente Hayes.

Cerca de 160 familias fueron desplazadas el viernes a cuatro albergues para recibir insumos humanitarios mientras que cerca de 600 personas fueron evacuadas de varios asentamientos de viviendas precarias a un centro habilitado por las autoridades.

Además, el titular de la SEN, Joaquín Roa, informó que el sábado ya se habían enviado 2.500 kilos de alimentos, 700 colchones y 1.000 carpas” a los afectados.

Leer mas...

Más de 2.000 familias desplazadas por las lluvias según la SEN

Unas 2.060 familias se han visto obligadas a trasladarse a refugios temporales en diferentes puntos del país debido a las copiosas lluvias que han provocado inundaciones en la última semana, informó hoy sábado la Secretaría Nacional de Emergencia (SEN).

Las constantes tormentas que desde hace casi una semana caen en la zona del Gran Asunción, terminaron provocando el desbordamiento de algunos ríos y arroyos, lo que obligó a la SEN a habilitar en las últimas horas varios refugios temporales para alojar a las familias afectadas, especialmente en las ciudades de Limpio en el departamento Central y Remansito, en el departamento de Presidente Hayes.

En este sitio del Bajo Chaco, la SEN informó de que al menos unas 160 familias se alojan desde la noche del viernes en 4 albergues y están recibiendo insumos humanitarios, mientras que en Limpio se contabilizaron unas 600 personas que fueron evacuadas de varios asentamientos de viviendas precarias, a un albergue habilitado por las autoridades.

El titular de la SEN, Joaquín Roa, afirmó hoy a los medios que hasta la fecha, la institución ha enviado 2.500 kilos de alimentos, 700 colchones y 1.000 carpas para los afectados.

Roa recibió este sábado en la sede del organismo en Asunción al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien aseguró que acudía a hacer un seguimiento a los trabajos para paliar las consecuencias del temporal.

Asimismo, Roa explicó que ya han sido asistidas al cien por cien, lo que equivale a un total de 72 familias, en las localidades de Luque, Areguá y Capiatá, todas ellas en el área metropolitana de Asunción, donde las lluvias provocaron el viernes el caos circulatorio en algunas zonas en las que las calles se inundaron.

Aseguró que este sábado las condiciones volvieron a la normalidad en el hospital Calle’i de San Lorenzo, en el que parte de sus instalaciones resultaron inundadas por el desborde del arroyo San Lorenzo, en la madrugada del viernes, que obligó a evacuar a cinco enfermos y trasladarlos a otros hospitales. El agua fue achicada con bombas de la SEN y el Ministerio de Salud acometió las medidas sanitarias para restablecer el servicio, según Roa.

Mientras la situación se normaliza en el área central del país, la atención de la SEN se traslada al norte, donde la masa tormentosa se está trasladando y afectará, según Roa a los departamentos de San Pedro, Concepción y Amambay, en el que ya se ha desbordado un río.

Roa informó de que ya se han posicionado insumos en esas áreas y también en el Chaco paraguayo y en el departamento de Alto Paraná, por lo que añadió que estamos en condiciones de dar una respuesta inmediata a los daños que se puedan producir.

Leer mas...

Asistencia a damnificados por inundaciones costó G. 7000 millones al Gobierno

Joaquín Roa, ministro de la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), comunicó que la última crecida del río Paraguay, le costó al Gobierno unos 7.000 millones de guaraníes, que incluye la primera evacuación y la permanencia de las familias.

La ultima crecida del río Paraguay inició en octubre de 2018, dejó un total de 8.260 familias damnificadas, de las cuales unas 6.149 familias, permanecen fuera de sus hogares, solamente 1.784 familias iniciaron el operativo retorno, apoyados por el Gobierno Nacional y Municipal.

“Estamos trabajando de manera cercana con el Ministerio de Salud, específicamente el Senepa para la eliminación de criaderos del Aedes aegypti, de modo a que las comunidades estén libres de este flagelo”, expresó al tiempo de puntualizar que el sábado último, fueron trasladadas unas 70 familias.

No obstante dijo que la cifra podría aumentar, teniendo en cuenta que el operativo retorno se encuentra en plena ejecución, por lo que “la cuantificación total aún no lo podemos tener”, precisó al tiempo de afirmar que la institución cuentan con los recursos necesarios para atender este tipo de eventos.

“La Secretaria basa su presupuesto en un calendario cíclico y de estadísticas de eventos que se dan en el país, pueden darse con mayor o menor intensidad pero nosotros los tenemos registrados”, explicó Roa en declaraciones a Radio Nacional del Paraguay.

Manifestó finalmente que las familias están recibiendo todos los materiales necesarios para reacondicionar sus viviendas, teniendo en cuenta que la mayoría de los damnificados son familias de escasos recursos económicos.

Leer mas...

El presidente visitó a familias desplazadas por inundaciones

Este miercoles, Mario Abdo Benítez, presidente de la República, fue hasta el refugio de la Primera División de Infantería, para conocer situación de familias desplazadas a causa de la crecida del río Paraguay.

Joaquín Roa, ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, acompaño al presidente y pudiero ver la situación de las familias ribereñas que se trasladaron al refugio, luego de que la  crecida del río inundara sus viviendas.

El presidente sostuvo que “las necesidades son muchas” y que su visita es una forma de demostrar la preocupación del gobierno por las familias afectadas.

“Venimos a demostrar nuestro compromiso, escuchar el parte que nos dio el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, no solo con los damnificados en esta zona sino en el gran Asunción y otras localidades del país”, dijo.

También destacó que no es fácil pasar lo que están pasando y que por lo menos tratarán de contenerles en este tiempo difícil.

La SEN ya tiene mucha experiencia en atender este tipo de situaciones y  desde el Gobierno la instrucción es hacer “todo lo que se pueda” para mejorar la condición de las familias.

Actualmente existen cerca de 3.500 familias desplazadas por la crecida solo en las zonas ribereñas de Asunción y en base a los pronósticos de lluvia para los próximos meses se estima que la cantidad de afectados podría llegar a las 25.000 personas.

Leer mas...

SEN asistirá con agua potable a comunidades indígenas del Chaco

La Dirección General de Reducción de Riesgos de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), ante la situación de sequía registrada en el Chaco, , asistirá con 1.600.000 litros de agua potable a 2.155 familias indígenas de las comunidades afectadas de los departamentos de Presidente Hayes y Boquerón.

Para el efecto fueron utilizados dos camionetas para la coordinación, además cuatro camiones cisternas de la SEN con capacidad de 10 000 litros de carga cada uno, donde fue traslado del líquido vital a las familias afectadas por la sequía.

El operativo inició ayer miércoles 17 y se extenderá hasta el dia miércoles 24 de octubre, a cargo 14 personales operativos de la institución designados para dicho operativo para el traslado, entrega y distribución del vital líquido.

Las familias a ser asistidas con aproximadamente 1.600.000 litros de agua son del distrito de Mariscal Estigarribia, departamento Boquerón, específicamente, comunidades indígenas Escalante (420) familias, San José Esteros (260), Pablo Sthall (25), Media Luna (25), Yalve Sanga (1685). Ademas la atención a familias del departamento de Presidente Hayes, distrito Tte. Irala Fernández, comunidad indígena La Esperanza – Sanapana.

La acción humanitaria corresponde a un plan de respuesta ante la situación que se presenta en el Chaco, y que afecta a una importante cantidad de familias. Cabe destacar que la asistencia es realizada en coordinación con el gobierno nacional, departamental y municipal, además de líderes y lideresas de comunidades.

La asistencia es coordinada con los líderes comunitarios quienes son los encargados de guiar los equipos operativos de la institución hasta las fuentes de agua más cercanas a cada comunidad, donde es verificada la calidad del líquido. Posteriormente se procede a la carga de las bombas de agua de los equipos y camiones cisternas de la cartera de Emergencia, para su descarga en las comunidades beneficiadas.

Leer mas...