Estas aquí =>

Trump decreta histórica rebaja de impuestos

El gobierno de Donald Trump lanzó ayer una ambiciosa reforma fiscal con fuertes rebajas de impuestos a empresas y personas físicas y que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, consideró como la mayor de la historia de Estados Unidos.

El plan se propone revisar por completo todo el sistema fiscal del país, pero su aspecto sobresaliente es que reduce de 35% a 15% los impuestos a las empresas, un recorte de 20 puntos porcentuales que podría tener efectos directos en el déficit federal.

La gran incógnita es saber cómo se aumentará la recaudación para evitar que el déficit se dispare.

El objetivo es el crecimiento. Pero si hay dudas en el terreno económico, estas apenas se perciben en el electoral. La rebaja al 15% es una de las grandes promesas de Trump y su campo de aceptación va más allá de sus votantes. Ahora mismo, las empresas en Estados Unidos, con los impuestos locales y estatales, soportan una carga cercana al 40%.

Con el recorte, quedarían por detrás de Francia o Japón, y millones de empresas verían aumentar de golpe su rentabilidad. Su aceptación, más allá de los colores partidistas, es tan evidente que uno de sus principales problemas, como han destacado los expertos, es que se intente utilizar también para derivar por esa vía las declaraciones de ingresos personales, mucho más onerosas.

Un mimo a la iniciativa privada. Con este hachazo fiscal, Trump se muestra como un presidente dispuesto a mimar a la iniciativa privada, pero distante de los problemas sociales. En su fracasado afán por derribar la reforma sanitaria de Obama no le importó presentar un plan que, por un ahorro de unos 150.000 millones de dólares, dejaba el año próximo sin seguro médico a 14 millones de personas.

Ahora, está dispuesto a someter el presupuesto de Estados Unidos a una tensión histórica que es muy difícil que no devenga en recortes en programas sociales. Otro golpe a los más débiles.

La medida deberá ser aprobada por el Congreso.

¿Que opinas?