Estas aquí =>

Villamayor califica como inédita la formación de indígenas armados

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, reconoció que la aparición de un grupo armado formado por indígenas, que reivindicó el asesinato del capataz brasileño de una estancia en el norte del país, sería un hecho nuevo en caso de ser confirmado.

La presencia de indígenas es un hecho nuevo, hay que reconocerlo, dijo en conferencia de prensa el secretario de Estado. El mismo explicó que en la zona donde tuvo lugar el ataque ya existe un conflicto entre estancieros y grupos nativos, aunque indicó que manejan esa información con prudencia para poder confirmarla.

Durante el ataque, los asaltantes mataron a Avelino Camargo, el administrador de la finca, propiedad de ciudadanos brasileños, según las informaciones preliminares del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI).

Comunicado de por medio, el CODI manifestó que entre los atacantes había varías personas con rasgos indígenas, que como el resto del grupo iban a cara descubierta y vestidos con uniformes de camuflaje. Sin embargo, Villamayor señaló que de momento no está confirmado que los agresores tenían rasgos indígenas.

Antes de darse a la fuga, el grupo dejó varios panfletos firmados por la «Brigada Indígena contra Matones de Estancia», un grupo del que no se tenían informaciones hasta la fecha.

Algunos medios locales relacionaron a este grupo con el grupo terrorista autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que tiene antecedentes de ataques a estancias agrícolas que utilizan productos agrotóxicos en sus plantaciones de soja.

En ese sentido, Villamayor no descartó que el EPP esté integrando indígenas en sus filas, aunque subrayó que los equipos de seguridad tienen que trabajar sobre hechos confirmados.

El EPP se viene financiando mediante secuestros de empresario agropecuarios y en los últimos años ha tenido como objetivo a miembros de las comunidades menonitas.

La semana pasada se cumplieron cinco años del secuestro por parte del EPP del suboficial de la Policía Nacional Edelio Morínigo, de quien no se tienen noticias desde entonces.

El Gobierno tampoco tiene datos sobre el ganadero Felix Urbieta, que fue secuestrado en octubre de 2016 por una facción escindida del EPP.

Tal vez te interese...

¿Que opinas?