Estas aquí =>

Para crecer sanos, los niños tienen que pasar menos tiempo sentados y jugar más

Para crecer sanos, los niños menores de cinco años deben pasar menos tiempo sentados mirando pantallas o sujetos en carritos y asientos, dormir mejor y tener más tiempo para jugar activamente, según las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Lograr la salud para todos significa hacer lo mejor para la salud desde el inicio de la vida de las personas», dice el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. «La primera infancia es un período de rápido desarrollo y una época en la que los modos de vida familiar pueden adaptarse para mejorar la salud».

Las nuevas directrices sobre actividad física, sedentarismo y sueño para niños menores de 5 años fueron elaboradas por un comité de expertos de la OMS. Estos evaluaron los efectos que tienen en los niños pequeños un sueño inadecuado y el tiempo que pasan sentados mirando pantallas o sujetos en sillas y carritos.

También examinaron las pruebas de los beneficios del aumento de los niveles de actividad.

«Aumentar la actividad física, reducir el sedentarismo y garantizar un sueño de calidad para los niños pequeños mejorará su salud física y mental y su bienestar, y ayudará a prevenir la obesidad infantil y las enfermedades asociadas a ella en etapas posteriores de la vida», dice la doctora Fiona Bull, directora del programa de la OMS de vigilancia y prevención poblacionales de enfermedades no transmisibles.

Mencionaron que el objetivo real es  promover que los niños vuelvan a jugar,  Pretenden potenciar el tiempo de juego en detrimento del tiempo dedicado a actividades sedentarias, protegiendo al mismo el sueño.

El patrón de actividad general a lo largo de las 24 horas del día es clave: hay que reemplazar los periodos prolongados en que los niños pequeños permanecen sujetos o dedicados a actividades sedentarias frente a una pantalla por juegos más activos, velando al mismo tiempo por que tengan un sueño suficiente de buena calidad. El tiempo dedicado a actividades sedentarias que conlleven la interacción con un cuidador y no supongan la exposición a pantallas, como leer, contar cuentos, cantar y hacer puzles, es muy importante para el desarrollo del niño.

La aplicación de las recomendaciones contenidas en estas directrices durante los primeros cinco años de vida contribuirá al desarrollo motor y cognitivo de los niños y a su salud a lo largo de toda la vida.

• Los lactantes (menores de un año):

Deben estar físicamente activos varias veces al día de diferentes formas, especialmente mediante el juego interactivo en el suelo; cuanto más mejor. Para aquellos que todavía no se mueven, esto incluye al menos 30 minutos en posición prona (boca abajo) repartidos a lo largo del día mientras estén despiertos.

No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida.

No se recomienda que pasen tiempo frente a pantallas. En momentos de inactividad, se recomienda que un cuidador les lea o cuente cuentos.

Deben tener de 14 a 17 horas (0 a 3 meses de edad) o de 12 a 16 horas (4 a 11 meses de edad) de sueño de buena calidad, incluidas las siestas.

• Los niños de 1 a 2 años:

Deben pasar al menos 180 minutos realizando diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad, incluida la actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.

No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida, ni permanecer sentados durante periodos largos de tiempo.

Con respecto a los niños de 1 año, no se recomienda que pasen tiempo en actividades sedentarias ante una pantalla (como ver la televisión o videos o jugar a juegos en la computadora).

Para los niños de 2 años, el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor. En momentos de inactividad, se recomienda que el cuidador les lea o cuente cuentos.

Deben tener de 11 a 14 horas de sueño de buena calidad, incluidas las siestas, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

• Niños de 3 a 4 años:

Deben pasar al menos 180 minutos realizando diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad, incluidos al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.

No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida (por ejemplo, en carritos o sillitas) ni permanecer sentados durante periodos largos de tiempo. El tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor. En momentos de inactividad, se recomienda que el cuidador les lea o cuente cuentos.

Deben tener de 10 a 13 horas de sueño de buena calidad, que pueden incluir una siesta, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

Leer mas...

OMS con nueva estrategia global contra la gripe para los años 2019-2030

Ginebra.-La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una estrategia global contra la gripe para los años 2019-2030 destinada a prevenir los brotes estacionales y proteger a las personas de todos los países ante la enfermedad.

“La amenaza de gripe pandémica está siempre presente”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado.

Agregó que “el riesgo continuo de que un nuevo virus de gripe se transmita de animales a humanos y que potencialmente cause una pandemia es real”.

“La pregunta no es si tendremos otra pandemia, sino cuándo; debemos estar atentos y preparados: el costo de un gran brote de gripe será mucho mayor que el precio de la prevención”, subrayó.

Según la organización, la gripe sigue siendo uno de los mayores desafíos para la salud pública en todo el mundo.

La OMS recomienda la vacunación anual contra la gripe como la manera más eficaz de prevenir la enfermedad, al subrayar que es especialmente importante para las personas con mayor riesgo de complicaciones y para los trabajadores de la salud.

La nueva estrategia contra la gripe es la más completa y de mayor alcance que la OMS haya desarrollado, indicó la organización, y marca un camino para proteger de manera anual a las personas, ayudándolas a prepararse para una pandemia mediante programas rutinarios de prevención.

Este plan tiene dos objetivos principales: fortalecer la capacidad nacional de los países para combatir la gripe, así como desarrollar vacunas, antivirales y otros tratamientos más avanzados contra la gripe.

Según la OMS, la nueva estrategia ayudará a reducir el impacto anual de la gripe y preparar a los países para una pandemia de la enfermedad y otras amenazas para la salud pública.Sputnik.

Leer mas...

Paraguay está libre pero 2 millones de personas aún padecen malaria en el mundo

La lucha mundial contra la malaria sigue estancada y pese a una ligera mejora en la tasa de mortalidad, dos millones más de personas contrajeron la enfermedad en 2017, así lo informó hoy lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esos datos figuran en el informe anual de la OMS sobre la lucha contra el paludismo, que se refiere al año pasado y fue presentado hoy en Maputo.

Nadie debería morir de malaria. Pero el mundo enfrenta una nueva realidad: a medida que el progreso se estanca, corremos el riesgo de desperdiciar años de trabajo, inversión y éxito en la reducción del número de personas que padecen la enfermedad, afirmó el director general OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el informe.

En 2017, se registraron un total de 219 millones de casos de malaria, frente a los 217 millones de hace un año, mientras que unas 435.000 personas perdieron la vida, en comparación con las 451.000 muertes estimadas en 2016.

El continente más castigado fue una vez más África, donde diez países junto a la India, en el undécimo puesto aglutinan el 70 % del total de casos de malaria, unos 151 millones.

De ellos, Nigeria, Madagascar y la República Democrática del Congo (RDC) son las naciones en las que se produjo el aumento más alto, todos con más de más de medio millón de nuevos casos cada una. En contraste, la India reportó 3 millones menos de enfermos, una disminución del 24 % en comparación con el mismo periodo de 2016.

Claramente, debemos cambiar el rumbo y mejorar cómo luchamos contra la malaria, particularmente en aquellos países que soportan la mayor carga, subrayó Tedros en el documento.

La nueva estrategia contra la malaria, anunciada en mayo pasado por la OMS con el apoyo de la «Alianza para Hacer Retroceder el Paludismo», enfatiza la necesidad de redirigir la voluntad política -tanto nacional como mundial-, mejorar la distribución de recursos y aumentar la financiación, sobre todo, de fondos nacionales.

Pese a este relativo retroceso en la lucha contra la enfermedad, el informe destaca también algunos avances positivos.

La OMS no reportó en 2017 ninguna transmisión local de malaria en China o El Salvador, naciones en las que este mal ha sido endémico mucho tiempo, y el número de países que caminan hacia su erradicación, con menos de 10.000 casos pese a que aumentó hasta los 46, dos más que en 2016.

Paraguay consiguió en 2018 el certificado de país libre de malaria, siendo el primer país de América en recibir este estatus desde que lo hiciera Cuba hace 45 años y Argentina, está en proceso de obtenerlo, ya que no registra casos desde hace 3 años.

Leer mas...