Estas aquí =>

Temer insiste en mantener el rumbo, pese a la crisis

La agencia considera que el conflicto político impactará de forma negativa amenazando la macroeconomía positiva.

El presidente de Brasil, Michel Temer, muy debilitado por las graves acusaciones de corrupción, reiteró el domingo su firme decisión de mantener el rumbo de sus reformas tendientes a sacar al país de la recesión, a pesar de que se multiplican los pedidos de que dimita.

“Brasil no se ha detenido y no se va a detener, a pesar de la crisis política que, lo reconozco, estamos padeciendo”, afirmó el jefe de Estado en una columna de opinión publicada por el diario Folha de Sao Paulo.

Observación. Temer confirmó su presencia el martes en un foro de inversores en Sao Paulo, capital económica de Brasil, en momentos en que el gobierno prevé una tímida recuperación a pesar de la tasa de desempleo récord, superior al 14%.

La realización del foro “es la prueba incuestionable de que tras un año de responsabilidad fiscal, nuestra economía ya no toca fondo y vuelve a ser vista como una oportunidad para invertir”, expresa en su columna.

Temer está en plena tormenta desde la semana pasada, cuando el diario O Globo reveló la existencia de una grabación difundida desde la justicia en la que acepta que se le pague dinero al expresidente de la Cámara de Representantes, Eduardo Cunha, hoy en prisión, para que guarde silencio sobre su involucramiento en el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Las revelaciones llevaron al Supremo Tribunal Federal a autorizar una investigación contra el mandatario por corrupción pasiva y obstrucción de la justicia.

Perjuicio. La agencia calificadora de riesgo Moody’s rebajó la perspectiva de la nota de Brasil de “estable” a “negativa” debido al “aumento de la incertidumbre en relación al momento favorable y a las reformas tras los últimos acontecimientos políticos”.

En un comunicado, la agencia aseguró que “la crisis política que emergió en Brasil en la última semana probablemente debilitará la agenda de reformas del Gobierno y comprometerá la aprobación de reformas futuras, incluyendo la del sistema de pensiones”.

Para Moody’s, la crisis política “probablemente impactará negativamente en la confianza del inversor y llevará al aumento de la volatilidad de los mercados, amenazando el momento macroeconómico positivo observado desde el inicio de la agenda de reformas promovida por el presidente Michel Temer”.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?